Publicado el 22. agosto 2019 In Hoerde

Embarcando en la aventura de la unidad

HOERDE – ¿Y AHORA QUÉ?, P. Martín Aversano •

La Federación de Presbíteros de Schoenstatt ha dado un paso histórico animándose a fundar la Federación Internacional, luego de muchos años de camino. El jubileo del centenario de Hoerde en el Santuario Original junto a todas las Federaciones Schoenstattianas fue el marco significativo de esta iniciativa. —

La unidad es un don y una tarea. El Espíritu Santo realiza en Pentecostés un milagro admirable. Puede lograr que muchos hombres hablen en distintos idiomas y, sin embargo, se entiendan. El fuego del Espíritu que sondea los corazones es quien a través de la caridad nos impulsa a superar nuestras diferencias, sin perder la originalidad.

La aventura de la unidad fue para la primera comunidad cristiana (incluso con la fuerza de Pentecostés) un arduo camino que no estuvo exento de búsquedas, marchas y contra marchas, vencimiento de prejuicios y de estructuras de pensamiento caducas (cf. Conc. De Jerusalén).

Nuestro P. Kentenich, a través de la pedagogía de la Alianza, nos ha dejado una herramienta social y eclesial para uno de los problemas más urgentes de nuestro tiempo: la unidad en un tiempo cada vez más pluralista. Las federaciones apostólicas, como estructuras pedagógicas y eclesiales son una de las perlas preciosas de nuestra Familia, que expresan del modo más puro, la riqueza del carisma, como don del Espíritu a la Iglesia y a la sociedad, para los tiempos más nuevos.

P. Egon Zillekens con el acta. Foto: M. Brand, www.focus-vallendar.de

Fundación en el Santuario Original

Todo este preámbulo es necesario para comprender la trascendencia histórica de lo que se ha vivido en Schoenstatt este martes 20 de agosto, al cumplirse 100 años de Hoerde.

Más de 60 sacerdotes de 14 países del mundo, miembros de la Federación de Presbíteros Diocesanos de Schoenstatt nos embarcamos a la aventura de la unidad, para fundar en el Santuario Original y en la tumba del P. Kentenich, la Federación Internacional.

Alemania, Argentina, Brasil, Bolivia, Burundi, Camerún, Chad, Chile, India, Kenia, Portugal, República Dominicana, República Checa y Suiza, nos hicimos presentes a través de los delegados para celebrar esa asamblea. Cuba y Perú no pudieron venir, pero adhirieron al evento desde sus países.

La mayoría también participamos del Congreso Internacional de la Familia de Schoenstatt por los 100 años de la fundación de la Federación Apostólica en Hoerde del 16 al 18 de agosto.

En la tumba del Padre Kentenich. Foto: M. Brand, www.focus-vallendar.de

Embarcados por el Rin hacia la unidad de todas las federaciones.

El lunes 19 de agosto comenzó propiamente la Jornada de la Federación de Presbíteros Diocesanos con una actividad recreativa pero hondamente significativa: nos subimos todos a una barca y navegamos juntos por el Rin y el Mosela. La jornada, luminosa, llena de alegre fraternidad, fue casi una poesía profética que metafóricamente nos describió lo que es la Federación, lo que es Schoenstatt, lo que es la Iglesia y lo que debería llegar a ser el mundo.

En esa barca se hablaban muchos idiomas, no era sencillo comprendernos, pero en todos ardía el fuego de la Mater y deseo de que la Buena Noticia de la Pedagogía Federativa se encienda en todos los presbiterios del mundo. Todos sintonizamos la misma certeza, el poder de María para cobijar y transformar los corazones sacerdotales, el calor maternal de una Madre que sabe amasar unidad, sabiendo sacar lo mejor de cada hijo predilecto.

Foto: P. Adolfo Losada

Fundación con una homilía “explosiva”

El martes 20 de agosto se hizo el acto de fundación en el Santuario Original con una manifiesta intención de sintonizar con el espíritu de los Congregantes de Hoerde que asumieron como propia la misión de María en el tiempo actual. Allí estuvieron presentes también los miembros de la Presidencia Internacional de la Familia. Luego subimos a la Iglesia de la Adoración, en la que celebramos, junto a las demás comunidades de Schoenstatt, la misa conmemorativa del centenario de Hoerde. Durante la celebración, se encendió un hermoso cirio conmemorativo adornado con las banderas de las comunidades de alianza, como antorcha que se enciende para contagiar el fuego de los primeros congregantes. La misa fue presidida por el Secretario General de la Federación, P. Egon María Zillekens y por los presidentes de las 3 regiones alemanas y el presidente de la Región “Padres del Plata” de Argentina.

El P. Alejandro Blanco, de la Federación argentina, que por razones de salud no pudo estar físicamente presente, preparó la homilía que leyeron varios padres en distintos idiomas. El P. Egon, que conocía el texto de la homilía, varios días antes de la misa nos anticipó que esas palabras iban a ser “eine kleine Bombe” (una pequeña bomba).

Hoerde 2019,Predica del P. Alejandro Blanco y guión de la Misa

Y así fue… Creemos que esas profundas palabras encendieron la mecha de una bomba (no destructiva, sino constructiva), delineando la riqueza y el aporte de las federaciones desde el pensamiento del fundador y de la experiencia recolectada en la vivencia de la “sinodalidad” federativa. Subrayo tres tareas fundamentales para que la “sal no pierda su sabor”:

  • Nuestra tarea hacia el interior de nuestra Familia: como pars motrix no es ser más apostólicos, hacer más cosas que los demás, sino cuidar lo específico de nuestra vocación federativa, es decir, cuidar que todo Schoenstatt como una gran federación, que toda la Obra sea una gran red, que cuida y cultiva la comunión en la originalidad y la diversidad.
  • Nuestra tarea hacia la Iglesia: La Iglesia debe continuar en un proceso de “sinodalización” en la forma del ejercicio de la autoridad, en el respeto a la libertad y originalidad de cada individuo y de cada comunidad que deben aprender a discernir la voluntad de Dios en las voces del ser, del tiempo y del alma.
  • Nuestra tarea hacia el mundo: ofreciendo nuestro modelo de integración a la cultura en general, en momentos que reaparecen nacionalismos disgregantes, actitudes xenófobas y modelos políticos autoritarios.

Los tuyos no se hundirán

Finalizada la celebración, los sacerdotes de la Federación llegamos a la tumba del Padre para decirle: Padre, tu herencia es nuestra Misión. Lo que heredamos de nuestros padres, queremos conquistarlo para la Iglesia de hoy. Allí se firmaron las actas y volvimos a la Casa Marienau a celebrar la fundación con un buen almuerzo.

El barco acaba de zarpar y vamos tranquilos en esta gran aventura. Sabemos que la Mater es nuestro “Faro en el Mar del Mundo” y tenemos la certeza de que “los tuyos no se hundirán”.

Hoerde 2019,Predica del P. Alejandro Blanco y guión de la Misa

Foto: M. Brand, www.focus-vallendar.de

Adenda 23.08: Elección

El Alejandro Blanco fue elegido el 22 de agosto como el primer secretario general de la federación. En el Secretariado General están P.Alejandro Blanco (Argentina), P.Benno Riehter (Alemania)  y P. Hubert Vonlanthen (Suiza).

Etiquetas: , , , , , , ,

2 Responses

  1. ¡Qué alegría reiniciar Hörde con el mismo espíritu y la misma misión, prometiendo a nuestro Padre Fundador, bajo el Manto inmaculado de nuestra MTA, permanecer fieles a la misión tanto para el mundo como para nuestra querida Iglesia !Qué orgullo pertenecer a nuestra Familia de Schönstatt.
    Que nuestro Padre Dios bendiga a cada uno de los participantes y haga fecunda su Federación Internacional. REcemos por cada uno de ellos siendo coherentes con nustro anhelo de ser santos de la vida diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *