migrantes

Publicado el 2022-07-17 In Campaña, Obras de la misericordia

La Virgen Peregrina en el campamento de migrantes en Santiago

CHILE, Maria Fischer •

La Virgen Peregrina de Schoenstatt está donde hay necesidad. Está en la avenida principal de Santiago de Chile, donde se han instalado muchos migrantes y que están en situación de calle. Esta campaña entre los migrantes está liderada por Vladimir Lompas, misionero vinculado a la Parroquia Santa Gema, en su área socio-caritativa. —

migrantes

La parroquia de Santa Gema, nos cuenta Vladimir, cuenta con un proyecto de ayuda a los más necesitados que moviliza a toda la comunidad parroquial. Las actividades se hacen en torno a una Olla común (NR: iniciativa comunitaria para atender las necesidades alimentarias de un sector de la población), atención a las personas en situación de calle, y la donación de ropa usada y financiamiento de las actividades. En la parroquia están peregrinando 67 imágenes de la Virgen Peregrina de Schoenstatt, que visitan a adultos mayores, mujeres vulnerables, enfermos y, lo más reciente, tres imágenes que visitan a migrantes en situación de calle. Pronto, quieren comenzar con la visita de cárceles.

El padre Carlos, párroco de la parroquia Sta. Gema (es de la Congregación Pasionista), “me ha permitido misionar con la Virgen con 65 imágenes visitando casas y enfermos; además hay dos imágenes para la misa temprana en la capilla, donde somos normalmente 30 fieles. Por último, el padre me ha permitido llevar a la Virgen peregrina a su proyecto con migrantes. Me dio el visto bueno para publicar las fotos que le he enviado”, cuenta Vladimir.

“Tenemos tres Imágenes peregrinas. Cada vez que la entregamos a una familia es recibida con una enorme alegría y esto no podemos opacarlo. Hemos entregado 50 rosarios y pronto esperamos tener un altar con la Virgen”.

Vladimir cuenta: “El sábado pasado se entregó la Virgen Peregrina No. 14740 a una persona no vidente, quien hoy no me la regresó diciendo «jamás ha tenido algo tan lindo en sus manos» y comenzó a misionar en el campamento.

migrantes

Carpas para proteger a los más vulnerables

No se quedan con lo espiritual. “Esta semana deseo iniciar una campaña para la compra de carpas impermeables, ya que hemos tenido cuatro lluvias y los migrantes se mojan enteros. Cada carpa tiene un valor de U$S 140 y se necesitan 40. Esta obra la haríamos a través de la parroquia Sta. Gema, ya que ellos tienen el personal para supervisar este proyecto”.

Los migrantes que vienen desde Venezuela

“Los migrantes” que reciben la Virgen Peregrina tienen nombre, cara, historia. Hay una familia que se vino desde Venezuela cruzando Ecuador, Perú, Bolivia y norte de Chile para llegar a Santiago.

Una madre soltera vino caminando desde Venezuela con sus tres hijos. Cristián vino con su mamá desde Venezuela, también se demoraron casi tres meses en llegar a Chile. Vinieron caminando y “a dedo o autostop”. Está con su mamá y el hermano de él está en Perú con su abuela.

La madre del pequeño Cristián “me contó un poco de cómo se vinieron, ella está emocionalmente muy mal, con mucha angustia, han pasado frío y hambre …”.

El miércoles pasado, a través de la parroquia Sta. Gema se entregaron más de 200 almuerzos calientes. También se entregaron rosarios y las primeras carpas impermeables.

migrantes

Construir el futuro con los migrantes y los refugiados

Y la Virgen sigue peregrinando entre carpas, en la calle, con los más vulnerables y necesitados…

“Construir el futuro con los migrantes y los refugiados” es el tema de la 108° Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado, que se celebra el 25 de septiembre. Para la ocasión, la mañana del 12 de mayo se hizo público el mensaje del Papa Francisco:

«Pero nosotros, de acuerdo con la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva donde habitará la justicia» (2Ped 3,13). La justicia es uno de los elementos constitutivos del Reino de Dios. En la búsqueda cotidiana de su voluntad, ésta debe edificarse con paciencia, sacrificio y determinación, para que todos los que tienen hambre y sed de ella sean saciados (cf. Mt 5,6). La justicia del Reino debe entenderse como la realización del orden divino, de su armonioso designio, según el cual, en Cristo muerto y resucitado, toda la creación vuelve a ser “buena” y la humanidad “muy buena” (cf. Gn 1,1-31). Sin embargo, para que reine esta maravillosa armonía, es necesario acoger la salvación de Cristo, su Evangelio de amor, para que se eliminen las desigualdades y las discriminaciones del mundo presente.

Nadie debe ser excluido. Su proyecto es esencialmente inclusivo y sitúa en el centro a los habitantes de las periferias existenciales. Entre ellos hay muchos migrantes y refugiados, desplazados y víctimas de la trata. Es con ellos que Dios quiere edificar su Reino, porque sin ellos no sería el Reino que Dios quiere. La inclusión de las personas más vulnerables es una condición necesaria para obtener la plena ciudadanía. Construir el futuro con los migrantes y los refugiados significa también reconocer y valorar lo que cada uno de ellos puede aportar al proceso de edificación. Me gusta ver este enfoque del fenómeno migratorio en una visión profética de Isaías, en la que los extranjeros no figuran como invasores y destructores, sino como trabajadores bien dispuestos que reconstruyen las murallas de la Nueva Jerusalén, la Jerusalén abierta a todos los pueblos (cf. Is 60,10-11)».

migrantes

Colaboración: Rafael Mascayano, Chile

Etiquetas: , , , , , , , ,

1 Responses

  1. Comentario no publicado por falta de relación al artículo publicado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.