Publicado el 25. agosto 2016 In Vida en alianza

Un encuentro entre generaciones y regiones en las sierras de Córdoba

ARGENTINA, María Teresa Martino •

¿Por dónde empezar? Dicen que las mujeres tenemos la tendencia a mirar las revistas de atrás para adelante, y yo quisiera seguir ese método, saboreando el fruto final, gozar “la foto” y anunciar a todos que en la luz de las miradas y el calor de los abrazos, era perceptible el eco de corazones transformados.

Llegamos desde diversos lados, pero nos despedimos todos desde un mismo lugar-hogar común: la certeza de la misión compartida, la convicción unánime de haber sido elegidos para esta misión y de estar juntos recorriendo la senda de Dios e involucrados en su respuesta al tiempo: ser, vivir y regalar familia.

Huerta Grande fue nuestra posada

La comunidad territorial de la Federación de Familias, con sus variados y marcados matices regionales, acrecentó en estos tres días – del 13 al 15 de agosto de 2016 – su experiencia de unidad. Participaron 108 matrimonios con sus hijos de todas las edades: más de 350 personas en total. El vigoroso arraigo en la misión común y la inclusión vital en el abrazo de los hermanos, nos permitió nutrirnos y habilitarnos para continuar el camino.

Cada cuatro años realizamos estos encuentros territoriales para elevar la temperatura vincular y la conciencia de misión de nuestra comunidad, reuniendo por sobre todo las diferentes generaciones, cursos y regiones. El lugar: las sierras de Córdoba, un lugar privilegiado en el centro del país. Provincia que alberga el terruño del Cura Brochero, que será canonizado el 16 de octubre como el santo de la misericordia, primer santo argentino.

En Santiago de Compostela se aprende que el camino del peregrino está surcado de posadas. Allí, generosos posaderos alimentan, cobijan, curan heridas, entregan el corazón y animan a continuar la travesía. La posada no es para quedarse, sino para hacer una pausa y seguir. No hay posada sin hermanos generosos, no hay posada sin alimento preparado, sin compartir lo que se tiene, sin confianza compartida de que es el Señor el que guía, espera y redime, durante y al final del camino.

Huerta Grande fue nuestra posada. Agradecemos a todos los que, con alma de posadero, nos acogieron y cuidaron, para que se cumpliera esta pausa creadora en nuestro camino de vida y de misión.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Cómo fue esta pausa?

Lo relato para todos los que no pudieron estar y para revivir nosotros este recorrido lleno de sorpresas y bendiciones.

El principal ingrediente: los participantes. De allí intuir la riqueza de la convivencia. Muchos hijos, bebes, niños chicos, adolescentes y jóvenes. Una fiesta de espontaneidad y alegría. No había fronteras para los diálogos y para la participación (sólo para la hora de ir a dormir). Se sumaron con idéntica fraternidad nuestros invitados del exterior: Rosa María y Josef Wieland, actuales jefes internacionales de la Federación que vinieron invitados desde Alemania para vivir la familia con nosotros.

No de menor importancia, la legión de organizadores cinco estrellas. Atentos, serviciales y presentes en todo el desarrollo y habiendo previsto con amplia experiencia, todas las situaciones. A esta legión pertenecen también todos los federados que asumieron tareas de construcción de áreas específicas del encuentro: liturgia, música, fogones, talleres, dinámicas, actividades con los hijos, espacios de oración.

Un hito: el panel de testimonios

Resumo las notas esenciales con las palabras de Rosa María y Josef Wieland, que gozaron del encuentro y nos impulsaron a exportar la experiencia porque les pareció inédita (¡uuuuuyyyy!)

Quedaron impactados con la profunda identidad schoenstattiana: la misión de Schoenstatt, el carisma del Padre Kentenich es lo esencial y se respira en todo momento. La atmósfera religiosa familiar, que es siempre un anhelo de conquista para todas las federaciones. Códigos de comunicación joven. Se advierte cómo los jóvenes que han ingresado a cada región son los que renuevan los códigos de comunicación y hacen al clima dinámico y jovial del encuentro. Protagonismo de las regiones.

“La vida se enciende en la vida”: en el corazón del encuentro hubo un acontecimiento al que algunos ya le han atribuido el carácter de hito vivencial para nuestra comunidad de familias: el panel de testimonios de vida de tres hermanos nuestros del curso 1, del curso 17 y del curso 31, cuyas vidas han sido tocadas fuertemente por el dolor y por la inmensa misericordia de Dios.

jefes territoriles Arg.

María Inés de Masi y José Epele

Dejarse inundar por la misericordia y salir a misericordear

Quiero resumir el impacto en un pedido que hizo nuestro Padre y Fundador a la Mater en 1952 en nuestra patria, cuando bendijo el Símbolo del Padre para el interior del Santuario nacional (Florencio Varela): “Queremos suplicar que Dios nos regale hombres y mujeres que no sólo sepan hablar bien, sino que comprendan toda la fuerza y todo el peso de esta inmensa misión que nos fue regalada por Dios para la época de hoy, y que estén dispuestos a entregar su vida por ella”. Este pedido era una expresión de su anhelo concreto para la Argentina, y podemos decir que la promesa se cumple hoy en nuestras filas…. Dios nos ha regalado esas personas y hoy todos somos testigos. Nuestra comunidad territorial ha sido bendecida con grandes ejemplos, algunos que en esta oportunidad pudimos conocer y celebrar. En el silencio conmovido de todos crecía el anhelo de identificarse con este modelo de santidad: dejarse inundar por la misericordia y salir a misericordear.

Vemos con alegría que este encuentro reactivó con creces nuestra mística federativa. En este sentido tuvo un lugar de especial atención la proyección apostólica, abundante, concreta, amplia y fecunda, en los ámbitos de influencia de todas las regiones. La exaltación de la vida interior resultó evidente al hacer presentes a nuestros federados del cielo, rezar en familia a Jesús sacramentado, inaugurar la Sta. Misa de niños, y por la especial presencia del primer santo argentino que será canonizado en octubre: el cura Brochero. La referencia profunda y esclarecedora del P. Ludovico a la exhortación papal “Amoris laetitia” resaltó especialmente la dimensión de nuestra misión, enmarcada en el espíritu de la Iglesia. Todos los talleres colaboraron a sumar nuevas perspectivas para la conquista de la santidad cotidiana y el estilo de vida matrimonial y familiar.

Con el matrimonio Wieland

El mensaje del matrimonio Wieland

Finalmente recibimos del matrimonio Wieland:

Propuesta y pedido: al próximo encuentro invitar a matrimonios de otros países para vivir con nosotros la experiencia.

Especial regalo: el Estatuto de la Federación Apostólica de Familias Internacional (ad experimentum) que después de diez años de trabajo vio la luz en el reciente Capítulo 2015. La edición se presenta en cinco idiomas, y está destinado a cada federado de todo el mundo. Una noticia comprometedora para todos: somos la comunidad pars motrix más grande de Schoenstatt, y también la más grande en la Argentina. En términos de responsabilidad fundadora, nos coloca en un lugar de trascendente proyección.

Una convocatoria fundamental: a celebrar los cien años de Hoerde, fundamentalmente en el territorio, pero sumando y adhiriendo a la celebración internacional en Schoenstatt la semana del 20 de agosto, en Schoenstatt original y en Hoerde, con toda la Obra de Schoenstatt.

Ser, vivir y regalar familia

Cerrando el encuentro, recibimos de nuestros jefes María Inés y José Eduardo, las palabras de envío, priorizando la gratitud, la renovada decisión por la misión y la invitación a hacer nuestro el impulso del encuentro en cada región y en cada curso: ser, vivir y regalar familia.

Conscientes además del año jubilar que se aproxima y la trascendencia para la refundación en el corazón, en los Santuarios y en la patria, de la Federación Apostólica de Schoenstatt, nos abrimos a las propuestas y proyectos que puedan surgir de toda la comunidad para sumar al espíritu genuino de esta celebración.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Colaboración: aat, Argentina

Etiquetas: , , , , , , , ,