Publicado el 3. marzo 2019 In JMJ Panamá 2019

Una parroquia en modo JMJ

CÓMO VIVÍ LA JMJ2019, PANAMA, Carmen Franco y Maria Fischer

Casi toda una parroquia en modo JMJ: como anfitriona de cientos de jóvenes de un punto de registro, como centro espiritual, como organizadora del “Caleta Festival”… y mucho más. Esta fue la parroquia San Francisco de la Caleta en los días antes y durante la Jornada Mundial de la Juventud en enero. Esta parroquia, con su párroco y su vicario (sacerdotes diocesanos de Schoenstatt), sintió el orgullo de ser anfitriona de la Juventud de Schoenstatt en un colegio cercano y en el Centro Espiritual de Schoenstatt. Literalmente, todos los schoenstattianos de la parroquia se convirtieron en voluntarios. Ahora, unas semanas después, comparten lo vivido en la página de Schoenstatt en la parroquia http://schoenstattpanama.blogspot.com •

Se les pudo ver en cada momento frente a la iglesia, en el lugar de estacionamiento, dentro del templo durante las misas y adoraciones al Santísimo, repartiendo agua, café, estampitas de la Santísima Virgen, folletos sobre Schoenstatt… ayudando a todos en todo.

Una visita especial a una parroquia que lo merece

Como todos saben, el peregrino número uno de la JMJ fue el Papa Francisco. Lo que no todos saben es que la peregrina número dos de la JMJ fue la Virgen de Fátima. Es la primera vez que sale la imagen original para una JMJ. No podía faltar a esta, que era mariana, con el lema: “He aquí la Sierva del Señor”.

Vino la Virgen de Fátima en peregrinación desde el parque del Perdón acompañada de muchos peregrinos. En el recorrido, se escuchaban cantos en español, inglés y alemán. Se rezó el rosario. Fue impactante peregrinar con la Virgen de Fátima por las calles cerradas para Ella, con camiones, carros y buses esperando y sus conductores saludando a Maria…

La recibieron con una calle de honor y mucha devoción, sabiendo lo especial que era esta visita. Apenas dos horas, pero éramos unos privilegiados. Sólo salió a tres lugares y nosotros fuimos los escogidos.

Santa María, Madre de Dios y madre nuestra: cuán agradecidos estamos por tantas gracias. Sabes Tú, gloriosa Reina, como te queremos. En nuestro Movimiento de Schoenstatt esperamos tu cobijamiento y tus gracias, sabemos que Tú eres el camino para llegar a Jesús.

Un lugar íntimo del encuentro con Jesús

Además de las misas multitudinarias y las misas concelebradas por 30 o más sacerdotes en el templo, también se celebraron misas íntimas en el sagrario, o sea, esta capilla lateral donde hay adoración perpetua. Lo hicieron sacerdotes de Schoenstatt y también otros, con pequeños grupos de jóvenes. Siempre hubo unas peregrinas a los pies del Santísimo.

Schoenstatt en el Parque Omar

En el parque Omar estaba el parque del Perdón y había un espacio para el discernimiento de la vocación de los jóvenes. Allí estaba Schoenstatt para dar su mensaje de pedagogía siguiendo los pasos de María y conocer los aportes del padre Kentenich «con la mano en el pulso del tiempo y el oído en el corazón de Dios»

Se revivió lo que ya se sabe: lo maravilloso de nuestro movimiento es que nos da respuesta para todas los estados: niñez, juventud, señoras, caballeros, matrimonios, familias, sacerdotes y Hermanas. Todos tenemos un espacio en este pequeño lugar a los pies de la Santísima Virgen. Ella nos cobija, nos transforma espiritualmente y nos envía a los demás. Se valoran los vínculos humanos como camino para un profundo vínculo con Dios.

El santo de hoy es el santo de la vida diaria. El encuentro con María nos permite una vida cristiana real.

Toda la Juventud de Schoenstatt en la Escuela Belisario Porras

Un regalo especial fue poder ofrecer a toda la Juventud de Schoenstatt un alojamiento cerca de la parroquia en la Escuela Belisario Porras. Las chicas al frente, los muchachos en la parte trasera, todos juntos y contentos. Fueron atendidos por Ligia y Álvaro Carrera y el resto de los voluntarios del Movimiento de Schoenstatt de Panamá

El 26 de enero de 2019, se reunieron todos los jóvenes en el gimnasio para la misa de envío, ya que luego marcharían hacia la vigilia con el Papa en el Campo San Juan Pablo II.

Con canciones de alabanza y mucho recogimiento participaron en esta misa de despedida del lugar de alojamiento. Ahora les tocaba marchar al encuentro con el Papa. “No se olviden de la hermandad vivida en estos días”, fueron las palabras de la homilía.

Los voluntarios con el Papa

Algunas de las señoras voluntarias tuvieron la fortuna de poder participar de esta despedida. Su resumen: un agradecimiento grande a todos los que participaron en esta JMJ. Fuimos instrumento para que estos muchachos vivieran una experiencia que marcará la diferencia en sus vidas. Gracias, Madre, por permitirnos ser tus instrumentos: nada sin ti, nada sin nosotros.

Por supuesto, los voluntarios de la parroquia se dieron cita también, cuando al finalizar el evento con los jóvenes el domingo 27 de enero, el Papa Francisco se dirigió al Estadio Rommel Fernández para saludar a los voluntarios y agradecerles su labor.

Antes de la JMJ tal vez muchos no sabían que existía Schoenstatt – Panamá. Ahora sí se sabe y sabemos que vamos a leer mucho más de esta familia pequeña y creciente con su fuerte impacto apostólico. Tal como dijo una joven de origen venezolana el día antes de la llegada de los jóvenes de Schoenstatt: “Me hubiera gustado mucho estar con la Juventud de Schoenstatt en Costa Rica, pero sabía que mi sitio estaba aquí, para prepararles el lugar en la JMJ.”

Página de Schoenstatt, parroquia San Francisco de la Caleta: schoenstattpanama.blogspot.com

Etiquetas: , , , , , , ,

1 Responses

  1. Bellísima la vivencia de esta JMJ.
    nos preparamos con mucho tiempo y amor y cuando llegó el momento, quedamossorprendidas de la magnitud de este grandioso evento para nuestro pequeño Istmo. Fue entonces cuando realizamos muchas del gran poder de la Mater, que nos acogió, trasformó y nos educó para recibirlos con tanto amor y dedicación.
    Gracias Papá Francisco por escoger a PANAMA!!
    Confiar en nuestro pueblo y nuestras familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *