Publicado el 5. marzo 2018 In Proyectos

Aprender con proyectos

URUGUAY, Juan Andrés Nopitsch •

¿Estudiar las probabilidades de que Uruguay gane el Mundial de futbol? ¿Crear una consultora política? A primera vista, no parecen proyectos schoenstattianos pero serán algunos temas, muy propios de la cultura uruguaya, que permitirán implementar el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) en los programas educativos del Centro Providencia en Montevideo. ¿Qué es? ¿Qué beneficios trae?¿Cómo se vincula con la pedagogía del P. José Kentenich? —

El Centro Educativo Providencia es un proyecto de laicos del Movimiento de Schoenstatt en Montevideo, que “quiere profundizar el trabajo educativo que se realiza, buscando metodologías que impliquen una facilidad para llegar a la motivación del chiquilín, y de esta manera, favorecer el aprendizaje significativo” comenta Luis Arocha, director general de Providencia.

A mediados de 2017, los docentes participaron en tres talleres, a modo de acercamiento a esta metodología de ABP, dados por la Dra. en Educación Rosina Pérez Aguirre. “Básicamente, tiene que ver con que los chiquilines puedan desarrollar capacidades y habilidades que los acompañen a lo largo de su vida, y que les posibilite ser aprendices siempre, en cualquier contexto y en cualquier instancia”, comenta Patricia Orlando, coordinadora del Club de Niños.

Este año fue el turno de una formación más profunda, llevada adelante también por Rosina Pérez Aguirre y su equipo, quienes además estarán haciendo el seguimiento en la implementación de los proyectos durante todo el año.

En esta zona, los 14 años de escuela no son algo obvio, hay que motivarlos

“Nosotros tenemos clases numerosas con chiquilines que no vienen muy estimulados para seguir estudiando. En el contexto donde estamos inmersos, el mandato de terminar 14 años de escolaridad no es nada obvio. Es importante para nosotros trabajar de una forma que a los “gurises” (niños) les interese y los motive”, complementa Luis.

En el Liceo y Club de Niños se implementarán 10 proyectos acompañados por facilitadores de la Universidad Católica y luego otros proyectos, que estarán acompañados por coordinadores de cada programa.

“En la mayoría de los proyectos, los docentes se reunieron para elaborar el diseño del mismo, articulando los contenidos de las diferentes asignaturas. Rosina Pérez Aguirre y el equipo de facilitadores se fueron felices porque comentaban que tenemos un equipo muy creativo”, comenta Luis Arocha.

En la preparación de esta metodología de trabajo, consultaron la obra de especialistas como John Larmer, quien expresa: “Los docentes deben planificar un proyecto enfocado en conocimientos de importancia y en conceptos de relevancia. El contenido debe reflejar, asimismo, lo que el docente considera que es esencial saber sobre la temática. Y los estudiantes deben encontrar el contenido significativo tanto para sus propias vidas como para sus intereses”. (Elementos Esenciales para el ABP – John Larmer – Buck Institute for Education, 2014).

Algunos ejemplos de los proyectos creados por nuestros educadores

“¿Quién gana el mundial de futbol Rusia 2018?”

En el Liceo, las docentes de 3er año de matemáticas elaboraron un proyecto en torno al Mundial de Futbol. En él, los chiquilines tienen que fundamentar y demostrar qué selección tiene más posibilidades de ganar el Mundial. Para llegar a este producto tienen que estudiar, por ejemplo, los factores que hacen que una selección gane, estudiar la historia de los mundiales, qué selecciones ganaron, en qué contexto. Analizar Rusia como país, factores climáticos, entre otras cosas. Durante el proceso, los docentes acompañan la investigación y se van trabajando ciertos contenidos relacionados. “Este es un proyecto que elaboramos en conjunto con Sabrina, la otra profesora de matemática de 3er año” explica Fiorella Aldabalde, profesora de Matemáticas. “El tema central que trabajamos es la probabilidad. Los alumnos investigarán cuál es la probabilidad matemática de que una selección logre el campeonato, pero también estudiaremos qué otros factores influyen en este resultado”.

“Una consultora política para las elecciones”

Otro ejemplo de proyecto, que en este caso implementará el Club de Niños, se refiere a la participación. “Tienen que crear una consultora política y en el marco de las elecciones de delegados, y a través de encuestas, tratan de dar a conocer las opiniones del electorado y las propuestas de los candidatos y analizarlas” explica Luis.

Con las opiniones del electorado hacen un informe para presentarlo a los candidatos a delegados para que estos puedan elaborar su plataforma política; y a su vez, analizan para  al electorado las distintas propuestas que tiene los candidatos a delegados. “En el producto final, tienen que presentar gráficos, estadísticas, probabilidades. Se trabaja el concepto de participación, las metodología de investigación”, agrega Luis.

Providencia busca seguir profundizando en el camino hacia una educación en la cual los alumnos generen aprendizajes significativos y puedan disfrutar de su trayecto educativo.

 

Nota de redacción

De este método novedoso para el siglo XXI ya conocemos algo, ¿no? Recordamos a aquel gran maestro, Jesús, que enviaba a sus discípulos, a quienes tanto les gustaba estar cerca de él, escucharle y disfrutar de sus clases, a realizar un proyecto. Les enviaba de dos en dos, a predicar, a visitar, a curar, a hacer sus experiencias en el mundo real. Volvían cansados y con muchas enseñanzas aprendidas para siempre.

Hubo también un José Kentenich, hace poco más de 100 años, que enviaba a sus alumnos, a quienes tanto les gustaba estar cerca de él, escucharle y disfrutar de sus clases, a realizar un proyecto. Les enviaba primero a la ciudad de Koblenz, Alemania, a hablar sobre el compromiso con Jesús, y después a las trincheras de la Guerra Mundial, no para sobrevivir nomás, sino para anunciar, para predicar con la vida, para visitar, curar, para hacer la experiencia de la Alianza de Amor en el mundo real y al servicio del hombre, del hermano que sufre. Volvieron cansados y con muchas enseñanzas aprendidas para siempre.

Lo sabemos. Así se aprende. Pero a veces lo olvidamos, como Iglesia, como Movimiento. Schoenstatt en salida no es un paseo con palabras; cultura de alianza no es sonreír a otro schoenstattiano.

Gracias, Providencia, por recordarnos cómo aprender con proyectos en este momento de la historia.

Página oficial: www.providencia.org.uy

Centro Educativo Providencia, Uruguay: educar para la vida

¿Aprender con los proyectos de Schoenstatt? Aqui hay para elegir su preferido:

Carpas virtuales de la Cultura de la Alianza

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *