Publicado el 25. agosto 2019 In Vida en alianza

La Loma: De una lancha y un ranchito a esta gran familia de 60 años

ARGENTINA, Tita Ríos/Claudia Echenique •

La Familia de Schoenstatt de Paraná celebró sus primeros 60 años de vida, en el marco de los festejos por el centenario de Hoerde. El 15 de agosto de 1959, un grupo de muchachos se comprometió, ante la Santísima Virgen María, a traer el carisma y la misión a Paraná. Comenzaron con reuniones en una lancha a orillas del Río Paraná, y luego en el “Ranchito” que le construyeron a la Mater. Ella hizo fecunda esa entrega de los primeros, y transformó a esos pequeños instrumentos en la gran familia de La Loma, al servicio de la iglesia y toda la sociedad. —

En la noche del jueves 15 de agosto, muchos schoenstattianos de Paraná llegaron hasta el Santuario de La Loma para agradecer en la celebración eucarística, los 60 años de la fundación. La misa fue presidida por el asesor P. Ricardo Abalde y concelebrada por dos hijos de este santuario: los padres de Schoenstatt, Martín Gómez y Federico Piedrabuena.

También estuvieron presentes los fundadores Quitito Asensio, Beby y Hugo Gómez, Mary y Elvio Gómez, y algunos más de los primeros tiempos.

Al finalizar la eucaristía, a pesar del frío invernal, compartieron una torta y un grupo integrado por varias generaciones de schoenstattianos entonó fragmentos del Canto a La Loma.

Dieciocho varones se comprometieron con la Mater

El domingo 18 continuaron los festejos, unidos también a lo que sucedía en Alemania con los 100 años de Hoerde.

Amaneció muy ventoso y frío en La Loma. El sol se levantaba muy lentamente entre los árboles, dando un tibio calor. Pero el clima de emoción y alegría era tan fuerte que todos “emponchados” y abrigados iban llegando con gozo y algarabía. Desde temprano, comenzaron a llegar los peregrinos de Paraná y desde otras ciudades cercanas.

Se veían grupos de jóvenes varones trajeados para la ocasión. Las banderas, flameando al viento, se presentaban de acuerdo a su rama u acción. Los símbolos, las flores, las velas y los capitalarios fueron ofrecidos por toda la familia en la misa.

Como broche de oro y gran regalo para la Reina, 18 muchachos se comprometieron y sellaron su alianza de amor con la Madre de Dios.

La mesa familiar une a grandes y chicos

El frio obligó a celebrar la eucaristía en el salón, que pronto quedó repleto y muchos participaron desde la galería lateral.

La familia estaba a pleno. Niños, jóvenes y mayores unidos por el gran amor a la Mater y a Schoenstatt.

Culminada la misa y el rito de las Alianzas, la fiesta siguió junto a la parrilla y a la mesa dulce. La Loma se caracteriza por esa vinculación tan propia como es la mesa familiar, que une a grandes y chicos.

Contar la historia para continuar la misión

Esta comunidad de La Loma tiene la bendición de contar aún con sus fundadores, quienes siguen activos y fieles a la misión. En cada oportunidad que se presenta, transmiten la historia a las nuevas generaciones para continuar el legado.

Para este 60° aniversario, organizaron durante el año algunos encuentros de “Intercambio generacional”, en el que los protagonistas de las diversas décadas fueron narrando la historia y los desafíos que fueron conquistando: el ranchito, el lema, el santuario.

En el 44° aniversario del santuario, el 31 de mayo pasado, Quitito Asensio contó cómo fue el proceso de la construcción y bendición del Santuario de La Loma en 1975.

Su testimonio mostró la importancia de los lemas en la motivación pastoral de cada etapa y cómo esa construcción fue una tarea en la que participaron todas las comunidades diocesanas argentinas.

 

El tiempo de escuchar a “los primeros”

En este 18 de agosto, en el momento de los postres, llegó también el tiempo de escuchar a “los primeros”, para emocionarnos nuevamente hasta las lágrimas, al ver como Dios llamó a cada uno en su tiempo y momento.

En la tarde, la reunión continuó con guitarreada y mate caliente para vencer el frío y finalmente, se entregaron recordatorios y agradecimientos a los presentes.

 

Canta a La Loma (Video: Héctor Ríos)

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *