Publicado el 2. diciembre 2018 In Santuario Original

No se la pudo llenar de vida – la Casa de Alianza en Schoenstatt es puesta a la venta

SANTUARIO ORIGINAL/CHILE, Pilar y Luis Jensen con redacción •

Ha llegado el momento de confrontarnos con la realidad. La Fundación “Maria Reina del Trabajo” de Chile, desde 1998 dueños del histórico “Bundesheim” (Casa de Alianza/Casa de la Federación), con una carta muy sincera se dirige al Movimiento de Schoenstatt, para que la Familia entienda que lo intentaron todo y no resultó, a pesar de muchos esfuerzos y muchas ideas, y que por eso decidieron poner la Casa de Alianza a la venta, porque en todos los años, desde 1998, no surgió la vida real capaz de solventar los gastos corrientes mínimos (ni hablar de inversiones para renovación) y darle un sentido “pastoral-schoenstattiano” a la casa. —

 

Querida Familia de Schoenstatt:

En la década de 1920 se construyó la gran Casa de Alianza en Schoenstatt, muy cerca del Santuario Original, para albergar a todas las personas que asistían a los retiros y jornadas del Padre Kentenich. Él vivió en dicha casa, salvo cuando estuvo privado de libertad, hasta su partida al exilio.

Los padres palotinos, como propietarios y administradores, le dieron diferentes usos a la casa. En 1996 la pusieron a la venta. En esa ocasión, se comentaba que un consorcio hotelero podría instalarse en el lugar.

En tales circunstancias, el Sr. Fernando Arrau, a través de la fundación María Reina del Trabajo, compró la casa el 30 de abril de 1998, pensando que podría convertirse en un Centro para la Familia de Schoenstatt. Durante quince años, él la mantuvo y realizó diferentes arreglos, habitando en ella cada vez que iba a Alemania. Su gran objetivo de transformarla en un centro para la Familia, no prosperó.

En el año 2009, se puso la casa a disposición del Movimiento para que se constituyera en sede de los preparativos para la celebración de los 100 años de Schoenstatt en 2014.

Se habilitaron oficinas, baños, comedor y lo necesario para esta actividad, permaneciendo el resto de la casa cerrada, puesto que no se podía habitar por normativas municipales.

Fernando Arrau falleció el 7 de junio de 2015. La Fundación María Reina del Trabajo, a través del Directorio que administra esta casa, ha hecho infructuosos intentos por financiar sus gastos de operación y mantención.

Posteriormente, se ofreció esta casa al Instituto de los Padres de Schoenstatt para el uso que quisieran darle. Los Padres formalmente desistieron de recibirla, por no contar con financiamiento ni con proyectos que le den vida.

Otros intentos de arrendarla a una universidad o de transformar la casa en un hogar para personas ancianas, tampoco dieron resultados.

En estas circunstancias, la Fundación María Reina del Trabajo ha decidido proceder a su venta, ya que es imposible continuar manteniéndola, sin los recursos necesarios.

Esperamos que la Mater escoja a los compradores de esta Casa de Alianza.

Hacemos partícipe a la Familia de Schoenstatt de esta decisión, que a todos nos conmueve.

Directorio Fundación “María Reina del Trabajo”.

Contacto: Pilar y Dr. Luis Jensen, [email protected]

Etiquetas: , , , , , ,

8 Responses

  1. Contra facta non sunt argumenta.
    Supongamos que una Fundación con recursos la compra y la habilita para que funciones como un centro de formacion.
    Seria repetir el mismo esquema que se presenta desde una década. Que personal tenemos para impartir cursos? O que peregrinos usarían sus dependencias? Hoy seminarios y conventos están casi vacíos…
    Un signo de los tiempos es que la formación y centros teológicos no estarán en un lugar físico concentrando educadores y teólogos sino en diversas partes del mundo hoy unidas por las redes de comunicación.
    Lo que debemos pedir a nuestra Mater es que quien la adquiera no sea un contra/signo de lo sagrado del Valle de Schoenstatt. Y que el Espiritu Inspire su uso por personas que no sean ajenas a las gracias del Santuario.
    Maria tiene fama de hacer grandes milagros.

  2. La Casa de la Alianza fue construida alrededor de 1930, dada su antigüedad ya no responde a los estándares europeos de hoy. Para adecuar la los requerimientos actuales se necesita un capital que la familia de Schonstatt no tiene. Ademas su estructura se pensó para necesidades que ahora están distribuidas en toda la zona en la que está emplazado el Movimiento de Schonstatt. Cuando se construyó la casa todo estaba concentrado en ella y se pensaba que a futuro se ampliaría al doble porque la construcción es asimétrica. Encontrarle un destino de cualquier tipo va ser difícil.

    • Los estándares europeos son más modernos y funcionales, pero para los efectos de educar, basta con que sea posible mantener la casa en pie, adoptando las medidas necesarias de seguridad y accesibilidad. Para convertirla en un taller de Nazaret no se necesita más que la Sagrada Familia, pan techo, abrigo, trabajo, fe, esperanza y amor.

  3. ¿No sería posible convertirla en un moderno centro educativo, “made in Germany”, un establecimiento educacional que brindara una educación integral a niños, niñas y jóvenes, con un sistema de internado, pupilaje y medio pupilaje, a cargo de buenos profesionales de la educación (no necesariamente consagrados; lo importante es que tengan real vocación para la enseñanza)? No sería un seminario menor, sino un lugar sano donde se cultiven vocaciones al matrimonio y a la vida consagrada, orientado por una parte a la formación técnica y por otra parte a lo científico humanista; cuyo proyecto educativo sea sustentable y esté a cargo de la Santísima Virgen, Educadora por excelencia, con la pedagogía de Schoenstatt, y en base a grandes ideales?

  4. Es una lastima y también fiel expresión de la actual realidad de la secularización de la sociedad en especial de la europea. Producto también del relativismo, de la ideologia de género que se ha extendido por todo el continente haciendo metástasis en el cuerpo social y también por estos lares

    • Favor de explicarme pues no entiendo como la ideología de género hizo fracasar los intentos de llenar la Casa de Alianza con vida y sostenerlo economicamente. Muchas gracias, me parece una teoría interesante.

  5. Debemos orar fuertemente para que la gracia de nuestra Mater se haga fecunda… Cobijamiento fecundidad apostólica y transformación apostólica.

    Estuve ahí junto con mi marido en agosto 2018 en una peregrinacion
    Amen

    • Ciertamente que debemos pedir a la Mater que quienes la adquieran no sean ajena a lo sagrado del Valle de Schoenstatt.
      Realisticamente no hay recursos en la Familia de Schoensattt para repetir la experencia que se ha vivido en la ultima decada.
      ESPEREMOS QUE LA PROVIDENCIA NOS SORPRENDA ON GRATAS NOTICIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *