Publicado el 10. marzo 2019 In Campaña, Obras de la misericordia, Schoenstatt en salida

Misión IPS 2019: Jesús está en cada enfermo y María los visita

PARAGUAY, Sady Fleitas •

El sábado 2 de marzo volvimos con la primera misión del año 2019 al IPS (Instituto de Previsión Social, hospital público, creado “con el propósito de proteger la salud de los trabajadores asalariados del Paraguay”). Como es costumbre, fuimos con un gran grupo de amigos muy cercanos, todos ellos también misioneros. Estas son algunas de las historias de las personas que visitamos con la Virgen Peregrina. —

Al entrar a la primera habitación, la 359, la Mater me tenía preparado un tremendo regalazo de amor: era el niño Brunito, tan conocido en Paraguay por el rezo del Ave María difundido por las redes sociales. Nunca me había sido posible acercarle mi “peregrinita”, la imagen para los niños en riesgo. Entonces le hice entrega de la peregrina de la salud de una misionera que nos acompañaba en la misión. Rezamos juntos el Ave María y le dije a su mamá que no están solos, que Jesús y María los visitan, que por ello esta imagen se llama Peregrina y hoy nos utilizó a nosotros.

Es igual a vos, con otro color de pelo

En las dos habitaciones siguientes, estaban unas niñitas que padecían de fibrosis quística. La primera pequeñita, de nombre Thais, se había dormido antes de que la visitemos, pero su mamá, aun con sus pies cansados, nos abrió la puerta y oramos con ella.

La segunda se llama Giselle, una quinceañera que también padece fibrosis quística, es de un rincón lejano del Paraguay, Hernandarias, y le enseñamos a rezar el santo Rosario. Le obsequié el que yo llevaba en el cuello para animarla a conocer esta devoción. Ella estaba con la atención puesta en su celular hasta que le mostré a la Mater y a su hijo Jesús, y le dije: “Mira que Jesusito es igual a vos, solamente que es de otro color su pelo”, y allí comenzó a abrazar y besar a la peregrina.

Como esa imagen es de mi amigo misionero Andrés, le dije a Giselle que podía quedarse con ellos por un tiempo. Eran lágrimas de alegría en esa pieza. Ahora, Andrés está encargado de hacer la contención a esa familia.

Al salir de allí, una señora de nombre Teresita de Jesús, nos pidió encarecidamente que visitáramos a su bebé, que se llama Bryan Alexander.

¿Por qué la imagen de la Mater está cubierta?

Finalmente, le dije a los misioneros que nuestra última misión allí ese día era saber por qué la imagen de la Mater estaba tapada en la sala de enfermeros y médicos.

Fuimos hasta esa oficina, les preguntamos qué había pasado y les entregamos rosarios y estampitas de la Mater. Entonces nos contaron que la habían cubierto a fin de protegerla del polvo de la obra que están realizando en el IPS y que podíamos destaparla.

Así lo hicimos, y fue un desborde de alegría, fe, esperanza, como elevar un estandarte de bendiciones para todos los que creen en Ella, para los que aún no la conocían y hoy vieron qué hermosa es.

María me pidió entregar TODO

Finalmente, fuimos al albergue donde están los familiares de los enfermos internados y encontramos a un papá que estaba descansando. Le comentamos que somos misioneros de la Campaña del Rosario de la Virgen peregrina de Schoenstatt y que estábamos allí para hacerle saber que no están solos. Le pregunte al señor Josías si sabía rezar. Me dijo que no y contó que es oriundo de San Pedro.

Me desprendí del único decenario que tenía, que era de la primera comunión de mi cuñada, y se lo di, pues María me pidió entregar TODO.

En el Rosario final de la Misión IPS encontré una última sorpresa: allí estaba mi amiga Sol Mendieta, quien es la mamá de las mellizas Sofía y Victoria, que ya son angelitos de la Mater.

Todo en la misión se resume en la palabra Amor: “Hay más alegría en dar que en recibir”, un mensaje de Jesús en este día de la primera misión del año.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *