Publicado el 27. octubre 2015 In Vida en alianza

Dietershausen le agradece a las Hermanas de María la entrega de su Casa Provincial que se convertirá en un hogar para refugiados menores no acompañados

ALEMANIA, Sabine Merdes y María Fischer •

“En Dietershausen se viven los momentos más tristes desde hace muchas décadas – el próximo domingo se mudan las primeras Hermanas de María y todo el pueblo se encuentra en estado de shock…Ya es algo definitivo y también se puede leer en las noticias locales…” Así fue la primera reacción a principios de octubre, cuando la noticia fue dada a conocer a través de los medios de comunicación y a través de la Familia de Schoenstatt de la diócesis de Fulda: debidoa la fusión de provincias, ya no existirá más el Centro Provincial de las Hermanas de María de Schoenstatt en Künzell-Dietershausen (diócesis de Fulda). El director diocesano P. Ulrich Schäfer, perteneciente a la Federación de Sacerdotes de Schoenstatt, pudo calmar los ánimos y aseguró que diez hermanas permanecerán en el centro de formación “Casa José Engling” para continuar con su trabajo en el centro de Schoenstatt. Todas las otras hermanas deberán despedirse. Ya el 14 de octubre comenzó poco a poco la mudanza de las hermanas de Dietershausen a las distinas filiales y centros de cuidados para las hermanas mayores en el sur de Alemania.

Surge una iniciativa: Ilona Wehner llamó a todo el mundo durante una semana, informando y organizando, apoyada por muchos otros, para celebrar una Santa Misa el 11 de octubre, así todos tendrían la oportunidad de agradecer a las Hermanas de María y despedirse de ellas. Esta celebración tuvo una gran resonancia en el lugar.

Dankgottesdienst 015

Una era llega a su fin

Y de esta manera el 11 de octubre se celebró una preciosa Santa Misa con los párrocos P. Hartmann, P. Vonderau y P. Schmitt junto a 16 monaguillos junto al altar, la Asociación Musical Haunequelle y participaron entre 350 y 400 personas que se sentían vinculadas a Schoenstatt.

Fue algo muy conmovedor y esto dio la oportunidad de despedirse personalmente y de ensalzar lo que hicieron posible las primeras hermanas de María desde 1935 (atención de enfermería, atención en kindergarten, servicio de sacristán, etc) y cómo las hermanas marcaron de forma natural la vida del pueblo. Al término de la Santa Misa, el alcalde del pueblo y la representante del consejo parroquial tuvieron palabras de agradecimiento. La Hermana M. Ilga también agradeció y habló sobre la futura situación.

 

Después uno tenía la sensación de encontrarse en un “evento del corazón”en la Iglesia de Dios Padre. Todos permanecieron parados, riendo, llorando, preguntando, envueltos en los recuerdos del pasado…

Cada uno se pudo llevar una tarjeta con un mensaje del Padre Kentenich.

En este sentido, una era llegó a su fin, hasta fin de año partirán 30 hermanas y diez permanecerán en la Casa José Engling.

Para las hermanas, esta fue una forma maravillosa de decir “adiós”, lo que no habría sido posible sin esa Santa Misa (según la Hermana M. Luzia, que ha pasado casi la mitad de su vida en la Marienhöhe en Dietershausen). Ella ya se “mudó” el miércoles pasado.

Dankgottesdienst 028

Futuro: un hogar para refugiados

¿Qué sucederá con la gran Casa Provincial? Una respuesta a las voces del tiempo. Caritas de Fulda compró la casa para utilizarla como alojamiento para menores refugiados no acompañados. El 1 de noviembre Caritas comenzará su trabajo en el lugar y el 15 de noviembre se mudarán 60 jóvenes desde un refugio improvisado hacia Dietershausen y de esta manera poder aliviar los centros primeros de recepción de refugiados en Giessen y en Fráncfort.

Según el Jefe de Administración de Fulda, el Dr. Heiko Wingenfeld y el Primer Asistente del distrito, el Sr. Frederick Schmitt, el lugar es especialmente adecuado para este propósito. Las salas son, por ejemplo, apropiadas para enseñar alemán. El complejo en sí está rodeado de una amplia zona al aire libre. En la Casa Provincial es posible asegurar el acompañamiento por parte de profesionales, de tal manera que los jóvenes encuentren buenas condiciones para adaptarse a su nueva situación de vida sin sus familias.

Junto a las tareas de Caritas como responsable de este primer centro de recepción, que el estado y del condado de la ciudad de Fulda le pidió de asumir a la asociación social de la Iglesia católica, el director de Caritas, el Sr. Juch anunció que se agrega un primer examen médico y el cuidado de la mayoría de los jóvenes menores, supervisándolos, acompañándolos en su rutina diaria, educándolos, especialmente en relación a la adquisición de la lengua alemana, como también ofreciéndoles actividades en el tiempo libre. Juch subrayó el hecho de que Caritas nunca antes fue responsable de centros de recepción inicial, sin embargo tiene una gran experiencia en la atención y apoyo con los refugiados menores de edad.

Dankgottesdienst 019

Con material de Osthessen News www.osthessen-news.de

Original: alemán. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria

Etiquetas: , , , , , , ,