coppie

Publicado el 2024-03-24 In Proyectos, Schoenstatt en salida

“Unidos somos más fuertes”: 2° Encuentro del camino para matrimonios en Terricciola

ITALIA, Vanda Rebuffat y Eugenio Minici •

Como seguimiento del Café de los Matrimonios (del que hablamos anteriormente), en el que participaron varios matrimonios de Terricciola (Pisa), las parejas decidieron continuar el recorrido de crecimiento (con vistas a la creación y consolidación de una comunidad de matrimonios), inspirado en la espiritualidad del Movimiento de Schoenstatt. El sábado 16 de marzo se llevó a cabo el segundo encuentro del nuevo ciclo, con el tema “Unidos somos más fuertes”. La reunión, como es habitual, la animaron dos matrimonios de la Federación de Familias de Roma. —

Comenzaron con la lectura de un pasaje del Evangelio de San Juan, que puede resumirse así: “Que todos sean uno: como tú, Padre, estás en mí y yo en ti” (Juan 17, 21).

Luego presentaron el tema del encuentro, que abordó los siguientes puntos:

  • Con el matrimonio hemos sellado nuestra alianza, una unión que quiere ser expresión del amor de Dios por la humanidad. Los hilos de nuestras vidas se entrelazan cada vez más, revelándose el uno al otro en nuestro día a día, con nuestras cualidades y defectos;
  • ¿Cómo podemos vivir mejor nuestro matrimonio y dar forma a nuestra vida juntos? La imagen de nuestra unión puede crecer si nos abrimos el uno al otro con sinceridad, comunicando nuestras necesidades emocionales, espirituales y físicas. De esta forma, nuestro matrimonio se fortalece y se transforma en una comunidad resiliente;
  • Sentimos una unidad, rica en su diversidad. Una unidad que considera el “tú” del otro como un don precioso, fuente de enriquecimiento. Desde esta unidad plasmamos nuestra vida, conscientes de que Dios nos acompaña en realizar el proyecto de amor por nuestro matrimonio;
  • Nuestra unión quiere ser una bendición. En el camino de la vida, estamos unidos a una persona que nos ama, permitiendo crecer cada vez más nuestra capacidad de amar. Juntos experimentamos alegría, pero también sufrimiento, debido a nuestros límites. Unidos, nos empeñamos en mantener vivo el fuego de nuestro amor. Cuando nos unimos a otra persona, nuestra unión se fortalece;
  • Con la cercanía de otras personas, descubrimos que todos enfrentamos desafíos similares, aunque de modos diferentes. Podemos compartir nuestras alegrías, conscientes de no ser islas, sino parte de una red resiliente;
  • Pertenecer a un grupo o a una comunidad nos trae bendiciones adicionales. En estas comunidades descubrimos valores compartidos que nos regalan confianza y apoyo en las situaciones difíciles. La oración mutua nos fortalece y en los momentos de fortaleza, nuestras energías se multiplican, permitiéndonos actuar juntos por el bien común y plasmar el mundo de acuerdo a nuestros ideales.

coppie

Diálogo de matrimonios

Después de señalar el temario de la reunión, pasaron a un momento de diálogo entre cada matrimonio, a partir de las siguientes preguntas:

  • ¿En qué aspecto me enriquece mi cónyuge?
  • ¿En qué momento de la vida o situación de crisis experimentamos que el tener vínculos afectivos con otros nos ha fortalecido como matrimonio?

Concluyendo, se puede afirmar que la unión del matrimonio hace florecer en el otro el potencial no expresado por el amor que refleja en el otro. El hombre debe tener vínculos, que toquen desde el plano natural todas las fibras de su alma. Si no tenemos vínculos, en la misma medida en que falta la conexión, se producirá una ruptura en su alma. El ser humano criado normalmente necesita un organismo de conexiones con lugares, personas, ideas. El hombre debe estar arraigado en un organismo de vinculaciones y estar sano en la medida en que dicho organismo de vínculos se lo proporcione. (cfr. P. J. Kentenich, 2-5 de octubre de 1951).

coppie

Original: Italiano. Traducción: María Luisa de Maccaferri, Monterrey, México

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *