Publicado el 2020-07-25 In Casa Madre de Tuparenda, Obras de la misericordia, Proyectos

El gran sueño de la autosustentabilidad de CMT

PARAGUAY, CMT, P. Pedro Kühlcke y Maria Fischer •

¿Cómo llega la bendición de los “Sternsinger”, los niños vestidos de «Los Reyes Magos”, de Alemania, al frontal de la futura panadería de Casa Madre de Tupãrenda? Debo admitir que es toda una historia llena de la magia, de un sueño, de una esperanza contra cada racionalidad… —

Fue en una Misa en una parroquia vecina, en enero, al final del tiempo navideño, durante los días, en que en Alemania miles de niños, vestidos de reyes, recorren las calles de las ciudades y pueblos para cantar villancicos y pedir donaciones para otros niños que están en condiciones menos favorables que ellos. Como signo de su visita en las casas, escriben sobre la puerta aquellos signos que cada uno conoce: C + M + B, Cristus mansionem benedicat, Cristo bendiga esta casa, seguido del año. Hoy en día, en vez de escribir, pegan un adhesivo, como aquellos que están frente al pesebre en la parroquia.

En aquella misa, cuando el párroco dijo: “Los que se perdieron la visita, pueden buscarse un adhesivo con la bendición”, pensé: “Me buscaré dos. Uno para mi casa, y otro para una casa que aún no existe, pero que algún día va a funcionar para el bien de muchos niños y jóvenes…”. Estaba pensando en la panadería de Casa Madre de Tupãrenda (CMT), cuyo equipamiento será financiado por los “Sternsinger”, estos niños que recorren las calles por otros niños, en una tradición hermosa de la Obra Pía de la Misión Infantil en Alemania.

El adhesivo aún está en mi casa, esperando el viaje que tuve que cancelar debido al Coronavirus. Por eso, recurrí a mi programa de edición de fotos, cuando hoy, después de casi siete meses, en medio de una pandemia y una tormenta interna que sacude a todo Schoenstatt, llegó la noticia tan esperada: “Hoy se hizo la entrega de obra de la nueva panadería en el predio de Casa Madre de Tupãrenda”. El adhesivo de los niños alemanes ya tiene su lugar en una casa sudamericana.

Una historia de momentos al borde del abismo

Es verdad. Una vez que esté funcionando a full, nos van a faltar (tal vez) estos momentos de “SOS” cuando los recursos de Casa Madre de Tupãrenda se acaban por falta de subsidios estatales, por Covid, por lo que sea, y cuando una vez más, toda esta gran comunidad solidaria en torno a CMT parece gritar: No, no la dejaremos fracasar; no, no dejaremos a nuestros chicos en la nada; y sí, contra toda probabilidad, intentaremos lo imposible y buscaremos donaciones.

Taller de panaderia en CMT

Hacia la autosustentabilidad

Desde el inicio, y en cada uno de estos momentos, fue creciendo el plan para lograr, algún día, la autosustentabilidad. Para acercarse más a esta meta, como un primer gran paso, ya está la panadería, que ofrecerá puestos de trabajo para jóvenes egresados del programa de CMT y que, con la venta de sus productos, logrará generar un ingreso constante.

“Este anhelado proyecto surge como respuesta al primer paso de generar un microemprendimiento sustentable, que pueda responder a las necesidades del propio programa, que se fueron dando en los últimos tiempos, con relación a una rápida salida laboral de los egresados menores de edad y también que pueda brindar un soporte económico para el sostenimiento de CMT”, explicó Ricardo Acosta en la primera palada de la obra, el 12 de diciembre de 2019.

“La panadería todavía no está completa, faltan detalles y terminar otras partes, que por razones de falta de dinero dejaremos para más adelante. Pero tenemos la esperanza fundada de poder empezar a producir pronto, y así acercarnos más a la anhelada autosustentabilidad del programa”, explica el P. Pedro Kühlcke. “Podemos comprar el equipamiento, con la donación de los Sternsinger, cuando tengamos electricidad, seguridad, etc.”.

Los cinco panes en las manos de Jesús

Es un paso más, un paso que permitirá brindar a jóvenes que nunca tuvieron una verdadera oportunidad, la posibilidad de aprender, de crecer, de creer en sí mismos, de poder ser buenos padres para sus familias, buenos padres de buenas familias, algo que ellos mismos, en muchos casos, nunca tuvieron.

Jesús necesitó cinco panes para dar de comer a miles. ¿Cuántos panes, de esta panadería, necesitará? ¿Cuántos “cinco panes” de nosotros, tendrá Jesús para obrar este gran milagro de salvar la vida de 20 jóvenes que ahora están en CMT, y 20 más, y 20 más… y sus familias… y más…

Cinco panes en las manos de Jesús pueden cambiar el mundo, pero cinco panes que nosotros hoy le ofrecemos y entregamos.

 

 

Página oficial

Todos los artículos de Casa Madre de Tupãrenda

Para donar – pues realmente lo necesitan:

Via PayPal



Transferencias bancarias desde Paraguay

Banco Familiar
SWIFT FAMIPYPAXXX
Cuenta corriente 50 00408672
A nombre de: FUNDAPROVA
RUC 80079669-1

Para transferencias bancarias desde otros países

Nombre: Schönstatt-Patres International e. V.
IBAN: DE91 4006 0265 0003 1616 26
BIC/SWIFT: GENODEM1DKM
Uso previsto: P. Pedro Kühlcke,
Casa Madre de Tupãrenda

Etiquetas: , , , , , , , , ,

1 Responses

  1. Me emociona ver la fecundidad en Paraguay.Los niños por otros niños es el mejor aprendizaje que se puede tener.El mundo próximo es de ellos y está en nosotros aportar lo que podamos y más para su mejor futuro.Gracias por todo lo que hacen son una fuente de Amor y Esperanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *