Dignidad CMT

Publicado el 2021-04-09 In Casa Madre de Tuparenda, Obras de la misericordia, Schoenstatt en salida

Resurgir de la dignidad

PARAGUAY, Casa Madre de Tupãrenda (CMT), Ricardo Acosta •

El regocijo de celebrar una graduación en la primera semana de Pascua nos muestra el rostro humano de Dios en el flamante graduado, Rubén. Luego de más de 9 meses de duro proceso, de tantas caídas en el camino, el camino del Gólgota, de cargar la propia cruz, de mirar su debilidad y contemplar la mano extendida del Cireneo, en la persona de cada educador/a que acompañó su proceso. Solo podemos alegrarnos y agradecer de ser testigos de ese gran milagro. Así como vivimos en estos días el júbilo de la Resurrección del Señor, hoy nos dejamos sorprender del resurgir de la dignidad, la esperanza de un mejor futuro en la vida de Rubén y sus familiares. —

CMT dignidad

Rubén con su padre

“Qué mejor manera de celebrar la semana de la Pascua demostrando un rostro humano de la formación profesional [con el logro de Rubén]” reflexionaba Alfredo Mongelos, director del SINAFOCAL (Sistema Nacional de Formación y Capacitación Laboral), quien se hizo presente al evento para hacer entrega del convenio de cooperación con FUNDAPROVA para seguir fortaleciendo el desarrollo del programa Casa Madre de Tupãrenda.

En ese sentido el Santo Padre, Papa Francisco, subrayaba para este mes de abril sobre los derechos fundamentales del ser humano: “Piensen que muchas veces los derechos humanos fundamentales no son iguales para todos. Hay gente de primera, segunda, de tercera y de descarte… No, tienen que ser iguales para todos. Cada ser humano tiene derecho a desarrollarse integralmente y ese derecho básico no puede ser negado por ningún país. Recemos para que aquellos que arriesgan sus vidas luchando por los derechos fundamentales en dictaduras, en regímenes autoritarios e incluso en democracia en crisis, para que vean que su sacrificio y su trabajo dé fruto abundante”, concluye.

El objetivo principal del programa justamente se basa en dignificar la vida de cada participante, no haciéndole todo fácil, sino ayudándole a descubrir a cada adolescente el potencial que tiene y es la mejor manera para que la sociedad en general les acepte de nuevo y sea reinsertado plenamente.

Encontrar hogar en el corazón de CMT

El ejemplo que nos regala Rubén, es inspirador. La vida no le ha favorecido con una familia estable y un error en su vida le hizo parar en el Centro Educativo de Itauguá, es allí donde él revaloró su libertad y le conoció al Padre Pedro, quien lo animó a presentarse en el programa CMT. Es claro que nunca podríamos remplazar o recuperar las carencias que tuvo desde la infancia, pero sí se le dio cobijo y se le ofreció un hogar en el corazón de cada educador/a, la directora y de cada persona que hace posible CMT. Porque en su testimonio remarcó eso mismo, la gratitud de haber encontrado una mano familiar y sincera, que al mismo tiempo de ayudarlo, le enseñaba a buscar su autonomía, su libertad interior por sobre todo, a revalorizar su propia vida y ser un prototipo del hombre nuevo, un modelo en su mejor versión para sus pares.

CMT dignidad

Rubén, Alfredo Mongelos, Dr. José Marín

Mirar e ir tras la meta

A pesar del gran golpe que significó la pandemia del Covid, son también numerosos los adolescentes que no bajaron la guardia y se mantuvieron firmes a la meta trazada de concluir el programa. El presidente de FUNDAPROVA, el Dr. José Marín (Federación de Familias) en su alocución reflexionaba sobre la importancia de este granito arena que realiza el programa, porque realmente muchas veces nunca empezamos a hacer algo por la cantidad de tareas que debemos realizar, pero no miremos por la cantidad de lo que falta hacer, sino entendamos que con ese aporte que hago estoy disminuyendo un poquito más y salvando una vida entre muchísimos más que también necesitan, sin ese granito la falta sería aún mayor.

La salud mental, un flagelo silencioso que se asoma

Las dificultades que nos trae la pandemia, no solo podemos mirar desde el cambio de estilo de vida, por pérdida o falta de empleo, o lo netamente económico, sino un mal silencioso que exige mucha resiliencia de todas las personas y sin duda de los adolescentes que están en desarrollo de su madurez emocional y en la búsqueda de la propia identidad. En ese sentido también enfatizó, el director del SINAFOCAL, Alfredo Mongelos: “El mayor problema que va a traer esta pandemia no va a ser solamente un problema de empleo o económico, sino esa enfermedad de la salud mental de nuestro pueblo que va a ser sumamente complicada recobrar. En el programa, hay un acompañamiento psicológico fuerte y permanente, no estamos ajeno a trabajar en esa línea con cada participante, que proviene de realidades de por sí sumamente traumáticas.

El rol preponderante de las empresas

Queremos mencionar de manera especial a las empresas privadas que siempre nos tienden las manos, porque al concluir la formación del adolescente en el programa, le buscamos un empleo digno con el que puedan salir adelante y ayudar a sus seres queridos. El rol de las empresas en ese tramo del proceso es fundamental, porque con las oportunidades que ellos brindan a los graduados, dan sentido a la reinserción social integral, se complementa uno de los pilares de la dignificación del ser humano.

“Los aliados solidarios”

Haciendo referencia a “los aliados solidarios”, o sea, aquellos schoenstattianos de Paraguay, España, Suiza, Austria y Alemania, que con aportes entre 10 y varios mil Euro apoyan a Casa Madre de Tuparenda, José Marín el otro dijo a Maria Fischer: “Haceles llegar, por favor, nuestro agradecimiento, y que gracias a su aporte hemos podido sobrevivir este año 2020 sin ningún aporte del estado. Todo el año sobrevivimos gracias a la renuncia de los funcionarios a percibir el 100 % de sus salarios y al apoyo de gente generosa a través tuyo, a través de Schoenstatt.org”.

“Las numerosas necesidades y la miseria social de la época actual están a la puerta, y esperan que se les ponga remedio o que se encuentren soluciones”, pregunto Martin Flesch en una reciente columna en schoenstatt.org.“¿Se mueve actualmente Schoenstatt en este nivel de los tiempos? ¿O no se están atando numerosos recursos de forma dualista y narcisista por un proceso que lo está eclipsando todo, un proceso que ciertamente también debe tener lugar? […] ¿Tenemos respuestas a las situaciones penosas sociales? ¿Tenemos respuestas que ofrecer al movimiento migratorio (80 millones de refugiados en todo el mundo)? ¿Tenemos como Movimiento de fe de los nuevos tiempos (Kentenich) también nuestro oído en el pulso del tiempo? ¿Tenemos respuestas a la política excluyente de la Unión Europea hacia los refugiados, que desprecia los derechos humanos? ¿Tenemos respuestas caritativas a la escasez de vivienda social en nuestro país? ¿Tenemos respuestas a la creciente brecha de la riqueza? ¿Tenemos soluciones caritativas, pastorales y de acompañamiento para los que buscan, para los desarraigados, para los traumatizados…? ¿Vemos a las figuras marginales de nuestra sociedad y nos preocupamos por ellas?

En el caso de los schoenstattianos que trabajan en y para CMT, podemos contestar a estas preguntas con un rotundo: SI.

CMT dignidad


Página oficial

Todos los artículos de Casa Madre de Tupãrenda

Donaciones
Cuenta bancaria en Paraguay
Banco Familiar
SWIFT FAMIPYPAXXX
Cuenta corriente 50 00408672
A nombre de: FUNDAPROVA
RUC 80079669-1

Cuenta bancaria en Alemania
Nombre: Schönstatt-Patres International e. V.
IBAN: DE91 4006 0265 0003 1616 26
BIC/SWIFT: GENODEM1DKM
Uso previsto: P. Pedro Kühlcke, Casa Madre de Tupãrenda

dignidad CMT

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.