Publicado el 29. julio 2019 In Casa Madre de Tuparenda, Obras de la misericordia

Bautismo, primera comunión y confirmación en Casa Madre de Tupãrenda

PARAGUAY, Ricardo Acosta y Maria Fischer •

“Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”, pronunciaba el P. Pedro derramando el agua sobre la cabeza de uno de los participantes del programa de reinserción social de jóvenes de CMT (Casa Madre de Tupãrenda), que recibió el sacramento del bautismo, signo de la vida nueva y de la misericordia del Dios Trino. —

Su nombre es Antonio*. Su madrina Magdalena es la instructora de costura. Lejos, en Europa, tiene otros padrinos, que rezan por él y donaron plata, que a ellos en verdad no les sobraba pero que sintieron que Antonio* lo necesitaría más, para poder cumplir su programa en Casa Madre de Tupãrenda. Ni de lejos se imaginaron el bautismo de su beneficiario ni la alegría que significa. Toda la familia de Antonio* es de otra religión, pero el decidió bautizarse e insistió mucho en que la ceremonia fuera antes de salir a la pasantía el 01 de agosto. Su familia no asistiría, pero al final vinieron su mamá y su hermana con su hijo.

Claudio*, quien recibió el sacramento de la Confirmación, es ahijado de un paraguayo, que fue de los primeros a contestar con un SÍ generoso al llamado por ayuda, cuando a la Casa Madre de Tupãrenda, en mayo, le cortaron los aportes estatales.

Dos Emilio* recibieron la primera Comunión. Uno de ellos apoyado por un matrimonio joven de Suiza, que lograron dedicar la colecta parroquial del 15 de agosto para esta intención. El otro Emilio que recibió la primera Comunión, es apadrinado por un hombre de Alemania, que entregó lo recaudado en un concierto de piano a beneficio.

“No es solo que con mucha gratitud recibimos las donaciones”, comenta Ani Souberlich. “Admiramos la creatividad de la gente y nos encanta también que así, CMT sea más conocida”.

Catequistas voluntarios

Todos los martes por la tarde, voluntarios del movimiento de Schoenstatt, realizan un hermoso apostolado en la CMT: imparten clases de catequesis a los participantes del programa que quieran y necesitan hacer alguno de los sacramentos, y finalizan con la celebración eucarística en el santuario de Tupãrenda.

Por eso, el martes 23 de julio no fue un día habitual, ya que se dio cierre al tiempo de formación de un grupo de cuatro participantes con un bautismo, dos primeras comuniones y una confirmación. Junto a los familiares, amigos y personal del programa de CMT, se llevó a cabo esta hermosa celebración en la capilla de la Iglesia Santa María de la Trinidad.

Celebración central y refrigerio

El mensaje central de la celebración se resume en hacer la voluntad del Padre, como María y los hermanos de Jesús. “No es un desentendimiento de parte de Jesús hacia su Madre y sus parientes, sino que los coloca como ejemplo de aquellos que hacen la voluntad de Dios”, culmina el P. Pedro su plática.

Finalizada la ceremonia, todos los presentes se dirigieron a la Casa Madre de Tupãrenda para compartir un refrigerio ameno, festejando de esa manera el hermoso acto de los participantes de nutrirse en la fe y crecimiento espiritual dentro del programa.

La espiritualidad, un pilar del programa

La espiritualidad dentro del programa juega un rol protagónico, ya que se suma a todo lo que CMT ofrece a los participantes, además del desarrollo de habilidades sociales y oficios para el mundo laboral.

 

*nombres fictivos

Artículos sobre Casa Madre de Tupãrenda

 

Donaciones (online momentaneamente solo posible via PayPal)


Para realizar Depósitos desde Paraguay

Banco Familiar
SWIFT FAMIPYPAXXX
Cunte corriente 50 00408672
A nombre de: FUNDAPROVA
RUC 80079669-1

Para transferencias bancarias desde otros países

Nombre: Schönstatt-Patres International e. V.
IBAN: DE91 4006 0265 0003 1616 26
BIC/SWIFT: GENODEM1DKM
Uso previsto: P. Pedro Kühlcke,
Casa Madre de Tupãrenda

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *