Publicado el 2016-01-10 In Francisco - iniciativas y gestos

El Papa rifa regalos para recabar fondos para refugiados y «sin techo»

por Maria Fischer, con material de varias agencias •

«Hágalo como el Papa, recauda fondos para los pobres y para obras al servicio de otros», comenta una schoenstattiana alemana en un dialogo sobre qué hacer en obras de la misericordia en este Año de la Misericordia, no teniendo ni tiempo ni un «llamado concreto desde la periferia» en su entorno. Tiene razón, dar limosnas indirectamente es obra de misericordia y, más allá, una de las muy pocas obras concretas del apostolado mencionado en los estatutos de la liga, en 1920. La versión actual y aún más eficiente de dar limosnas es recaudar fondos para ayudar a los pobres o para apoyar obras al servicio de otros.

Vale pensar en el sin fin de rifas, loterías, ferias hecho por eso, en el sinfín de manualidades, dulces, tortas hechas para vender por tantos schoenstattianos… Y cierto, cada artículo en Schoenstatt.org que pide donaciones para Dequeni, para el Santuario Original, para la pastoral carcelaria, para Belmonte, para el Hogar de María, las cien casas solidarias … es una obra de la misericordia potencial, esperando traducirlo en real por la generosidad de unos o muchos. ¡Se puede!

Rifa del Papa

El Santo Padre Francisco da un ejemplo tan claro como creativo.

El Vaticano de nuevo ha puesto a la venta los boletos de la lotería papal, en la que se rifarán algunos de los regalos que el Papa ha recibido y cuyos ingresos se destinarán a ayudar a los refugiados y a las personas sin hogar.

La Gobernación de la Santa Sede anunció el 08.01.2016 en un comunicado la celebración el 2 de febrero próximo de la tercera edición de la «Lotería de beneficencia para las obras de caridad del Santo Padre». El objetivo es recaudar fondos para los más necesitados y “sin techo”. Cada boleto cuesta 10 euros y podrá ser adquirido hasta el próximo 1 de febrero en diferentes puntos de la Ciudad del Vaticano, como la farmacia, la oficina de Correos, la estación o la tienda de los Museos.

También se podrán comprar a distancia mediante un giro postal a favor de la Coordinación de Eventos de la Gobernación de la Santa Sede. El deseo del papa, es que los ingresos procedentes de la «generosidad de los participantes» se destinen a los refugiados y a los «sin techo».

El dirigente de la Limosnería Apostólica, Diego Ravelli, explicó que los premios «son regalos que ha recibido el papa y que él ha querido donar». Entre los objetos que se rifarán hay un automóvil utilitario, un reloj, dos bicicletas, un reloj de mesa, un bolígrafo de plata, un bolso de piel, un cronógrafo, una maleta de piel, una alfombra realizada a mano, un centro de mesa de cerámica y una cafetera eléctrica.

 

Etiquetas: , , , , , ,