Publicado el 21. julio 2019 In Santuario Original

Los laicos en primera línea de la vida de la Iglesia

SANTUARIO ORIGINAL, Maria Fischer •

Los laicos están en primera línea de la vida de la Iglesia. Necesitamos su testimonio sobre la verdad del Evangelio y su ejemplo al expresar su fe con la práctica de la solidaridad. Demos gracias por los laicos que arriesgan, que no tienen miedo y que ofrecen razones de esperanza a los más pobres, a los excluidos, a los marginados”. Una declaración audaz en una fiesta familiar e internacional del Instituto de Hermanos de María, en la que Roberto González selló su contrato-consagración, en presencia de amigos de varios países, idiomas y comunidades de Schoenstatt. Una declaración audaz, como hecha para esta celebración, que fuera pronunciada por el Papa Francisco. —

Pedro Dillinger, el maestro de ceremonias de la celebración realizada este sábado 20 de julio en Schoenstatt, prometió que iba a ser breve al presentar la vocación de los Hermanos de María, el Instituto Secular de Schoenstatt más pequeño en número y el menos conocido, y cuya misión laical es unir cielo y tierra en y a través del mundo laboral.

Fue genial la idea de darle la palabra al Santo Padre (a través del ‘Video del Papa’ de mayo de 2018), para despertar en los presentes la curiosidad por esta vocación, a la cual se consagró Roberto González, de Asunción, Paraguay, después de terminar su noviciado (y un posgrado en jurisprudencia en la Universidad de Mainz).

Mario Hiriart mostró el camino de la santidad en la profesión

Los jóvenes de la Escuela de Jefes de la Juventud Masculina, de Costa Rica, Estados Unidos, Argentina, Chile y Paraguay, invitados a esta celebración, entre los que hay futuros abogados, ingenieros, fotógrafos, periodistas, médicos, escucharon atentamente cuando Roberto González citó a Mario Hiriart, el Hermano de María chileno, el gran héroe de la santidad en la profesión y en la vida laboral:

Necesitamos ingenieros que cambien el concepto vital de la ingeniería simplemente viviéndola de otro modo y hasta sus últimas consecuencias, y arquitectos, abogados, agrónomos, etc., que hagan otro tanto en su profesión; necesitamos filósofos que se compenetren de estos problemas, que los capten, y, en contacto con todas las manifestaciones de vida del tiempo las interpreten y encaucen a la creación de toda una nueva estructura filosófica y teocéntrica. Necesitamos artistas, poetas, músicos, pintores, que hagan arte centrado en Dios, y a la vez captando los valores vitales de su época, recogiendo todas las inquietudes e impulsos”.

Este momento breve entre la Misa con la consagración-contrato y el almuerzo familiar, fue como un prisma vocacional, mostrando lo esencial de Schoenstatt, donde no hay nada estrecho o exclusivo, sino que todos, según su opción vocacional y coordinadamente, en alianza, sirven a la Iglesia, a su misión y al mundo que Dios nos ha confiado, como pueblo santo de Dios desde todas las naciones e idiomas. Fue un momento de respirar esta amplitud y libertad, que requiere, y a la vez regala, libertad interior y amor a la variedad.

Presentación Hermanos de María 2019 pdf

Cada uno en su originalidad, todos juntos como familia sin competir

Esta libertad y amplitud ya se sintió cuando la comunidad festiva se reunió a las 10.00 de la mañana en la capilla de la Casa Tabor, lindamente decorada con girasoles, obra de las Hermanas de María de la Central de Peregrinos. Pedro Dillinger, como maestro de ceremonias, presentó a los invitados, todos parte de la gran red de vínculos de Roberto: sus anfitriones en Mainz y familiares que recién conoció en Alemania, Teresa y Konstantin Blumers, las ya mencionadas Hermanas de María desde México, Argentina y Ecuador, la Hna. Cacilda de la Coordinación Internacional, los superiores del Instituto de Familias, Pepo y Patricia Köstner, los padres Ángel Strada, Facundo Bernabei y Joselo Zabala, los jóvenes de la Escuela de Jefes, los Hermanos de María, Maria Fischer con Sebas Valdez y Zachary Larsson, colaboradores jóvenes de Schoenstatt.org, a cuyo equipo Roberto pertenece hace tres años.

Sebas Valdez tomó las fotos del evento para este artículo, después de depositar el pequeño busto del Padre Kentenich para el Santuario Hogar, al lado del altar. En él estaba presente en ese momento todo Paraguay, donde este busto peregrinó durante casi un año, y donde esperan el inicio de la producción de los mismos para tenerle al Padre Kentenich en casa y en sus salidas misioneras.

Sabiduría, originalidad, justicia

La Misa se desarrolló festiva y alegremente entre canciones en español y alemán, lecturas y oraciones en los dos idiomas. En su predica (en español y traducida al alemán), el P. Joselo, partiendo de las lecturas escogidas, dijo que este Sí que Roberto pronunció es parte del gran SÍ de María, y que queremos y debemos acompañarle a Roberto en este camino. En su carta, Santiago desarrolla aspectos de la sabiduría divina, aspectos de la sabiduría divina personificada en Jesús, sabiduría que facilita originalidad sin competir.

En las bienaventuranzas, Jesús muestra toda la amplitud de vivir como sus discípulos, amplitud y diversidad que nadie puede vivir completamente, pero sí, destacó, según vocación y originalidad, una u otra de las bienaventuranzas. Originalidad, destacó el P. Joselo, es regalo y desafío para la vida en comunidad y para la vida de cada schoenstattiano. Al final, destacó la justicia, el gran tema de Roberto desde su profesión y vida laboral a la cual volverá en pocas semanas, animándolo a trabajar para la justicia en todos los ámbitos desde su vocación laical y su compromiso como Hermano de María.

El SÍ en el Santuario

En silencio, todos peregrinamos después hacia el Santuario, donde las Letanías de todos los Santos con música latinoamericana llenaba el ámbito con ritmo de alegría. El acto de contrato-consagración en sí es simple; un sí a la vida en y según las normas del Instituto de Hermanos de María, un sí del Instituto a su miembro más joven, la firma del contrato, y la renovación de la Alianza de Amor de Roberto, a la cual todos se unieron.

Un momento simple y solemne, lleno de esperanza y emoción, de cantos, fotos y aplausos, de oraciones y agradecimiento.

Redes y vínculos

Después de un brindis, de la infaltable foto grupal (gracias, Sebas, por insistir) y las primeras fotos y videos compartidos vía Instagram y Whatsapp, todos se dirigieron al comedor – y “para mi gran sorpresa, muy obedientemente”, como comentó Pedro Dillinger. Allí la invitación fue a sentarse a la mesa no solo con amigos sino buscando conocer a otros.

Entonces, llegó el momento de fortalecer y crear vínculos. Momentos de reencuentro después de muchos años, momentos de ponerse al día con vida y proyectos de los demás. Se encuentran quienes son casi vecinos en la arquidiócesis de Colonia, se tejen redes con la Misión Roma (que ojalá se transforme en más artículos en Schoenstatt.org), se envían “selfies” a amigos comunes, se habla de vivencias compartidas hace mucho y hace poco, se traduce y se olvida de traducir, se siente familiaridad y se siente internacionalidad, originalidad, libertad y mucha alegría.

Queda agradecerles a Roberto y al Instituto de los Hermanos de María por abrir las puertas de par en par para esta vivencia de familia con su gran espacio de originalidad.

Equipo de schoenstatt.org presente: Zachary E. Larsson (Estados Unidos), Maria Fischer, Roberto Gonzáles, Sebas Váldez (Paraguay)

Fotos: Sebas Váldez @schoenstatt.org

Etiquetas: , , , , , ,

2 Responses

  1. «…lo esencial de Schoenstatt, donde no hay nada estrecho o exclusivo, sino que todos, según su opción vocacional y coordinadamente, en alianza, sirven a la Iglesia, a su misión y al mundo que Dios nos ha confiado, como pueblo santo de Dios desde todas las naciones e idiomas. Fue un momento de respirar esta amplitud y libertad, que requiere, y a la vez regala, libertad interior y amor a la variedad…»
    Esta cita del artículo me toca el corazón. Me vuelve a recordar que Schoenstatt es un movimiento de Iglesia, una oferta libre para muchos de acuerdo a su propia vocación.
    En este caso, aprovecho de felicitar a Roberto por este sí generoso y que Dios, la Mater, nuestro Padre Fundador, Mario Hiriart te bendigan y te acompañen en tu camino.
    Un saludo unidos en alianza solidaria desde Viena, Austria
    Tita Ravera de Andras

  2. ¡Felicitaciones Roberto!. Un abrazo desde aquí, agradecidos al Buen Padre Dios por tu Vocación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *