Peregrina Venezuela

Publicado el 2021-05-16 In Campaña

Un migrante de Venezuela lleva la Virgen Peregrina de Schoenstatt a personas sin hogar en Santiago

VENEZUELA/CHILE, Maria Fischer •

“Gracias también por querer compartir mi historia”, dice Luis Osvaldo Ortiz Oropeza, venezolano que vive en Santiago de Chile hace cuatro años. “Si es para alabanza y gloria de nuestro Señor y para fomentar el amor a nuestra Madre, estoy de acuerdo siempre que la Mater sea la protagonista. Pues ella es la que va escribiendo una historia de misión en mi vida”. —

Una historia de misión en mi vida. Un mensaje como hecho para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que se celebra hoy en la Iglesia Universal por 55ª vez. “Para poder relatar la verdad de la vida que se hace historia (cf. Mensaje para la 54.ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, 24 enero 2020) es necesario salir de la cómoda presunción del “como es ya sabido” y ponerse en marcha, ir a ver, estar con las personas, escucharlas, recoger las sugestiones de la realidad, que siempre nos sorprenderá en cualquier aspecto. «Abre pasmosamente tus ojos a lo que veas y deja que se te llene de sabiduría y frescura el cuenco de las manos, para que los otros puedan tocar ese milagro de la vida palpitante cuando te lean», aconsejaba el beato Manuel Lozano Garrido a sus compañeros periodistas. Deseo, por lo tanto, dedicar el mensaje de este año a la llamada a “ir y ver”, como sugerencia para toda expresión comunicativa que quiera ser límpida y honesta: en la redacción de un periódico como en el mundo de la web, en la predicación ordinaria de la Iglesia como en la comunicación política o social. “Ven y lo verás” es el modo con el que se ha comunicado la fe cristiana, a partir de los primeros encuentros en las orillas del río Jordán y del lago de Galilea”, dice nuestro Papa Francisco en su mensaje para este día.

Todo comienza con una pregunta

Peregrina Venezuela

2004: Christel Sonnekalb saliendo hacia Venezuela con la Peregrina

“Junto con saludar quisiera preguntarles lo siguiente: cada virgen peregrina tiene un número o código en su parte trasera, hace tiempo me regalaron una partida que encontré en un depósito y que con mucho amor restauré. Luego de conocer la historia me animé mucho más a saber sobre la Mater y me di cuenta que atrás tiene este número 457 o 957, quisiera saber qué significado tiene”. Este mensaje nos llegó hace un par de días a la editorial de schoenstatt.org, desde Santiago de Chile. Motivado por la búsqueda de historias reales de la vida, pregunté… y parece que mi Peregrina en mi santuario oficina, aquella que en 2004 estaba durante unas semanas en Venezuela con Christel Sonnekalb, entonces colaboradora de schoenstatt.org, sonríe…

Caminando 10 días bajo el amparo de ella

Luis Ortiz es venezolano y hace cuatro años vive en Santiago de Chile. Encontró una imagen de la Virgen Peregrina en un depósito, medio rota, olvidada, perdida, abandonada, accidentada en su peregrinar por las calles. Riesgo de quien sale…

Luis cuenta: “En ese caso ella una vez más me conquistó. Ya hay una historia particular detrás de todo esto. En mi país, Venezuela, no es «popular» la devoción de la Mater, sin embargo el día que salí unas monjitas amigas me regalaron la imagen de la Mater en una estampa y junto a ella la consagración, pidiéndome que la hiciera todos los días junto al santo Rosario. Así fue durante 10 días intensos de caminos donde definitivamente no estuve desamparado en ningún momento. Al llegar al lugar donde iba a hospedarme por un tiempo fue que encontré esta imagen y posterior a ello conocí su santuario”.

Llevando consuelo a personas en situación de riesgo y desesperación

Peregrina Venezuela

En la embajada de Venezuela en Santiago de Chile

Pido unas fotos de la Peregrina a Luis y las que me envía me tocan el corazón. Nada de algo dulce con flores y nubes rosas, sino la vida brutal y real de la calle.

“Las fotos fueron tomadas en la embajada de Venezuela en el invierno pasado donde se encontraban más de 300 personas sin hogar, sin trabajo y golpeados por la pandemia. Ellos exigían ayuda humanitaria y un vuelo para retornar a su país. En ese momento, aparte de llevar alimentos físicos, también quise que la Mater sirviera de consuelo para tantas personas que allí la acogieron con confianza y esperanza.»

Las otras fotos son con personas en situacón de calle y drogadicción, ellos pasan el invierno en plazas de Santiago, y están allí siendo de alguna manera olvidados por la sociedad. Iba con mi bicicleta cargada de sándwiches y té para que sintieran un gesto de caridad, un gesto de amor. La figura materna para una persona en situación de calle es importante y con la Mater, a pesar del miedo que sentía, ellos nos acogieron con muchos cariño y respeto”.

Quiero que mi país sea país de la Mater

“Soy venezolano y con deseos de que en mi país puedan gozar con la presencia de Mater. En algunos estados ya están algunas imágenes peregrinas. Pero me gustaría promover más su devoción. Mi corazón saltó de alegría cuando leí que tu Virgen visitó Venezuela en dos ocasiones. ¡Alabado sea Dios!

Pará mí es muy emocionante sentir el actuar de la Virgen en mi vida y en mi entorno.

Venezuela y el mundo entero necesita de mucha oración y sé que la Mater intercede y protege a muchos por los cuales rogamos.

Estoy seguro de que muchos venezolanos de los que estamos afuera y de alguna manera hemos experimentado la presencia de la Mater en el santuario, no queremos quedarnos con ello sino que queremos que nuestros hermanos y hermanas venezolanos también experimenten esta dicha. Por eso he enviado estampitas de la Mater a dos parroquias en Venezuela donde los párrocos la van difundiendo al pueblo de Dios. En total son cuatro parroquias donde. con ayuda de los párrocos que son mis amigos, podríamos esparcir las semillas de amor a la Mater.

Quisiera ser Misionero y tener la bendición para llevar a la Virgen a misión, ya lo vengo haciendo en un pequeño servicio de amor a las personas en situación de calle pero pronto la llevaré por Europa, por el camino de Santiago de Compostela, para así poder evangelizar durante el camino y fomentar la devoción y el conocimiento del santuario y la Mater.

Gloria a Dios por todo lo que ha realizado a través del amor de la Mater en mi vida, que este testimonio sirva para que muchas personas se atrevan a acercarse más a Dios, al Dios que duerme en las calles, al Dios que vaga por las noches buscando cobijo, al Dios que huye de la guerra social en busca de un mejor futuro para su familia.
Que la Mater haga nuestro corazón más dulce, más cercano más servicial… Que nuestra vida solo sea ejemplo y reflejo del amor misericordioso que tiene Dios por nosotros y que quizo expresarlo a través de la mirada tierna de nuesta madre que nos espera en cada santuario, en cada peregrina en cada rincón donde se inicia una devoción mariana y confirmar que somos todo de ella, y que ella nos use como su instrumento.
Que nunca nos falte la misión y la oportunidad de servir al que sufre, de servir al Cristo que brilla en el rostro del hermano.»

Ir y ver

“También el periodismo, como relato de la realidad, requiere la capacidad de ir allá donde nadie va: un movimiento y un deseo de ver. Una curiosidad, una apertura, una pasión. Gracias a la valentía y al compromiso de tantos profesionales —periodistas, camarógrafos, montadores, directores que a menudo trabajan corriendo grandes riesgos— hoy conocemos, por ejemplo, las difíciles condiciones de las minorías perseguidas en varias partes del mundo; los innumerables abusos e injusticias contra los pobres y contra la creación que se han denunciado; las muchas guerras olvidadas que se han contado. Sería una pérdida no sólo para la información, sino para toda la sociedad y para la democracia si estas voces desaparecieran: un empobrecimiento para nuestra humanidad”, dice el Papa.

Sería una pérdida para todo Schoenstatt no saber de la historia de Luis Ortiz y su peregrina.

Venezuela Peregrina

Con personas sin hogar

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.