Publicado el 21. julio 2019 In Misiones

La misión más bonita del mundo

ECUADOR, Isabel y Gabriel Macías •

Una familia con una misión, podría ser el título de las aventuras que ha significado para las decenas de familias ecuatorianas el experimentar la gracia de las Misiones Familiares. ¡Culminando en nueve bodas!

En nuestro caso muy particular, la Mater nos llevó al Recinto El Carmen del cantón Samborondón; una misión que recibía a los misioneros en su segundo año y en este caminar se constató entre los fieles que había una carencia en cuanto al Sacramento del Matrimonio, entre las muchas parejas unidas hace 15, 20 y hasta 45 años.

La misión reveló lo que la Divina Providencia tenía planteado desde el inicio, no nos sentíamos plenos con sólo haber vivido junto a ellos la Semana Mayor de nuestra Iglesia Católica, se elevó la vara  y fuimos con fe a conquistar parejas para Dios.

Nueve parejas se unen en sacramento

De la mano de nuestro nuevo Asesor de la Rama de Familias, P. Felipe Ríos, quien apenas llegó de México se nos unió a misionar, y gracias a nuestra querida MTA y mucho aporte al capital de gracias, tanto de los misioneros, como de las familias de El Carmen, logramos el 6 de julio llevar al altar a 9 parejas para la gloria de Dios Padre!

Esta es sin duda, la misión mas bonita del mundo, la de pelear por las familias, fortalecer la fe y la esperanza donde nos lleve la misión.

Después del hito que ha significado para las misiones familiares este matrimonio comunitario, revisábamos los mensajes, estados, los posteos en redes y continuamos con ese grito de guerra «la misión mas bonita del mundo».

Más allá de haber sido solamente una misión

En marzo, en Semana Santa,  nos referíamos al lugar… tal vez nos referíamos a nosotros, pero hoy, luego de ver todo lo realizado, lo vivido y experimentado, ha sido la misión mas bonita del mundo porque ha consistido en fortalecer la fe de toda una comunidad: el ingresar a sus hogares, rezar con ellos y por ellos llevar la Palabra de Dios, escuchar sus alegrías, penas, dudas y temores y poder ser ese instrumento en las manos de María.

 

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *