Publicado el 21. agosto 2019 In Hoerde

¿Cómo puedo llegar a estar atento a dónde el Espíritu Santo abre el alma de una persona?

HOERDE – ¿Y AHORA QUÉ?, Maria Fischer •

Cerca del Santuario Original, poco después de las diez de la noche del 18 de agosto, con el fuego donde se quemaron los papelitos con los aportes al capital de gracias aún encendido, y las banderas agitándose, finalmente pude saludar a Mons. Dr. Michael Gerber, obispo de Fulda. Le agradecí su prédica en la Misa de envío de la Jornada Internacional con motivo de los 100 años de Hoerde, prédica que, en tantos momentos, me recordó aquella de Mons. Robert Zollitsch en el 2008, en el 40° aniversario del fallecimiento del P. Kentenich. Ambos giraron en torno al gran tema del apostolado de Schoenstatt hoy, en y para la iglesia, y de la Iglesia misma en este mundo, en torno a esta gran pregunta: ¿Cómo puedo llegar a estar atento a dónde el Espíritu Santo abre el alma de una persona? —

“Espontáneamente, hice un cambio en la parte pronunciada en alemán”, dijo. “Fue entonces cuando mencioné ‘María 2.0’ y la carta de la juventud de Chile al Movimiento de Schoenstatt. No sabía de esta carta hasta hace dos semanas y me pregunté cómo había sido traducida al alemán, pero claro…”, agregó, con una risa. Claro, schoenstatt.org. Y agregó: “Directamente después de la Misa, se me acercaron unos chilenos que entendieron el alemán y vieron que esa parte no estaba en la traducción. Me pidieron que esa parte sea agregada en la publicación, que se documentara esto en vista de la situación y el progreso del proceso”.

Un obispo alemán, atento a dónde el Espíritu Santo abre el alma de unos jóvenes. Un obispo alemán, que nos desafía e interpela a todos: “Preguntémonos críticamente: ¿Cómo reaccioné – en Alemania – a la iniciativa “María 2.0”? ¿O cómo reaccioné – en Chile – a la «Carta de la Juventud chilena al Movimiento de Schoenstatt en Chile»? ¿Hubo una reacción defensiva inmediata? Cuando hago preguntas más profundas, ¿qué tipo de voces del alma se mueven en esta iniciativa? ¿Qué experiencias podrían estar detrás de esto? ¿Qué nos quiere decir el Espíritu de Dios a mí y a nosotros? Esto no significa, en modo alguno, que tenga que estar de acuerdo con las posiciones allí representadas. Pero la pregunta: «¿Qué movimientos de los corazones están detrás de esto?” me abre un primer acercamiento y la oportunidad de entrar realmente en un diálogo constructivo.”

Un obispo alemán que nos ha regalado un momento estelar al final de una jornada llena de discursos. “Es un texto para trabajar en nuestras comunidades”, comentó un colaborador español de Schoenstatt.org, para descubrir, juntos y cada uno desde su carisma personal, cómo aportar a la iglesia y a la sociedad desde lo más novedoso de Schoenstatt, sin miedo, sin actitudes temerosas frente a corrientes de tradicionalismo o fundamentalismo, sin reducir el carisma del padre Kentenich a algo piadoso, sin temor a no tener respuestas a las preguntas e inquietudes de “una sociedad postmoderna y pluralista”, sin este pensar mediocre de que, para lograr el crecimiento de algo propio, hace falta aplastar y cuestionar lo que otros hacen y logran hacer crecer.

Apóstoles de muchos pueblos y lenguas

Horas antes, en Monte Schoenstatt, los participantes de la Jornada de Hoerde más algunos invitados, se dirigieron hacia la Iglesia de Santísima Trinidad, no sin antes aprovechar de momentos preciosos de diálogo, taza de café en mano, con amigos de siempre y otros recién conocidos, compartiendo proyectos, inquietudes, apostolados, familia. Mientras hablábamos sobre la presentación de Alejandro Robles y Elizabeth Field de su proyecto de “Rondas de comunión en participación”, el “highlight” de la jornada, ellos mismos se acercaron, compartieron y se entusiasmaron con el tema de comunicación de la vida real. Carlos y Lilita Ricciardi, de La Plata, encontraron a personas entusiasmados como ellos con las Misiones Familiares. Eduardo Shelley, de México, resumió un momento muy especial de los integrantes del equipo de Schoenstatt.org en la Casa de la Juventud Masculina: “Miguel Ángel y Paz no son más mis amigos de Whatsapp, sino que son de carne y hueso”.

Eran más de 700 apóstoles de muchos pueblos y lenguas que, poco a poco, se reunieron en la Iglesia de Adoración, y aprovechan de la invitación a anotar, en unos minutos de silencio antes de la Misa, lo que descubrieron o re-descubrieron en estos días como su misión personal. Se siente el deseo de poder compartir entre todos sobre el tema, sobre las experiencias, sobre las inquietudes, sobre los pasos a dar a partir de ahora.

Entre canciones, lecturas e incluso la prédica en varios idiomas se desarrolló una misa con toque de internacionalidad y salida, alegre y movida a pesar del calor húmedo sofocante.

¡Nuestra Federación no conoce pesimismo alguno!

“Habrá que reflexionar y dialogar mucho sobre la prédica de Mons. Gerber”, comentamos en la reunión del equipo de schoenstatt.org;  habrá que reflexionar y dialogar mucho sobre la prédica de Mons. Gerber, homilía pronunciada con internacionalidad natural y simpática en inglés, español y alemán. Todos que no entendieron el idioma corriente, pudieron leer la traducción en el librito entregado antes de la Misa.

«¡Nuestra Federación no conoce pesimismo alguno! Al radicalismo del mal contrapone un radicalismo del bien y cree que el bien prevalece, sí, debe prevalecer. Sólo un sano optimismo ayuda a la gente y al mundo; ¡el pesimismo nunca edifica, a menudo solo derriba todo!”

La cita de Alois Zeppenfeld es como un hilo rojo en la prédica, presente y presentado como “música de fondo” al mencionar los rasgos fundamentales del acontecimiento de Hoerde, que se transforman en dones y tareas para el apostolado de Schoenstatt hoy, en el contexto actual de la iglesia y de la sociedad.

Vivamos con consciencia apostólica la riqueza que tenemos (y que tantas veces no valoramos como algo profético, y a veces no entendemos ni vivimos). Sea esto la definición multidimensional de liderazgo como clave para muchos temas de liderazgo en nuestra Iglesia. Sea esto la consciencia del actuar de Dios en “iniciativas divinas” como una presentificación del dramatismo de la Pascua: “Esto también puede ayudar a salir del fatalismo y el pesimismo, y a llegar a aquel estado de ánimo fundamental que inundaba a nuestros federados hace 100 años.”. Sea esto el gran tema de estar atento a cómo y cuándo el Espíritu Santo abre el corazón de una persona a su mensaje, y dónde una vida nueva y real comienza a surgir desde lo más profundo del alma tocada por Dios mismo.

La iglesia crece en las almas. Schoenstatt también

“A lo largo de su vida, una de las preguntas esenciales de nuestro fundador fue: ¿Cómo se abren, en lo más profundo, el corazón y el alma al obrar de Dios? Preguntando más allá: ¿Cómo puedo llegar a estar atento a dónde el Espíritu Santo abre el alma de una persona? De este modo, sin embargo, nuestra visión de las expresiones espirituales del ser humano, y de lo que se manifiesta en las expresiones espirituales de una cultura, adquieren un nuevo sentido y, en el significado más fidedigno de la palabra, un sentido teo – lógico. Nos preguntamos: ¿Cómo podría manifestarse, en tal contexto, el actuar del Espíritu Santo, que abre almas al mensaje del Evangelio? … ¿Debemos, en consecuencia, cuestionar críticamente nuestros propios esquemas de reacción, nuestros mecanismos de defensa con relación a los diferentes fenómenos y expresiones de vida en la sociedad actual?”.

La iglesia crece en las almas. Schoenstatt también. Apostolado es, entonces: “Aquí y ahora, en este mundo postmoderno y de múltiples opciones, ganar personas para un vínculo vital con Jesucristo y para el Evangelio. Eso jamás puede significar buscar sólo a personas que, de alguna manera, aun muestren una actitud «bien católica». No; si creemos en una continua iniciativa divina, entonces debemos esperar a que el Espíritu Santo abra su mensaje a las almas de personas muy diferentes, especialmente a las almas de quienes, según su estilo de vida, menos lo esperamos.”

Gracias, Mons. Gerber, por enviarnos, a estar atentos a dónde el Espíritu Santo abre el alma de una persona.

Mons. Dr. Michael Gerber – texto completo de la homilía en la Misa 18.08.2018 -Hoerde, versión final

Fotos: Roberto González, Maria Fischer

Revisión de la traducción de la prédica: Maria Fischer, Claudia Echenique con Miguel Ángel Rubio y Eduardo Shelley

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

2 Responses

  1. Me fui directo al grano y cuando llegué a “«¿Qué movimientos de los corazones están detrás de esto?” Se me pusieron los pelos de punta ¡ESTO ES! …la vida debe primar.
    La prédica de Mons Gerber es sustanciosa y fácil de seguir; mi reacción a tan buenas propuestas es que:
    1. Me encanta esa afirmación de Zepenfeld “Al radicalismo del mal contrapone un radicalismo del bien y cree que el bien prevalece, si, debe prevalecer …¡el pesimismo nunca edifica, a menudo sólo derriba todo!”
    2. Parte por lo primero “convencidos del actuar de Dios en el pasado y en el presente” aquí parte la fuente misma de nustra fe, Dios está aquí y ahora, con nosotros, actuando. Precisa que “Cuando hablamos de “iniciativa divina”, esta no puede ser entendida como “paralela” a lo que la Escritura y la tradición atestiguan.” …”se hace presente de una forma nueva.” …”un proceso dialógico entre la Revelación de Dios y la aceptación del hombre.”
    3. Para entrar a la esencia de Hörde, el Schoenstatt externo y laico “Según Kentenich, la existencia apostólica apostólica hoy significa, por un lado, estar en la verdad de lo que nos revela la Escritura y la tradición, y, por otro lado, una profunda comprensión de los movimientos del corazón de nuestro prójimo…” y se pregunta …”O cómo reaccioné -en Chile- a la “Carta de la Juventud chilena al Movimiento de Schoenstatt en Chile”.”
    4. Concluye su predicación “directo al blanco” “…cómo debe ser el liderazgo …responsables de la vida espiritual y de las corrientes de vida …en su identidad, realidad sacramental y sensibilidad para la vida espiritual …para insuflar el alma apostólica de las comunidades existentes, de apoyarlas. Aventurémonos en lo que Dios quiere obrar con nosotros.

    Repasé nuevamente la carta de los jóvenes y hay tanta urgencia de las tareas que claman:
    i)desde sacar carné de adultos, iluminar nuestras conciencias para hacernos cargo de las consecuencias de nuestras acciones;
    ii)Encontrar soluciones pedagógicas a la sana tensión de ideales asibles (posibles) y la verdad iluminada, sin maquillajes, de lo que vivimos con pudor y respeto pero sin miedo (las cosas por su nombre, transparentes); en particular expresamente “la inclusión” y “lo sexual”;
    iii)Líderes, una reingeniería con foco a que sin seguidores son inútiles y articulando de una manera nueva los asesores, derribando muros y con un dialogo expreso y particular inter Institutos y con Federaciones para que conversen y acuerden como seguir adelante de una manera nueva; iv)Catolicismo real, sano que dialogue con las inquietudes del mundo, donde Schoenstatt y la Iglesia son uno y buscan construir una iglesia pobre para los pobres.

    Saludos y gracias
    Ing. Fernando Besser Mahuzier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *