Nakivale

Publicado el 2022-08-19 In Campaña

Temprano en la mañana del 18 de agosto en Nakivale

UGANDA, Maria Fischer •

Las primeras fotos de la vida real de este día de alianza, 18 de agosto de 2022 me llegaron poco después de empezar mi trabajo, y procedían de Uganda, exactamente del Campamento de refugiados de Nakivale, el octavo campo de refugiados más grande del mundo, que acoge a 119.587 personas de la República Democrática del Congo, Burundi, Somalia, Ruanda, Etiopía y Eritrea. Uno de ellos es Jean de Dieu Ntisumbwa, de Burundi. Desde que llegó allí, trabaja para difundir Schoenstatt, con una sola imagen de la Virgen Peregrina y un gran celo misionero en su corazón. —

Uganda sigue siendo uno de los mayores países de acogida de refugiados de África, con más de un millón de ellos, en su mayoría procedentes de Sudán del Sur, la República Democrática del Congo (RDC), Burundi y Somalia. A finales de abril de 2022, la población registrada de refugiados y solicitantes de asilo ascendía a 1.553.063 personas. Sólo los refugiados son 1.508.827, de los cuales el 24% son jóvenes (ACNUR Uganda 2022).

Esta mañana, los miembros de Schoenstatt en Nakivale se han reunido para celebrar el Día de la Alianza, a primera hora, «para que este día sea bendecido», como dice Jean de Dieu, añadiendo, casi disculpándose, que no había tanta gente por tratarse de una misa matutina.

¿No tanta gente? Vemos las fotos con niños, jóvenes, madres, padres, algunos ancianos, llenando la sencilla capilla. Algunos están arrodillados ante el altar, mientras se enciende una pequeña hoguera donde se queman los papelitos con los aportes al capital de gracias. Para que este día sea bendecido – para Nakivale, para Uganda, para Schoenstatt, y tal vez aún más allá.

Nakivale

Un João Pozzobon de Uganda

Una sola imagen de la Virgen Peregrina para cientos de personas en decenas de aldeas de este enorme campamento. Un solo hombre con una sola Virgen Peregrina saliendo a evangelizar entre sus compañeros refugiados. Un João Pozzobon africano. «Entiende lo que es la Campaña», dice una misionera de Argentina. «No es una piedad por el rosario sino un camino de evangelización. Es un verdadero apóstol de Schoenstatt».

Un apóstol que necesita material de todo tipo, folletos en inglés y francés, imágenes de la MTA, medallas, más imágenes de la Virgen Peregrina. Muchos prometieron enviar, uno de ellos, el P. Pablo Pol, lo hizo realmente. Lo más importante es mantener en oración estas semillas de Schoenstatt en Uganda.

Construir el futuro con los migrantes y los refugiados

Construir el futuro con los migrantes y los refugiados – este es el lema de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado de este año.

Construir el futuro con los migrantes y los refugiados significa también reconocer y valorar lo que cada uno de ellos puede aportar al proceso de edificación. Me gusta ver este enfoque del fenómeno migratorio en una visión profética de Isaías, en la que los extranjeros no figuran como invasores y destructores, sino como trabajadores bien dispuestos que reconstruyen las murallas de la Nueva Jerusalén, la Jerusalén abierta a todos los pueblos (cf. Is 60,10-11)”, se lee en el Mensaje del Papa Francisco. “Los habitantes de la Nueva Jerusalén —sigue profetizando Isaías— mantienen siempre las puertas de la ciudad abiertas de par en par, para que puedan entrar los extranjeros con sus dones: «Tus puertas estarán siempre abiertas, no se cerrarán ni de día ni de noche, para que te traigan las riquezas de las naciones» (60,11). La presencia de los migrantes y los refugiados representa un enorme reto, pero también una oportunidad de crecimiento cultural y espiritual para todos. Gracias a ellos tenemos la oportunidad de conocer mejor el mundo y la belleza de su diversidad. Podemos madurar en humanidad y construir juntos un ‘nosotros’ más grande. En la disponibilidad recíproca se generan espacios de confrontación fecunda entre visiones y tradiciones diferentes, que abren la mente a perspectivas nuevas”.

Perspectivas nuevas también para Schoenstatt.

Oración

Señor, haznos portadores de esperanza,
para que donde haya oscuridad reine tu luz,
y donde haya resignación renazca la confianza en el futuro.

Señor, haznos instrumentos de tu justicia,
para que donde haya exclusión, florezca la fraternidad,
y donde haya codicia, florezca la comunión.

Señor, haznos constructores de tu Reino
junto con los migrantes y los refugiados
y con todos los habitantes de las periferias.

Señor, haz que aprendamos cuán bello es
vivir como hermanos y hermanas. Amén.

Papa Francisco

Nakivale

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.