Santuario de Santa Cruz do Sul

Publicado el 2021-05-30 In Vida en alianza

Santa Cruz do Sul: “Es la hora que los miembros de Schoenstatt se hagan cargo…”

BRASIL, Maria Fischer •

“¿Y si hacemos una gran campaña internacional de Capital de Gracias para ayudar a nuestros hermanos de Santa Cruz do Sul a reconquistar y redundar el Santuario? Creamos una gran corriente de apoyo y acompañamiento para ellos y demostramos que también hay comunidad en Schoenstatt. Es una idea…”. Una idea que Claudio Ardissone de Asunción, Paraguay, plantea a sus compañeros internacionales de schoenstatt.org al ver las fotos del interior del santuario, con una pequeña imagen de la Madre tres veces Admirable, unas sillas sencillas, sin altar, y en las paredes las marcas del símbolo del Espíritu Santo, del símbolo del Padre, del “Ave Maria” … En pocos minutos, se le unen sacerdotes y laicos de Bolivia, Alemania, México, España, Portugal y Argentina a la propuesta. Comunidad de destinos, alianza solidaria, en vísperas del 31 de mayo. —

Recordemos brevemente los últimos meses de este Santuario de Schoenstatt bendecido en 1974. Después de la resistencia de los laicos del Movimiento de Schoenstatt, muchos trámites legales, involucrando el Ministerio Público, la municipalidad, las portadoras jurídicas (Hermanas de María de la provincia de Santa María, Brasil), se decretó la reapertura del santuario, luego de que las Hermanas de María lo habían cerrado el año pasado en un operativo sorpresa, llevando el altar y todos los elementos del santuario a su casa en otro barrio de la ciudad. El plan inicial fue demoler el santuario, vender el terreno y construir, algún día, un nuevo santuario en algún lugar aún a definir… y a comprar. Este plan original fracasó gracias a las protestas de laicos del Movimiento y la intervención de la municipalidad, que quiso preservar el lugar pues forma parte de la geografía religiosa y turística de Santa Cruz do Sul y que, aclaró, la donación del terreno estaba condicionada: se debe usar para un destino religioso-pedagógico-social. Y no se debe vender una donación. Al perder su destino original, el terreno volvía a la municipalidad. Esto solo son los hechos, enumerados aquí de manera rápida. Los detalles se pueden leer en los artículos de schoenstatt.org y de la prensa local.

Santa Cruz do Sul

¿A quién pertenece un santuario?

Santa Cruz do Sul, Brasil, Santuario

Asi quedó el Santuario de Santa Cruz do Sul

Pero detrás de estos hechos hay lágrimas de los fundadores y sus hijos, que con sus propias manos construyeron este lugar. Detrás también están miles y miles de peregrinos que año a año peregrinaron a este lugar de gracias para rezar y ofrecer sus alegrías, dolores, esperanzas. Detrás hay cientos de alianzas de amor selladas en este santuario. Detrás está el grito desesperado de muchos schoenstattianos: “Nos han robado nuestro santuario”. Detrás hay vida. Al mirar las marcas en la foto, se nota que la historia no se borra.

Surge, no solo en la conversación entre colaboradores de schoenstatt.org, la pregunta: ¿A quién pertenece un santuario? “El lugar no es de las Hermanas, es de la municipalidad. La municipalidad lo cedió para el santuario. Si no hay santuario, tienen que devolver el lugar”. El santuario mismo, legalmente, pertenece a sus dueños o portadores legales, en el caso de Santa Cruz do Sul, las Hermanas de María. Y salvo vender el terreno donado, los dueños legales pueden hacer con su propiedad lo que quieren. Legalmente, sí. Como legalmente las “Frauen” (las Señoras de Schoenstatt) en Suiza podrían derrumbar su santuario en Lucerna, o desmantelar el de Monte Regina y vender la casa. O como los palotinos, antes de 2013, que hubieran tenido el derecho legal de pintar el santuario original de color rosa, sacar el techo, cambiar la imagen, derrumbarlo o venderlo al Opus Dei o a una cadena de casinos. Hasta el fin de los tiempos debemos agradecer a Dios y a ellos que no hicieron uso de su derecho legal, sabiendo que en el respeto a los lugares religiosos hay también como un derecho y una obligación moral. Podemos aprender mucho de los Palotinos, incluso de su último gesto al regalar el santuario original al Movimiento de Schoenstatt.

“Esto de Santa Cruz do Sul se puede repetir en cualquier otro sitio. Si no tenemos clara nuestra misión y nuestro servicio a la iglesia y a la sociedad, desapareceremos, como han desaparecido otros carismas”, dice Paz Leiva, de Madrid, refiriéndose al artículo de Ignacio Quintanilla.

Hay santuarios que no pertenecen a un Instituto de Schoenstatt. “El Santuario de La Loma, en Paraná, Argentina, es un ejemplo de ello. Comenzado y mantenido por laicos, es hoy destino de peregrinación y la Mater ha regalado vocaciones para Federaciones e Institutos”, comenta Juan Eduardo Villaraza, de Paraná.

El santuario de Rawson, en Argentina, se le confió de entrada a la Familia local, encabezada por un matrimonio de Federación, que obtuvo el permiso de la Presidencia Internacional. O el caso de Salta, también en Argentina, donde la Hermana asesora del lugar tuvo que irse y el santuario pasó directamente a manos de los laicos, sin más ni más. Es muy común esto, y no sólo en Argentina. Valdría la pena constatar otros países donde se den casos similares o confirmar si todos los santuarios del mundo están a cargo de Padres o Hermanas…

También los santuarios en las diócesis de Alemania casi todos “pertenecen” a una Asociación sin fines de lucro compuesta por representantes de las ramas y comunidades del Movimiento en la diócesis, que asumen llenarlo de vida y también de financiarlo.

¿Y ahora qué?

Santa Cruz do Sul“Si las Hermanas se fueron, dejaron el lugar para los laicos… Es la hora de que los miembros de Schoenstatt se hagan cargo… Repueblen el santuario. Demuestren que también los laicos le pueden dar vida a un lugar sagrado donde el cielo toca la tierra”, dice el P. Esteban Casquero, del Instituto de Sacerdotes Diocesanos, de Argentina.

Tan fácil no es, parece. Según Ruy Kaercher, del Instituto de Familias de Santa Cruz do Sul, líder de la resistencia schoenstattiana contra el cierre del santuario (o su mudanza a la casa de las Hermanas), las Hermanas no quieren vender (o regalar, siguiendo el gran ejemplo de los Palotinos), el santuario a los laicos. “Las Hermanas son las administradoras del local y no permiten que lo asuma la gente del Movimiento”, explica Luciana Rosas, de Curitiba, que sigue al tema desde el año pasado.

“Pero las Hermanas se fueron… Dejaron vacío el Santuario. ¿Quién impediría que los miembros del Movimiento vayan y que lleven sacerdotes para dar Misas?”, insiste el P. Esteban. Justo en esto están.

“¿Actuaron según las voces del alma, del ser y del tiempo?”, se pregunta Juan Eduardo Villarraza. “Por otra parte, eso de no dejárselo a los «laicos», me causa gracia. Las hermanas… son laicas. No tienen votos y si una hermana dejara el Instituto, no tendría que hacer ningún trámite canónico. Más allá de eso, apena ver como si tantas voces, incluida la de la municipalidad le dicen que no… En fin, es no entender que somos instrumentos, administradores y no dueños. ¿Habló el obispo al respecto? Porque si ya la jerarquía habla, hay algo más serio aún”.

“Aquí en Santa Cruz do Sul, desde noviembre de 2020, no tenemos nuestro santuario. El próximo martes, 1 de junio, se ratificará el acuerdo propuesto por el «Ministerio Público» local, el ayuntamiento y los responsables legales del santuario, con el fin de reabrirlo. Preliminarmente sólo se reabrirá los martes, jueves y domingos, de 14:00 a 17:00 horas. Los miembros del Movimiento Apostólico, que están en contra del traslado del Santuario donde se encuentra actualmente, aprovecharán esta reapertura para realizar momentos de oración. Durante los horarios establecidos para la reapertura, miembros de la Rama de Madres, del Instituto de la Familia y de otras ramas se intercalarán con el rezo del rosario, pidiendo a la MTA claridad en esta triste situación que vivimos”, comenta Ruy Kaercher.

En una entrevista con Radio Gazeta, el fiscal de Defensa de la Comunidad, Érico Barin, señaló que la reapertura, en el aspecto religioso, no debe ser como antes. «El Ministerio Público no puede interferir en aspectos religiosos, sólo en el uso público del inmueble, que había sido donado por el Ayuntamiento. Estas cuestiones, como la celebración de misas, por ejemplo, los fieles y devotos deben discutirlas directamente con la congregación para llegar a un consenso. Las hermanas tienen autonomía para abrir el espacio al público cuando quieran, en otros días y horarios».

Se deja en manos de los schoenstattianos.

“¡La vida siempre se impone! Recemos para que los miembros del movimiento en el lugar puedan reconquistar el lugar y cuidar que la Mater tenga aportes al Capital de Gracias para que los peregrinos reciban las gracias del santuario”, dice el P. Esteban Casquero.

Una Alianza Solidaria con Santa Cruz do Sul

Santuario de Santa Cruz do SulEs en este momento del dialogo vía WhatsApp que surge la idea de Claudio Ardissone de una gran alianza solidaria con el movimiento de Santa Cruz do Sul.

“Perfecto, me sumo y sumo a los que conozco también. Pero creo que está bueno que la gente del lugar sepa esto”, dice el P. Esteban Casquero. Van a leer este artículo, seguro.

“Desde Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, nos unimos a nuestros hermanos de Santa Cruz do Sul, Brasil. Nosotros tenemos el santuario lleno, pero sin bendecir; historias opuestas de alguna manera, pero nos sumamos a la campaña que se inicie”, dice Alexandra Kempff, de Bolivia.

Las marcas en las paredes hablan. La historia de alianza no se borra. Da pena ver el interior del santuario así. Finalmente, dice Juan Zaforas, desde España: “Es triste verlo así, pero la Mater no necesita nada para obrar milagros. Puede ser un símbolo. La buena noticia es la reapertura del Santuario”.

Adelante, hermanos en alianza de Santa Cruz do Sul. No luchan solos. Aquí estamos. Desde muchos pueblos y naciones, desde nuestra alianza solidaria.

Santa Cruz do Sul, 30.05.2021

Articulos anteriores sobre el tema

Etiquetas: , , , , , , ,

7 Responses

  1. P.Miguel Rodriguez dice:

    La gran hora del laico….nada es casualidad…de todo se vale la mater..
    .

  2. Juan Enrique Coeymans Avaria dice:

    Me uno a la campaña solidaria para la recuperación del Santuario de Santa Cruz do Sul. .con nuestro capital de gracias.

  3. Paz Leiva dice:

    Levo un rato traduciendo un artículo del P. Elmar Busse. Lo ofrezco por el santuario de Santa Cruz y por su gente. Este trabajo me encanta, pero no me gusta madrugar.

  4. Monina Crivelli dice:

    Podríamos ofrecer, además de Capital de Gracias, tratar de reponer todo lo que falta para que realmente recuperen su Santuario. Capaz que entre todos, podemos aportar un granito de arena… Da tanta pena ver el Santuario pelado o desvalijado

    • Silvia dice:

      Desde el Santuario de las Nuevas Playas Mar del Plata provincia de Bs.As. ARGENTINA. La Rama de Madres se une en oracion y amor fraterno ,ofreciendo al Capital de Gracias. para que la Mater se manifieste y nuestros hermanos de Santa Cruz do Sul Brasil puedan recuperar el Santurio .

  5. Juan Eduardo Villarraza dice:

    Sostengo lo que dije en la conversación. Y me comprometo a ofrecer un misterio diario del rosario por el santuario. Duele ver esta situación. En vez de despertar vida, parece que quisieran matarla. Una pena. Y, como recordatorio, Schoenstatt surge por los laicos, tanto por los congregantes como por los de la Jornada de Hörde.

  6. Juan Barbosa, Córdoba, Argentina dice:

    ¡Familia que reza unida, permanece unida!. Duele el alma profundamente al contemplar estas imágenes y el corazón se estremece al leer los testimonios. ¡Es hora de hacer carne nuestro carisma y SER FAMILIA de una vez y por todas!.
    Depongamos posturas, juntemos nuestras manos virtualmente y demos TESTIMONIO de lo que decimos. ¡Vamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *