Madre ven

Publicado el 2021-07-29 In Iglesia - Francisco - Movimientos, Schoenstatt en salida

Madre, ven: Si supieras cuánta Iglesia se vive caminando 1.200 km detrás de nuestra Madre

ESPAÑA, Maria Fischer con Ambrosio Arizu •

“María, si supieras cuánta Iglesia se vive caminando 1.200 km detrás de nuestra Madre. Obispos, una docena; sacerdotes docenas; laicos, miles. Realidades tan diversas sin cambiar de lengua. Tanta necesidad, tanta soledad, tanto sufrimiento. Mucha necesidad de oración. ¡Mucha necesidad de nuestra Madre!”, me contesta Ambrosio Arizu pocas horas después de la llegada de “Madre, ven” a Santiago de Compostela, en vísperas de la fiesta del apóstol. —

El arzobispo de Compostela, monseñor Julián Barrio, recibió en la Puerta Santa de la catedral compostelana a la imagen de la Virgen que, dentro de la iniciativa Madre Ven”, peregrina por tierras españolas, por iniciativa de Ambrosio Arizu, de la Federación Apostólica de Familias de Schoenstatt y pocos sacerdotes y laicos. Cuando algo es de Dios, dijo Joao Pozzobon, un solo hombre puede cambiar el mundo. Lo vivimos en estas semanas en España y mas allá.

“A una madre siempre se la espera con emoción y gozo”, afirmó el arzobispo en una breve homilía de la Liturgia de la Palabra con la que los peregrinos que acompañan la imagen de la Inmaculada fueron acogidos en la Catedral de Santiago. La Plaza de la Quintana fue en la tarde de este viernes 23 de julio un “atrio mariano” al que llegaron los peregrinos que acompañan esta imagen de la Inmaculada Concepción. Un “atrio” que era obligado para acceder en este Año Santo Compostelano a la Catedral por la Puerta Santa. Allí esperaba monseñor Julián Barrio la entrada de María. “Hoy nosotros, en nombre del Apóstol Santiago”, dijo el arzobispo en sus palabras de bienvenida a la Virgen, “acogemos a nuestra Madre”, acontecimiento que definió como “un honor inmerecido”.

Madre ven Santiago

“Ojalá te encuentres a gusto en esta casa de Santiago”

Los peregrinos habían iniciado en Sigüeiro esta etapa que les traía a la Casa del Señor Santiago. Allí habían rezado Laudes por la mañana. A primeras horas de la tarde llegaron al Cruceiro de San Pedro. Era el último tramo del camino francés. Y lo hicieron acompañados por los componentes de la Banda de Música de la Brilat con quienes recorrieron las rúas compostelanas, en compañía, además, de distintos miembros de las diferentes cofradías con presencia en Compostela. Antes de atravesar la Puerta Santa, la Banda de Música de la Brilat entonó el himno nacional. Emotivo momento que fue seguido de “vivas” a la Virgen María y a España.

“Después de casi 1.300 kilómetros recorridos, este es un momento serio de nuestra peregrinación”, había dicho Enrique de Simón, que ejerce como portavoz de “Madre Ven”, en declaraciones a COPE Santiago para referirse a la llegada a Santiago. De Simón explicaba que a lo largo de las jornadas transcurridas desde el inicio de la peregrinación “es increíble cómo la Virgen va tocando corazones”.

Monseñor Barrio, quien también se unió a los peregrinos en el rezo del Santo Rosario en el interior de la Catedral, comentó en su homilía que “María ha entrado por la Puerta Santa para indicarnos a nosotros que este Año Santo Compostelano tiene que ser un año de gracia y de salvación”.

“Ojalá te encuentres a gusto en esta casa de Santiago”, le dijo el arzobispo a María tras hacer alusión al cántico del Magníficat. “Tú conoces nuestras necesidades”, añadió monseñor Barrio. “Te pedimos que nos ayudes a encontrarnos con tu Hijo que nos trae la salvación”, manifestó. “Necesitamos que te hagas presente en nuestras vidas, como lo hiciste con el apóstol Santiago”.

Al terminar el santo Rosario, los peregrinos asistieron a la Eucaristía que presidió el obispo auxiliar, monseñor Francisco José Prieto, quien se había unido jornadas antes a los peregrinos en la etapa que partió de Ferrol.

Precisamente, la idea de los organizadores es rememorar en este Año Santo Compostelano la visita de la Virgen María al Apóstol Santiago en el año 40 desde su casita en Éfeso hasta las orillas del Ebro, para animarle y darle esperanza cuando se encontraba triste y abatido.

La imagen de la Virgen recorrerá los lugares más significativos de la espiritualidad en España y concluirá su camino en el santuario del Cerro de los Ángeles ante el Sagrado Corazón de Jesús, el 12 de octubre, solemnidad de la Virgen Pilar y fiesta de la Hispanidad.

Con los pies embarrados

¿Qué es el efecto de Madre, ven en el pueblo?, le pregunto a Ambrosio, mientras que aun está en Santiago de Compostela. Su respuesta es tan clara como fuerte:

“Cuando un párroco que la recibió fríamente, al despedirla 24 horas más tarde, dice desde el ambón que su parroquia ha sido renovada por la visita de María, está hablando muy en serio.

¡María ha visitado a sus hijos y los ha renovado en la fe y la esperanza! ¡María, no se trata de pasear una imagen lindísima de María Inmaculada! Se trata de llevar andando un símbolo, ¡una señal, que llame la atención, para que se den cuenta de que está llegando nuestra Madre del Cielo a visitar a cada uno de los vecinos del pueblo! ¿Y sabes qué? ¡Los sencillos de corazón lo perciben y rompen a llorar! Ellos se dan cuenta de que la Madre de Dios ha bajado del Cielo en su pueblo. ¡Y es real!”.

¿Un encuentro, entonces? Un encuentro personal, real, que hace arder el corazón… Recuerdo lo que me contaron de los inicios de la Campaña de la Virgen Peregrina, de estos encuentros reales que tocaron corazones y despertaron la fe sencilla, fuerte, audaz. La fuerza de la fe popular. Un tema tan querido para el papa Francisco. ¿El camino de renovación de la Iglesia va por el encuentro personal con María, con Jesús? Al mirar los videos de Madre, ven, uno siente que sí. Al escucharlo a Ambrosio, surge la pregunta: ¿Será que los nuestros no viven ese encuentro con el Señor, que no arden sus corazones?

Ambrosio, ¿Qué significa Madre, ven para nuestro Schoenstatt?

“Desde nuestra sencilla mirada, el Schoenstatt para la iglesia que nuestro Padre soñó. Es así como se codecidirán los destinos de la iglesia. ¡Con los pies embarrados llevando a nuestra Madre por los caminos al encuentro de aquellos que sólo la tienen a Ella! Los sencillos de corazón encuentran en Ella consuelo y esperanza. ¡Madre ven!”.

Un Schoenstatt que sale a hacer iglesia. Un Schoenstatt que se renueva en la calle, con la fecundidad del testimonio personal y del servicio.

Ambrosio, una última pregunta: ¿Puedo publicar todo lo que hablamos?

La respuesta viene al segundo: “Todo lo que creas que pueda servir a otros a salir de la peluquería de ovejas”.

Madre ven

Ya de nuevo en las calles

Santiago fue el hito de la peregrinación, la meta – pero no su fin. Una vez llegada a Compostela, «queremos llevar la imagen de la Inmaculada a los santuarios marianos más importantes de España, pidiendo la renovación de esos santuarios como lugar de gracia, y de España, como “Tierra de María”, dice Ambrosio.

La visita se anuncia en diarios, en la radio, en las redes de santuarios, diócesis, parroquias, monasterios…

Hablan los titulares de los diarios:

  • “La peregrinación «Madre, ven» llega a Zamora” …
  • La Virgen Inmaculada de Éfeso llega este sábado a Valvanera
  • «Madre ven»: visita de la Virgen Inmaculada a Burgos…

¡Madre, ven!

Madre, ven - en Lugo


Enlace directo a las etapas

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

2 Responses

  1. Carlos Ricciardi dice:

    Muy bella y gratificate experiencia de Misionar!!! ELLA ES LA GRAN MISIONERA, ELLA OBRARA MILAGROS!!! Gracias a Ambrosio y a los organizadores de esta peregrinación y a Schoenstatt.org por difundirla. MADRE VEN!!!

  2. Barbara dice:

    Madre ven! Toca también los corazones de aquellos que peregrinamos desde las redes sociales y cada día nos emocionamos con los que la llevan y con aquellos que la reciben, redescubriendo la belleza de un país con raíces profundamente marianas en la gente sencilla. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.