Dequeni

Publicado el 10. septiembre 2018 In Dequeni

“Lo que más me gusta de la escuela, es que yo aprendo jugando”

PARAGUAY, Dequeni •

Anderson, un niño de grandes hoyuelos, nos atrapa con su ternura y calidez, y nos motiva a seguir trabajando para que más niños crezcan también en un entorno adecuado y apoyados en su educación. Anderson disfrutó de uno de los programas que Dequení promovió para mejorar la calidad de la educación para los niños mas vulnerables. —

Los últimos 30 años en Dequení se ha trabajado para proteger y cuidar de los niños que viven en las condiciones más vulnerables. Las actividades nacieron en la calle, jugando y compartiendo con aquellos que, desde muy jóvenes, trabajaban para la subsistencia de sus familias.

Luego, se iniciaron los centros abiertos como espacios para acoger, proteger y educar desde lo no formal: jugando, dibujando y bailando. Años después, Dequení llegó a las comunidades a través de los centros comunitarios para trabajar con las familias en sus experiencias de organización y gestión para el bien común.

Hoy se afianzan en la tarea de contribuir en la mejora de la educación para los niños desde la escuela, como centro de acción. A partir del 2017, todo el trabajo se centró en dos programas estratégicos: el desarrollo de la primera infancia y la mejora de la calidad de la educación. Trabajan focalizados en cuatro distritos: Villeta, Ypané, Arroyos y Esteros y Caaguazú. El foco de los programas se ha adaptado y cambiado con el curso del tiempo y el desarrollo de Dequení. Lo que nunca se cambia, es la motivación: Lo hacemos por los niños.

Un niño distraído sin interés en aprender

Sigamos con la historia de Anderson. Atrapa con su ternura y calidez y motiva a seguir trabajando para que más niños también crezcan en un entorno adecuado y apoyados en su educación.

Anderson (9), era un niño que no entraba a clases ni copiaba las lecciones. Sin embargo, este año logró un cambio significativo que lo destaca en su aula. “Era un chico distraído y no hacía los deberes en clases, pero este año hubo un cambio que todos notamos”, expresó el docente José Pera.

Algunas situaciones familiares, lo llevaron a cambiar de escuela varias veces. Esto lo dejó sin la posibilidad de un buen rendimiento en la escuela, ya que no asistía regularmente a clases, ni mostraba interés en sus tareas. Incluso la falta de motivación, lo llevó a distanciarse de sus compañeros y de su profesor, con una personalidad introvertida.

Quiere ser una gran figura deportiva

Desde este año, en la escuela San Agustín, donde asiste Anderson, Dequení implementa el proyecto Ludolecto. Es un programa para que los niños aprendan a leer, a escribir y comprendan lo que leen, basado en el concepto de aprender jugando. Este programamarcó para Anderson un antes y un después en su comportamiento y rendimiento escolar en este primer semestre.

“Lo que más me gusta de la escuela, es que yo aprendo jugando” comparte contento.

De manera progresiva, empezaba a copiar las lecciones, cuestionaba, hacía preguntas y se acercaba a los grupos de trabajo, predispuesto a contribuir. “Anteriormente, no quería formar grupos con los otros alumnos, pero ahora, sus compañeros se acercan a pedirle ayuda y él colabora con sus conocimientos”, cuenta su maestro.

A su vez, la directora de la escuela, Myrian Olmedo, destaca la participación de Anderson y su deseo de permanecer dentro de la escuela, a pesar de las dificultades que atraviesa diariamente. “Encontró la motivación para estudiar en una nueva forma de enseñanza que experimenta con esta novedosa metodología del proyecto Ludolecto, a través del juego”, resalta.

Anderson tiene el deseo de convertirse en una gran figura deportiva y Dequení quiere apoyarlo a construir su sueño, con educación.

Pagina institucional de Dequeni: www.dequeni.org.py

Dequeni en las carpas virtuales de la Cultura de Alianza

Para ser parte através de una donación:

Donación online via la página de Dequeni

Donación online via SchoenstattPro, la iniciativa de fundraising solidario de schoenstatt.org y el Centro de Schoenstatt de Memhoelz:

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *