Cristián Pérez Fernández

Publicado el 2021-07-23 In schoenstattianos

Cristián Pérez Fernández – aquel del viaje al lago Calafquén

CHILE, Jorge Herranz Galilea •

Hace poco nos ha dejado, luego de una larga vida de profundo compromiso con Schoenstatt, especialmente en la Rama de Hombres, Cristián Pérez Fernández. Conocí a Cristián el 8 de mayo de 1954, en mi primera visita al santuario de Schoenstatt en Bellavista, invitado por Víctor Alamos (compañero de colegio), a una reunión del grupo de la juventud masculina en formación para ese año. El grupo lo dirigía Hernán Alessandri, que en ese momento estudiaba Leyes en la Universidad de Chile y estaba formado por 17 jóvenes universitarios de diversas carreras. —

Mat.CristiánPérez-PilarVial-Ab.20,1958

Casamiento, 20. 04. 1958

Era un grupo de personas notables, con mucha sensibilidad artística. Cristián pronto se destacó como una persona excepcional, muy inteligente, culto y sobre todo equilibrado. Esta condición resultó ser necesaria en este grupo, sobre todo en los cientos de horas de reuniones, jornadas y retiros cuando se producían discusiones teológicas o de otro tipo. Cristián siempre estaba ahí para aportar su erudición y equilibrio.

El grupo tenía como nombre e ideal «Portadores de la victoria». De él salieron cuatro sacerdotes: los padres Pedro Guzmán, Ricardo Bravo, Jorge Zegers y Christian Christensen. Hasta ahora varios continuamos en Schoenstatt. El estrecho vínculo ente nosotros significó casi 70 años de hermandad espiritual y fidelidad de la Mater con nosotros.

En la década de los años 50 del siglo pasado se discutía mucho en Bellavista en los grupos Caballeros del Fuego, Sicut Ventus, Triarios, Caballeros del Santo Grial y otros, si estos deberían ser para toda la vida o transitorios… Nuestras historias de vida de casi 70 años, de Cristián Pérez, Ricardo Peralta, Pablo Domeyko, Carlos Jouanne, Gonzalo Zegers, Jorge Herranz y otros, es prueba fehaciente que los grupos de vida pueden y deben ser para toda la vida, especialmente en los tiempos tan inestables y paganos como los que estamos viviendo. Pertenecer a una comunidad de vida, basada en la Alianza de Amor con la Mater en el santuario, es imprescindible para no naufragar en el tormentoso mar de la vida de hoy.

Fue esta vivencia lo que impulsó, a fines de la década del ‘60, a los grupos de hombres existentes en Bellavista, tanto a los que habían sido formados por el P. Ernesto como por el P. Benito, y que no habían optado por el sacerdocio, y que por tanto aún estaban en el mundo laico, trabajando con estado civil de casados o solteros, a fundar la Rama de Hombres de Chile. En esta fundación estuvimos muchos de los que aún participamos activamente en la rama, desde luego Cristian Pérez fue uno de los fundadores, junto a varios miembros más del grupo Portadores de la Victoria.

santuario HogarLa participación de Cristián Pérez en la fundación de la rama fue fundamental y decisiva, así lo podemos atestiguar, mirando hacia atrás, los que compartimos con él todos estos años en el grupo Abba, a la postre el más antiguo grupo de la Rama de Hombres. Cristián era en realidad “fuera de serie” como persona, con su inteligencia, como hermano de grupo y como amigo. Sabía escuchar y era un certero y bondadoso consejero. Tuvo una gran pasión por el saber y por la verdad, atributos que cada día se hacen más escasos en el mundo de hoy. Conversar con él de cualquier tema era siempre un placer y un aprendizaje.

Vínculo con el P. Esteban Uriburu

En una oportunidad, creo que fue en el verano de 1956, Cristián viajaba con Hernán Krause en tren al sur, hacia el campamento de verano en el lago Calafquén.

Iban ellos solos, no habían podido viajar con el grupo grande que se había ido con anterioridad.

Viajaban tranquilamente, conversando y mirando el paisaje sureño, cuando Hernán, observando a los otros pasajeros, se dio cuenta que en el mismo vagón iban dos argentinos jóvenes como ellos.

Hernán, que no le tenía miedo a nada, le propuso a Cristián ir a hablar con ellos para invitarlos al campamento.

Para Hernán, que era un “tanque apostólico”, esto resultaba ser lo más normal porque lo había hecho muchas veces. Para Cristián era algo bastante nuevo, pero igual se animó y fueron a conversar con los dos argentinos. Hay que imaginarse lo que debe haber sido para los dos “chés”, que seguramente estaban en un viaje de turismo por el sur de Chile, que se les acercaran estos dos chilenos para proponerles bajar en la próxima estación e ir con ellos a un “campamento mariano”.

Debe haber sido una conversación muy simpática, en la cual tanto Hernán como Cristián hicieron gala de sus empujes apostólicos, porque al final los dos argentinos aceptaron bajarse para acompañarlos al campamento.

Yo estuve en dicho campamento, así que presencié cuando llegaron los dos invitados con cara de “no entiendo nada”. Todos en el campamento los recibimos con mucho cariño y alegría.

La mano de la Mater estaba clara en este episodio, porque uno de los dos argentinos era Esteban Uriburu, que no sólo entró a Schoenstatt, sino que se ordenó sacerdote. Así, Cristián fue un muy fiel instrumento para traer a Schoenstatt al P. Esteban.

1956: Bellavista, detrás del Santuario. Delante: Frater Ricardo Bravo,Christian Christensen, Frater Vicente Serró, Hernan Krausse, Cristián Pérez, Jorge Herranz. Atrás: Vittorio Cintolesi, Martín Dominguez,Frater Francisco Mena, Luciano Tomassini, Frater Pedro Guzmán

1956: Bellavista, detrás del Santuario. Delante: Frater Ricardo Bravo,Christian Christensen, Frater Vicente Serró, Hernan Krausse, Cristián Pérez, Jorge Herranz. Atrás: Vittorio Cintolesi, Martín Dominguez,Frater Francisco Mena, Luciano Tomassini, Frater Pedro Guzmán


Foto titular:

1957: Campamento de Calafquén. Equipo de fútbol formado por futuros sacerdotes que jugó contra el equipo de la Obra Familiar. De pié, segundo, de izquierda a derecha, Hernán Alessandri,en la misma línea, al extremo derecho, Luis Ramírez.

Fuente: Vínculo. Julio de 2021. Con permiso

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

1 Responses

  1. Delia Navarro Castex dice:

    Todos en su mision fueron y son Santos de la Vida Diaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.