Requiem Ernest M. Kanzler

Publicado el 2020-12-30 In Año de San José, schoenstattianos, Vida en alianza

Como un nuevo José. Un réquiem navideño para Ernest M. Kanzler

SCHOENSTATT, María Fischer •

Cuando muere un miembro de la Presidencia Internacional, la noticia da la vuelta al mundo, el péndulo entre unidad y diversidad (en las preferencias apostólicas, opiniones, opciones vocacionales) se inclina muy fuertemente hacia la unidad: estamos, vamos con los que sufren, apoyamos en solidaridad, aunque sean tiempos navideños y estemos en medio del confinamiento por el coronavirus.  La noche anterior a la Nochebuena falleció Ernest M. Kanzler, Superior General del Instituto de los Hermanos de María de Schoenstatt. El 29 de diciembre, 100 personas en la Iglesia de Peregrinos y muchos cientos más delante de las pantallas celebraron el Réquiem de Navidad por él, caracterizado por el Presidente de la Presidencia Internacional, P. Juan Pablo Catoggio,  como un «nuevo José», partiendo de la carta del Papa Francisco, Cordis Patre.—

 

Predigt: P. Juan Pablo Catoggio

Prédica del P. Juan Pablo Catoggio | Foto: Pedro M. Dillinger

En la iglesia de peregrinos decorada para la Navidad, el P. Juan Pablo Catoggio (Presidente de la Presidencia Internacional) celebró la Misa, y concelebraron el P. Jörg Simon (Asesor Sacerdotal de la Liga de Hombres), el P. Joachim Schmiedl (durante muchos años asistente del Instituto de los Hermanos de María de Schoenstatt), el P. Bernd Biberger (Director General de las Hermanas de María de Schoenstatt) y el P. Lothar Herter (Director de la Pastoral de Peregrinos).

“En este marco de los acontecimientos de Navidad, nos reunimos para despedirnos del Sr. Ernest Kanzler. En la fe entendemos la muerte como el verdadero nacimiento dentro del Cielo. Sobre la gran pérdida y del duelo prevalece el agradecimiento: agradecimiento por él, por su vida y su actuar entre nosotros, agradecimiento por todo lo que el buen Dios le regaló al Sr. Kanzler y por todo lo que nos regaló a nosotros a través de él. Más que la despedida nos une el Magníficat y la confianza de que interceda en el Cielo por nosotros, especialmente por su comunidad y por Schoenstatt”.

Así comenzó el P. Juan Pablo Catoggio su homilía, citando el saludo navideño de Ernest M. Kanzler, que se ha convertido para muchas personas en palabras proféticas sobre la interpretación de su muerte repentina poco antes de la Navidad, algo tan difícil de entender desde el punto de vista humano:

“Una Navidad muy especial está a la vuelta de la esquina. Dios prescribe una forma completamente nueva de ver la fiesta del nacimiento de su hijo. Más que nunca, anhelamos luz en la oscuridad, fiabilidad en el futuro, la comunión con nuestros seres queridos.

Los valores centrales de la Navidad se están volviendo más claros.

Los accesorios de la Navidad se ponen en su lugar. Esperemos al Niño Jesús. Él es la luz en la oscuridad. Dios nos da con él un aliado absolutamente fiable para cada futuro que se encuentra delante de nosotros. La amistad con él nos da comunión con profundidad”

 

Ernest M. Kanzler Requiem

Como José

«Todas las características de san José que el Papa describe le quedan increíblemente bien», dijo el P. Juan Pablo Catoggio al final de su homilía, en la que situó la vida y la muerte del Sr. Kanzler en el contexto de la Navidad. La carta del Papa Francisco con ocasión del Año de san José, que inició el 8 de diciembre, describe en siete puntos la paternidad del santo, que se encuentra en el rincón izquierdo del santuario original y ocupa un lugar especial en el corazón de muchas personas.

„Como José, Ernest Kanzler acogió a María y a Jesús.  Como José, buscó siempre la voluntad de Dios y la llevó a cabo en la obediencia de la fe. (…) Como José, se tomó en serio su profesión y el trabajo. Como José, fue en el verdadero sentido de la palabra todo un “señor”: mariano, sencillo y digno, varonil y noble, tal como se mostraba exteriormente. (…)

Como José, confiaba en Dios en todas las situaciones. Como los «justos» a los que el Libro de la Sabiduría alaba. El Sr. Kanzler, como José, se sabía llamado a ser el padre de una familia sagrada…”

Pensemos en cómo podemos plasmar el Año de san José, cómo los varones pueden dar testimonio de uno u otro de los puntos que nuestro Santo Padre nos señala sobre José como persona y en la Iglesia, buscamos y palpamos – y entonces Dios simplemente nos coloca a alguien que estaba entre nosotros, frente a nuestros ojos y: “debo admitir que no hay que forzar nada para ver al Sr. Kanzler como un nuevo José. Todas las características de san José que el Papa describe le quedan increíblemente bien”.

Recorrer juntos una parte del camino

«La vieja tradición de sentarse juntos después del réquiem, con café y pasteles, de conversar sobre nuestros encuentros, experiencias, alegrías y sufrimientos con el difunto, no nos ha sido regalada este año», dijo Pedro M. Dillinger al comienzo de la misa. Él mismo, así como Harald M. Knes y Joachim Konrad, de la Federación de Hombres, dieron un breve testimonio de cómo habían experimentado a Ernest M. Kanzler, de cómo él, dando mucha libertad, había caminado junto a ellos un pedazo del camino. Y significó dejar sola a la comunidad en el lugar de Schoenstatt para Navidad y viajar a Chile para celebrar la Navidad con un Hermano de María que vivía solo allí.

Libro de condolencias

Le invitamos a usar la función de comentarios de este artículo para expresar sus condolencias o compartir recuerdos y experiencias con Ernest M. Kanzler – aquí tampoco habrá café ni pastel, pero sí, como es una buena tradición, habrá testimonios de encuentros que perduran.

Ernest M. Kanzler Requiem

Foto: Pedro M. Dillinger

 

pdf de la predica del P Juan Pablo Catoggio Homilía P. Juan Pablo Catoggio

 

 

 

 

 

 

 

Original: Alemán, 29.12.2020. Traducción de la homilía: Paz Leiva, Madrid, España. Traducción del texto redaccional: Tita Andras, Viena, Austria/es/mf

Falleció Ernest M. Kanzler, superior general de los Hermanos de María

Etiquetas: , , , , , , , , ,

8 Responses

  1. Quiero hacer llegar mis condolencias a los Hermanos de Maria y acompañarlos en estos momentos No conoci al Hermano pero a través de las palabras del Padre Juan Pablo puedo comprender que era portador de los rasgos que pude apreciar en los Hermanos que conoci en Santa Maria, Brasil. De manera especial en el Hno Germano Arendes a quien tuvimos la gracia de conocer y nos visito en Argentina.
    Que el testimonio de vida de este José sea semilla de muchos nuevos Hermanos de Maria en el mundo!
    Con un afectuoso saludo
    Ana C de Echevarría
    Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina de Schoenstatt . Argentina

  2. Mi más sentido pésame a la comunidad de los Hermanos de María de Schoenstatt: un santo varón ha partido al cielo. Desde allí, el Sr. Ernest M. Kanzler seguirá acompañando e intercediendo por su comunidad. Me impresiona mucho su vida, realmente fué un san José en su actuar, pensar y vivr. Que Dios y nuestra Mater lo tengan en el paraíso eterno. Un saludo desde Viena, Austria
    Tita Ravera de Andras

  3. Sentidos pesames por tan irreparable perdida..Q.E.P.D.Y BRILLE PARA EL LA LUZ PERPETUA!!🙏🙏

  4. Tuve la oportunidad de conocerlo hace algunos años. Irradiaba serenidad y alegría. De palabras profundas. En esa oportunidad puede ver algo de esas cualidades que en su momento nuestro Padre Fundador dijo de Mario: claro en el pensar, recio consigo mismo, orientado a la tarea y profundamente religioso. Herr Kanzler, padre y amigo: guardamos tu herencia. Ayúdanos a ser fieles a la misión.

  5. Sentidas condolencias y cristiana resignaciòn bajo la atenta mirada de la Mater..por la pèrdida del Superior de los Hermanos de Maria….Grupo Campaña del Rosario de Concepciòn-Paraguay….

  6. Querida Familia, lamentamos el fallecimiento de Ernest Kanzler y elevamos un ramillete de Ave Marías acompañándolo en su regreso a la Casa del Padre.
    Un fuerte abrazo desde el Santuario Madre del Pueblo, Arquidiócesis de Bahía Blanca.
    Familia de Schoenstatt de Coronel Dorrego.

    Coronel Dorrego,

  7. Mis oraciones y sentidas condolencias por el superior general de los Hermanos de María Ernest M. Kanzler. En estos tiempos de crisis sin duda necesitamos mirar a San José y dejarnos conducir por su paternidad, sencillez, confianza, discreción. Una lástima perder a un schoenstattiano que reflejaba tan bien estas virtudes, aunque seguro ya estará trabajando en el Cielo, junto con nuestro padre fundador, por la unidad de nuestra familia mariana.

    Gracias Schoenstatt.org por el comunicado y la traducción.

    • Mi pesame a la Comunidad de los Hermanos de Maria. Los Buenos siempre se nos van tan pronto!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *