Publicado el 2020-06-19 In Alianza de Amor Solidaria en tiempos de Coronavirus, Madrugadores, Schoenstatt en salida

Crecer y ser fecundos en la adversidad…

INTERNACIONAL – MADRUGADORES, Octavio Galarce Barrera •

29 de abril y 2 de mayo, son dos fechas que quedarán en la historia de los Madrugadores como dos hechos que marcan decididamente un antes y un después. Los ecos que provocaron, primero, la carta respuesta de puño y letra del Papa Francisco, y luego la mención que hace de los Madrugadores en su saludo de introducción a la Misa celebrada desde la capilla de la Casa Santa Marta en El Vaticano, siguen aún resonando y provocando reacciones de toda índole. Fue sin duda alguna un gran “espaldarazo” que ha proyectado esta experiencia pastoral, que convoca a los hombres, en ámbitos en los cuales hasta ahora no podíamos llegar con tanta amplitud y con una cobertura mundial. Basta recordar que el día 2 de mayo había cerca de 170.000 personas, de todo el mundo, conectadas por internet, participando de la Eucaristía que celebraba el Papa. —

Rezo del Rosario internacional

Desde el 22 de abril como comunidad internacional de Madrugadores nos organizamos para rezar el Rosario los días miércoles a las 20.00 hrs. de cada país anfitrión, lo que provoca distintos husos horarios en los 16 países en donde hasta ahora hay comunidades de Madrugadores. Hasta hoy, 9 han sido los países anfitriones que han guiado el rezo del Rosario, compartiendo con todos su historia y la riqueza de la oración. Significativos resultaron dos miércoles seguidos en que los madrugadores de Portugal y España tomaron la posta. Escuchar distintos acentos y pequeñas variaciones en las oraciones que se incorporan, nos hicieron sentir la universalidad de nuestra Fe y también la riqueza que aportan en su conjunto.

Cada país que hasta ahora se ha tenido que organizar internamente para guiar el Rosario agradece la ocasión aprovechada para fortalecer los lazos de vinculación interna con las comunidades locales, algunas de las cuales no tenían un canal de comunicación tan expedito como el que ahora tienen.

Frutos de la oración comunitaria

Ya sea por contactos que se han generado de hombres que se han sumado al rezo del Rosario o por otras vías, 6 son los países que están en proceso de fundación de sus comunidades: República Dominicana, Guatemala, Honduras, Panamá, Venezuela y Canadá, cada uno en distintas etapas, unos más avanzados que otros. Hay otros contactos de otros países, pero aún en etapa de “vitrineo”.

Proyecciones como lo expuesto en la crónica de la comunidad de Madrid, publicada en estos días en esta misma página, hay muchos y algunos de ellos ya se empiezan a materializar, al menos en forma gradual. Hay mucho entusiasmo y la total convicción de que este tiempo de Pandemia ha sido para esta corriente de vida un tiempo de mucha fecundidad, tanto en la expansión como en la profundización de los lazos entre las comunidades que ya existen en el mundo.

El tiempo de pasar por el “desierto” o retirase para hacer silencio, como lo hacía Jesús con los suyos, sin duda alguna, para los Madrugadores traerá una mayor fecundidad en lo que hacemos, pero sólo si actuamos en consecuencia y fidelidad a nuestras aspiraciones y sueños. En definitiva, sólo si somos capaces de asumir la tarea que Dios nos señala y muestra con tanta claridad…

Chile, Puerto Montt

Mucha vida y también expresiones de solidaridad

Hay iniciativas de toda índole que han generado algunos madrugadores en forma particular, en conjunto con otros, o con sus propias comunidades de base.

Ya casi no hay madrugadas virtuales que no cuenten con invitados, ya sea de sus propios países o del mundo. Todos los sábados hay madrugadas que utilizan la plataforma Zoom, Google Meet u otra alternativa; muchas se transmiten por Facebook, y algunas las suben a su propio canal de Youtube. El rezo del Rosario durante la semana, independiente de la convocatoria internacional de los miércoles, también tiene invitaciones abiertas y otras muy acotadas a sus propias comunidades. Comunidades que se han organizado para llevar una palabra de aliento a la Cárcel, a los privados de libertad, invitándoles a rezar juntos, o bien visitas a Hogares de Ancianos.

También hay encuentros de conversación en torno a alguna temática específica; testimonios de vida.

Con certeza también en otros lugares, acá en Chile, hay muchas comunidades que se han organizado para llevar a alguien en particular o algunos grupos más desvalidos, la muy necesaria ayuda en alimentos y también con aportes en dinero; hay muchos que han perdido su fuente laboral y que ya no cuentan con lo básico para pasar el día. Ayuda en hogares de ancianos, ayuda a personas que viven en la calle, ollas comunes en comedores abiertos, dan cuenta de una preocupación delicada por los abandonados y por los cuales hay que preocuparse y ocuparse. Y sin duda alguna, muchas más anónimas iniciativas que sólo Dios conoce.

Algunos países vuelven poco a poco a retomar algún grado de “normalidad”. Otros, especialmente en este lado del mundo, aún tenemos tiempos de confinamiento y de cuidado; habrá que ver la forma de seguir aprovechando de mejor manera, como has sido hasta ahora, este tiempo supuestamente “no fértil”.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.