Publicado el 29. noviembre 2019 In Iglesia - Francisco - Movimientos

Murió el profesor del Papa

ARGENTINA, Maria Fischer con material de AICA •

El padre Juan Carlos Scannone SJ murió el miércoles 27 de noviembre, a las 15.30 hs en San Miguel, provincia de Buenos Aires, como consecuencia de un ACV hemorrágico, del que no pudo recuperarse. Tenía 88 años de edad, 70 en la Compañía de Jesús y 57 de sacerdocio. —

«Lamentamos comunicar la partida a la Casa del Padre del P. Juan Carlos Scannone SJ. Agradecidos a Dios por su vida y vocación, por la dedicación y reflexión que enriqueció la filosofía y teología latinoamericanas. Querido Juan Carlos, descansa en paz», confirmaron en un comunicado los jesuitas de la Argentina y Uruguay.

En tanto, la Sociedad Argentina de Teología precisó que el deceso se produjo por un accidente cerebro vascular (ACV) hemorrágico, del que no pudo recuperarse a pesar de una intervención quirúrgica que se le realizó hace unos días”.

Los restos del padre Scannone fueron velados al día siguiente, jueves 28, en la capilla del Colegio Máximo, donde también se celebró la misa exequial a las 16 hs, para luego proceder allí a su inhumación.

Uno de los padres de la Teología del Pueblo

Juan Carlos Scannone fue uno de los maestros del papa Francisco. Entró en la Compañía de Jesús en 1949. Su carrera académica comienza en 1956, cuando se licenció en Filosofía en la Facultad de Filosofía de San Miguel, provincia de Buenos Aires.

Estudió Teología en la Universidad de Innsbruck, Austria (1963) y obtuvo el grado de doctor en Filosofía, entregado por la Universidad de Munich, Alemania (1967).

Desde entonces, su influencia mundial es altamente reconocida. Fue profesor emérito de varias universidades de la Argentina y de Europa. Presidió el grupo de investigación en Doctrina Social de la Iglesia de la Oducal (Organización de las Universidades Católicas de América Latina) y en éste representa al Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).

“¿De dónde viene ese “brillo de los ojos” de Francisco cuando está delante del pueblo?”, el P. Alexandre Awi pregunta en su libro “Ella es mi mamá”. Su respuesta:

“La formación teológico pastoral del primer Papa latinoamericano estuvo marcada por profesores y teólogos argentinos que lo inspiraron, que le dieron una base teórica para su acción pastoral y le enseñaron a amar al pueblo. Entre ellos se destaca el sacerdote diocesano y profesor Mons. Lucio Gera (1924 – 2012), fallecido pocos meses antes de la elección de Francisco. Juntamente con Gera, los argentinos Juan Carlos Scannone y Rafael “El Viejo” Tello fueron los propulsores de esa “teología el pueblo” o “teología popular”, un movimiento de reflexión teológica considerado por algunos como una variante de la teología de la liberación, que surgió en Argentina hacia el final de la década de 1960. (…)

Scannone, sacerdote jesuita, ex profesor del Papa en su tiempo de seminario, era considerado el mayor teólogo argentino aún vivo y conocedor profundo del pensamiento de Bergoglio, sobre el cual influyó. Scannone concedió una entrevista a Mauro Castagnaro, de la revista Il Regno, en mayo de 2013, sobre las posibles tendencias del nuevo Pontificado:

“Valorizará la piedad y la espiritualidad populares, especialmente la devoción mariana típica de América Latina”, declaró. “Creo que va a apoyar la opción preferencial por los pobres como lugar hermeneútico para la reflexión teológica y pastoral latinoamericana. En Argentina defendió lo que yo llamo la “línea argentina de teología de la liberación”, denominada por algunos “teología del pueblo”, y me parece que va a continuar promoviéndola, sin ignorar otras orientaciones teológicas”.

Scannone explicó que “como la teología de la liberación”, la teología del pueblo, “utiliza el método “ver – juzgar – actuar”, une praxis histórica y reflexión teológica, y recurre a la mediación de las ciencias sociales y humanas. Pero privilegia un análisis histórico cultural frente a uno socio estructural de tipo marxista. (…) Por eso esta corriente subraya la importancia de la cultura, de la religiosidad y de la mística popular, afirmando, al mismo tiempo, que sus intérpretes más auténticos y fieles son los pobres, con su espiritualidad tradicional y su sensibilidad por la justicia. Esta reflexión alimenta la pastoral de los barrios populares y de las villas miserias.”

Mirando las crisis y movimientos no sólo en Chile y sino en toda la iglesia, vale ponderar lo que dice Emilce Cuda, teóloga y profesora en Universidad Nacional Arturo Jauretche, sobre el P. Scannone:

“Aunque formado en la filosofía europea, encontró en América Latina otra mediación para hacer teología: la cultura popular. Como sintetizador de la filosofía y la teología argentina, tradujo al mundo el pensamiento de Lucio Gera y Rodolfo Kusch. Como filósofo de la liberación, tomó la realidad como punto de partida. Como jesuita, tuvo al evangelio como principio de discernimiento. Como filósofo del pueblo, fue el primero en enunciar la posición analéctica ante el conflicto social como lugar de constitución de las identidades. Como teólogo, propuso un método: preguntarse “por dónde pasa Dios hoy”, escuchando el lenguaje simbólico de Juan Pueblo, y buscando sapiencia donde otros solo ven ignorancia.”

“Había sufrido un incidente hace unos quince días, que había dejado totalmente dañado su cerebro y estuvo en coma todo este tiempo”, escribió Carlos E. Ferré, de la Obra Familiar de Schoenstatt en Buenos Aires, muy cercano a él.  “Tenía 88 años y al día siguiente a ese accidente, tenía que viajar a Roma para recibir un doctorado honoris causa en la Universidad Sofia. Era el primero de su larga carrera académica. Ahora gozará del doctorado que le dará Dios Padre”.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *