Publicado el 2020-07-02 In José Kentenich

¿Y ahora qué? Publicación sobre documentos que acusan al P. Kentenich de abuso de poder

Redacción Schoenstatt.org •

“Creo que se va a exigir de nosotros mucha objetividad”, comenta Mons. Francisco Pistilli, obispo de Encarnación, dando una pista en estos momentos. Hoy, 2 de julio de 2020,  el diario alemán «Die Tagespost», un medio católico tradicional, publicó una nota escrita por la historiadora Alexandra von Teuffenbach, Roma,  sobre documentos de los archivos del Vaticano del tiempo de Pio XII, que desde marzo están al alcance de todos los investigadores especializados en el contexto de la iniciativa del Papa Francisco por mayor transparencia en la iglesia. Estos documentos contienen escritos de los visitadores Stein y Tromp al Instituto de las Hermanas de Maria, y varias cartas extensivas de hermanas de María al visitador y a otras autoridades del Vaticano, con acusaciones por parte de hermanas de Maria al Padre Kentenich, por abuso de conciencia y de poder, y en un caso, abuso sexual.

Ayer ya se difundió una «nota de pre-información» en medios de Alemania y de Roma (por Sandro Magister, con quien la autora se había puesto en contacto ya hace tiempo) como también en Religión Digital y en ACIprensa,  y hoy salió la nota misma.  Lo que la nota comunica, es la visióndel visitador, desde su conocimiento, postura y obligación de investigar estas acusaciones y dudas sobre la conducta del padre Kentenich en términos de autoridad, poder, influencia y libertad de conciencia. La autora hace suya esta visión, contrastándola con la biografía del padre Kentenich en la página oficial de la causa y en Wikipedia.Aquellas acusaciones que tuvieron peso en la visitación misma, así  como en la decisión de separar al padre Kentenich de las Hermanas y más tarde de la Obra de Schoenstatt, se conocen desde entonces (1950), tanto fuera de Schoenstatt como dentro – en «circulos informados» – y  fueron, como dice la declaración de la Presidencia General, parte de las investigaciones en el proceso de beatificación del Padre Kentenich (1975).

¿Y ahora qué? Animarse a la luz

Mons. Francisco Pistilli, Padre de Schoenstatt, Obispo de Encarnación,  Paraguay, comentó anoche:

“Creo que se va a exigir de nosotros mucha objetividad. De alguna forma, nuestro fundador es puesto a prueba. Confiamos en que pasará la prueba, pero debe poder mostrarse así, con imparcialidad. Estoy convencido que no se trata de ponerse a la defensiva, sino de animarse a la luz. Puede ser doloroso, seguramente lo será. Saltarán al tapete preguntas, quizás de nosotros mismos. Es momento de entender y buscar respuestas sin miedo y sin necesidad de dibujar un fundador perfecto.

Su santidad, si la Iglesia lo confirma, no será por ser aquel que siempre tuvo todas las respuestas y nunca arriesgó más allá de lo convencional.

Lo llamamos profeta, confrontémoslo con la suerte del profeta, una vez más. Hay zonas difíciles. ¿Cómo juzgar, cómo iluminar? Allí hay un desafío.  Abuso de poder es un tema desarrollado, quizás desde el tiempo del exilio. La iglesia misma no lo comprendía cabalmente. En Padre Pio fue una pregunta en su proceso. Pasó la prueba. Poner paños fríos no siempre es la mejor opción. Menos en tiempos como los de hoy. Hablar sin conocimiento tampoco es bueno. ¿Cuánto sabemos en verdad? ¿Podemos profundizar en lo que significa todo esto? Sin velos, pero con objetividad. Me gusta pensar que podemos. Dios es luz y aquellos que lo siguen, necesitan ser vistos en su luz.”

¿Una respuesta profética?

“No reaccionemos desde la trinchera. Están abajo y son muy obscuras. Necesitamos luz”, un comentario del Prof. Ignacio Serrano del Pozo, Chile, en un intercambio entre schoenstattianos chilenos anoche.

No tomarlo solamente como un ataque y salir a la defensiva. Sino desde el: ¿y ahora, qué?

Muchos otros dicen que  vivimos en una época donde la transparencia tiene un peso mucho más grande que antes,  y que ojalá este golpe duro ayude a llevar adelante un proceso hacia más transparencia dentro de Schoenstatt. El ocultamiento no beneficia a nadie y menos al padre Kentenich. La verdad nos hace libres.

Creo que es importante que hacia dentro de Schoenstatt se informe y documente ahora muy proactivamente, para que las cosas puedan ser explicadas, o refutadas, o puestas en perspectiva. La declaración de la Presidencia General es absolutamente correcta como primer paso. Pero no debería detenerse ahí (… si la Comisión no ha encontrado nada, todo está bien…) sino que las cosas deberían ser explicadas/reveladas. Y si el control y la dependencia (abuso de conciencia y de poder) todavía existen hoy en día, o se viven de manera equivocada, entonces también podemos «mirar allí» y enderezar y abordar las cosas que estén mal. En cualquier caso, se debe informar y procesar activamente las partes de la historia, que tal vez aún faltan o que deberían explicarse mejor”, exige Ulrich Grauert, Suiza, por citar sólo una voz en este sentido.

Bettina Betzner, Alemania,  citó en este contexto anoche la predica del Papa Francisco del 29 de junio, donde nos llama a unidad y profecía. Menos culpar “al mundo” por lo que nos pasa o buscar “enemigos culpables” en las propias filas, y más dejarnos provocar por el Señor, para ser testigos fieles de aquel en quien confiamos, con hechos concretos.

 

 

2020.07.01 Generalpräsidium Declaración (pdf)

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

21 Responses

  1. Personalmente, lo que tengo súper claro, es que estos conflictos actuales, los está permitiendo Dios, para que sea transparente y diáfana la canonización de Nuestro Padre Fundador, y en ello estamos involucrados todos los que tenemos Alianza. Ser Schoenstattiano no es un título de nobleza que se compra, es una tarea, es un estilo de vida, y una misión. A nosotros nos corresponde certificar lo recibido como herencia y como nos dijo San Juan Pablo II, al finalizar el siglo XX, “Canonícenlo ustedes” y debe ser con nuestro testimonio de vida. Estamos siendo probados como el crisol en el fuego, el resultado será la belleza, la luz del metal precioso después de haber pasado la prueba, y entregar a la Iglesia la pedagogía de nuestro Padre Fundador para cambiar el mundo. Schoenstatt está abierto a cualquier tipo de investigación sobre la vida y la obra de nuestro Padre Fundador, para tranquilidad de todos los que hemos encontrado a Dios por medio de sus enseñanzas, y para que de esta forma se acelere la canonización de un Sacerdote Santo, que será posiblemente en el futuro considerado Doctor de la Iglesia. Muchos de los grandes Santos que tenemos pasaron por un momento igual de duro, y fue la providencia divina quien puso en orden todos esos conflictos. Guayaquil, Ecuador

  2. RESPUESTA A LA DENUNCIA SOBRE EL PADRE JOSE KENTENICH

    Leí este 2 de julio 2020, la noticia sobre el Padre José Kentenich la que no podía entender, especialmente a un recién llegado como yo al Movimiento de Schoenstatt.

    De inmediato fui a los portales originales de la denuncia que salen en alemán, y dentro de mi ignorancia axiomática, comprendí que se estaba removiendo el rescoldo como decimos aquí en La Rioja, Argentina.

    De inmediato se me ocurrió hablar con algunos Sacerdotes de Schoenstatt; pero hice un razonamiento lógico:
    A este fuego lo debe apagar la Iglesia porque desde adentro de ella vino la pedrada.

    Y justo ahora que está prácticamente en marcha la canonización de nuestro Padre Fundador.

    Razón por la cual hoy más que nunca debemos pedir por su pronta canonización y por ende de la debida aclaración de quien corresponda hacerlo.

    Desde la Ciudad de Todos los Santos de la Nueva Rioja, Argentina.
    Bendiciones.
    La Rioja 6 de Julio 2020
    JORGE SUFAN GONZALEZ
    DNI 8624025
    TE MÓVIL: +54 9 3804 678603

  3. Virginia, hablas de «leer, estudiar y contrastar», pero me gustaría citar el comentario de Gustavo «Como schoenstattiano y militante me duelen las acusaciones sobre el Padre Kentenich pero también porque la familia de Schoenstatt no me lo contó antes, arriesgando la perdida de confianza que ello conlleva. Ahora cómo se si hay otros acontecimientos que desconocemos?…esto creo es aún más doloroso…» ya que me siento exactamente igual que él. De qué nos sirve leer, estudiar y contrastar; si estas acusaciones que SI ocurrieron no constan en la historia y tampoco su desenlace? La transparencia es lo más importante en una familia y nos demostraron que no han sido del todo transparentes con nosotros, entonces no se sorprenda de que existan hoy schoenstattianos confundidos y desesperanzados, quienes sólo estamos en búsqueda de que se revele la verdad (con pruebas). La toma de posición fue una acción a la defensiva, que sigue sin darnos respuestas concretas y pruebas de que estos hechos nunca sucedieron.

    • Buena tardes, María Belén, es que en realidad todo tiene su proceso, y es lo que quiero que se entienda. A mi también me gusta la transparencia, de eso no hablo. Si la familia de Schoenstatt no te lo contó antes no es ese el problema, cada uno en nuestras vidas tenemos nuestra profesión, y bien sabes que nos debemos a la OBEDIENCIA!… se han puesto en el lugar del postulador?…el se debe también a la OBEDIENCIA.
      Por eso como schoenstattianos no debemos pedir explicaciones, sobre algo que es «obligatorio» , debemos confiar que si no se dijo todo, o no te llegó no es porque ellos no hayan querido, es porque así es para todo el mundo.
      Además nosotros mismos nos echamos tierra….no me parece buena esa posición. Jamás perderé la confianza por algo publicado por una persona, la Obra y fundamentos de Schoenstatt son conocidos por todos, cree que un artículo de una señora puede hacer sentirme defraudada?….Todo esto estaba en el Plan de Dios para la gran prueba de Schoesntatt por la Iglesia y terminó con el regreso triunfal del padre y el cuarto hito de la historia de la familia. Debemos agradecer a Dios y a la Mater que nos permita esta batalla de nuevo …seguramente todo esto servirá para impulsar la canonización del Padre Fundador!

  4. Genial tu mirada Ignacio, me interpreta plenamente. Solo agregaría dos desafíos, uno que no depende de nosotros, laicos del Movimiento, y otro que es 100% tarea de todo schoenstattiano.
    Por una parte es una gran oportunidad de parte de la cúpula del movimiento (Padres y Hermanas), para que saquen a la luz la información que existe ( a lo mejor, hasta que por fín se podrá leer la Carta del 31 de mayo). Esto está siendo una demanda de los tiempos actuales. No nos podemos quedar solo con fuentes secundarias. El temor frente a la idea que refieres de una «comisión de personas probas», es que nuevamente las cosas queden «ocultas» en dicho grupo, y solo salgan «algunas» situaciones «poco novedosas». Es decir, quedaremos a merced nuevamente de esa gran falta (pecado), que nos ha hecho tanto daño como Iglesia, que es el ocultar y callar.
    La otra tarea, si es parte de todos nosotros; Schoenstatt tiene una misión, y conquistará más y más aliados, en la medida que cada uno de nosotros sea un reflejo de lo que el Padre nos quiso enseñar. La tarea es de cada uno, ya no es una tarea de José Kentenich, nosotros debemos tomar con mucha mayor fuerza el testimonio en esta posta, y tenemos que seguir avanzando. No nos confiemos con que Schoesntatt será más grande por la «fama» de su fundador, nuestra misión se irá construyendo en la medida que sus enseñanzas toman carne en cada uno de sus hijos espirituales. Y si fuertes son los vientos en contra, más fuerte tendrá que ser nuestra conquista de santidad.
    Queridas Hermanas del Instituto, queridos Padres, vamos por el mismo sendero, no somos niños, queremos colaborar y construir, cuenten con nosotros. No nos teman.Para que el padre sea Santo, todo tiene que salir a la luz antes. Que triste espectáculo y que daño para nuestra Iglesia, si esto hubiera salido después de la canonización.

    Nota de la redacción: Este comentario se refiere a otro articulo

  5. Ciertamente, se pone ante nuestro camino, un camino de cruz.

  6. Como miembro del movimiento veo con muy buenos ojos la objetividad y la claridad demostrada en este artículo. Es tan cierto todo esto que nos permite aclarar detalles qué ayudan al movimiento y a consolidar a Dios como centro del movimiento al cual nos pertenecemos. Es por eso al momento la mejor forma de llamarse schoenstattiano es cuestionando y no quedándose callado, es solo así como se podrá purificar esas manchas que siempre estuvieron ahí, escondidas en los archivos el Santo Oficio, desde los años 50s pero que ahora en el 2020 tenemos la oportunidad de utilizar como capital de gracias para que sirva como holocausto a la misión del movimiento.

    Gracias por esclarecer y dar esperanzas a nosotros los miembros del movimiento, gracias por recordarnos que la misión de este movimiento no es el culto a la personalidad de su fundador, sino el amor a Dios y a Jesucristo únicos puentes de conexión con la eternidad plena y los hombres.

    Saludos cordiales.

  7. Totalmente de acuerdo con lo que expone Ignacio. La verdad debe salir a la luz. Necesitamos conocer todo. Pero también reflexiono sobre el motivo por el cual la Santa Sede permite continuar el proceso. De haberse probado los abusos la causa hubiese sido denegada.
    Que el buen Dios obre sobre la verdad y la justicia.
    Sólo me queda decir que la vida del P. K. siempre inspiró santidad a su familia de Schoenstatt.

    Este comentario se refiere a otro artículo

  8. Como schoenstattiano y militante me duelen las acusaciones sobre el Padre Kentenich pero también porque la familia de Schoenstatt no me lo contó antes, arriesgando la perdida de confianza que ello conlleva. Ahora cómo se si hay otros acontecimientos que desconocemos?…esto creo es aún más doloroso…
    Seguimos rezando por nuestro Padre Fundador y su beatificación

  9. Creo firmemente en la santidad de nuestro.padre fundador , probada a lo largo de su vida y de las situaciones extremas que atravesó, vuvirndo y enseñando la FPDP.
    Un hijo de Maria nunca perecerá, …..tampoco ante la calumnia yla difamación.
    Y respecto de iluminar cada aspecto y cada hecho, así debe ser. …»no hay nada oculto que no deba ser revelado » porque los que compartimos la:espiritualidad de Schoenstatt confiamos en ese Dios providente que ACTUA en el mundo y en nuestras vidas siempre. Y tiene un Plan
    Y por último, rezo con la Hna Emilie… «aunque me condujera s por caminos oscuros, oh señor, yo lo quiero arriesgar «….».tu voluntad oh Dios se cumpla en mi (en el.p Kentenich y su proceso de beatificacion) yo quiero lo que quieras Tu y como Tu lo dispongas.

  10. Excelente el artículo y el esfuerzo de transparencia de Schoenstatt.org. Las cartas objetivas (sin calificaciones de intenciones) abiertas y sobre la mesa son el único camino para iluminar, confiar en el buen juicio adulto de conciencia de todos en Schoenstatt y en la Iglesia para buscar verdad, aspirar a la justicia y al amor misericordioso. El artículo es muy claro y objetivo, pone los hechos. Sin perder la perspectiva sensacionalista de la publicación de hechos sin novedad porque son de tiempos remotos y de personas fallecidas ni su búsqueda de vender noticias y construir postverdades donde las difamaciones, las medias verdades, las calumnias y coprofilias son frecuentes es una oportunidad para que las virtudes del Padre Kentenich brillando iluminen el tiempo ansioso de esperanza, de cariño, de refugio. Conviene buscar las palabras cariñosas de nuestros Papas Paulo VI, JuanPablo II, Benedicto y Francisco hacia el Padre Kentenich para con transparencia encontrar la voz informada de quienes tuvieron acceso a todos esos archivos y muchos más que les permitieron aquilatar y ponderar la diversidad de opiniones que construyen la multiplicidad de la vida que surgen en las tensiones y que, siempre es obra de Dios, y pronunciarse como lo han hecho reiteradamente de manera pública y privada sabiendo que serán prolijamente examinados por la opinión pública y la sociedad. El proceso victorioso de María para retornar al Fundador, libre de toda culpa, a su amada fundación y sin ninguna restricción, fue sorprendente ahora nuevamente -en medio del caos del mundo- la Virgen saldrá a la defensa victoriosa y milagrosa de su aliado y nos sorprenderá.

    • Fernando, con todo el respeto del mundo, no puedes tachar algo de difamación y sensacionalista solo porque no es contemporáneo «Sin perder la perspectiva sensacionalista de la publicación de hechos sin novedad porque son de tiempos remotos y de personas fallecidas». Es como decir que cualquier investigación del Holocausto es sensacionalista porque todos fallecieron y es de hace mucho tiempo.

      Será de interés publico (y para los que pertenecemos o pertenecieron al movimiento) lo que tenga que decirse por parte de Schoenstatt porque, si leíste la nota íntegra, la investigadora tuvo acceso a todos los documentos que ahora son públicos y expone lo que el visitador/observador original encontró y expuso al Vaticano. Estoy haciéndome de la mayor cantidad documentos disponibles para formar mi opinión y evitar el sesgo. Esto, creo yo, es lo que todos deberíamos hacer, informarnos, leer ambas posturas, hasta el día de hoy lo que conocíamos como causa del exilio de PJK era la incomodidad de la iglesia para con el método del PJK. Honestamente, el exilio tiene mas sentido ahora que sale esta información, basta con ser críticos y conocer algunos casos previos para saber que nuestra Iglesia ha cometido el error de intentar ocultarlos o que la forma de solucionarlos es cambiar al señalado de parroquia…

      Tenemos que estar al pendiente de las voces de tiempo y del alma pero por nada del mundo podemos perder la objetividad y el sentido crítico de lo que hacemos y a lo que pertenecemos.

      «Pues no hay nada oculto que no haya de ser manifiesto, ni secreto que no haya de ser conocido y salga a la luz.» Lucas 8:17

  11. Schoenstatt está llamado una vez más a enfrentar la adversidad en familia, confiados en que Dios y la Mater nos iluminarán en el camino hacia la verdad y podamos volver a liberar en este tiempo a nuestro Padre Fundador.

  12. Desde el dolor que nos causa que nuestro Padre Fundador este bajo estas acusaciones, debemos salir al mundo reafirmando nuestra condición de seres humanos imperfectos en la búsqueda de nuestro creador y redentor, de la salvación a través de la Mater Tres veces Admirable. Esta prueba, como muchas de las pruebas que ha debido vivir la Obra de Schoenstatt, nos exigirá transparencia absoluta, reconocimiento y arrepentimiento de corresponder, pero sobre todo profunda humildad, recogimiento y meditación sobre nuestra humanidad, sujeta a grandes virtudes y grandes defectos.

  13. Ahora qué? pues es sencillo. Dentro del proceso de beatificación, si de ve como cierto los abusos de poder y más aún los abusos sexuales, no habrá beatificación. Si se descubre que todo es mentira o un malentendido, pues se seguirá adelante.

    • Esto ya fue analizado al iniciarse el proceso de beatificación. Lea atentamente la declaración de la Presidencia internacional en lo referente al «nihil obstat» Jamás hubo abusos sexuales por parte del P. Kentenich, lo testifican miles de personas que lo trataron. Vea cuantas son las que declararon contra él, no llegan al 0,03 % de la comunidad.Hay que saber, además, que el P. Tromp SIEMPRE condenaba a las personas cuyos casos debía investigar… Recemos para que esto redunde en bien de todos. No lo dudo. Dios escribe derecho en renglones torcidos.

      • ¿Y porque son pocas las declaraciones entonces se debe hacer como si no existieron? No se trata de minimizar los hechos, se trata de buscar la verdad. El Padre Kentenich fue un ser humano, como todos nosotros, por lo que no le debemos la fe. No tenemos que creer ciegamente, sino buscar la verdad, esa es la única forma de salvar al movimiento después de este gran golpe que hemos recibido. Dejemos de apuntar el dedo a las Hermanas que hicieron la acusación y a los visitadores, y exijamos que todas las pruebas sean debidamente publicadas. Es la única forma de «limpiar» el nombre del Padre Kentenich y de nuestro movimiento.

  14. Yo no tengo dudas de que el Padre José Kentenich, Fundador de la Obra de Schoenstatt, es un santo. Falta que la Iglesia lo reconozca como tal; pero sus escritos, especialmente el Hacia el Padre, son un signo de Fe en la Divina Providencia. No dudo de que algún día, la Iglesia lo reconocerá, como ya reconoce y promueve a José Engling o a Joao Pozzobón.

  15. Schoenstatt es hijo de la guerra….En la Primera, nació, en la Segunda se extendió y en ésta, la Tercera bajo la forma del COVID-19, ¡Se reafirmará se reafirmará como Familia Universal de la mano del P. Kentenich, su padre y fundador!

  16. ¿Y ahora qué? Pues lo primero debería ser aprender de cada experiencia y en concreto de ésta. Vivimos tiempos, dónde a consecuencia de tanto abuso y corrupción en todos los órdenes, la trasparencia ya es una obligación. En muchos países ya hay Leyes de trasparencia que obliga a gobiernos y políticos, empresas, empresarios y directivos y en esta dinámica, la Iglesia y las organizaciones se ven obligadas igualmente.
    Cierto es que hay determinados procesos que requieren de cierta discreción y por ello se preserva cierta información que pudiera ponerlo en riesgo,. Esto pasa en la política, en el mundo empresarial o en cualquier otro orden de la vida, pero si es preciso proteger algún proceso y para ello no ser totalmente trasparente, hay que saber explicarlo muy bien si se llega a filtrar antes de tiempo y en todo caso debe estar protegido durante un tiempo limitado y no de por vida. Hoy esto ya no es posible.
    En resumen, mantengámonos unidos ante este hecho y aprendamos a manejar la trasparencia, valor obligado en estos tiempos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *