Jornada de matrimonios jovenes

Publicado el 2022-07-30 In Vida en alianza

“El amor cada día es más grande en nuestro hogar”

COSTA RICA, Lore Montoya •

El sábado 23 de julio, se llevó a cabo la Jornada Matrimonios Jóvenes Generación 2022. A través de los monitores, pedí a algunos matrimonios de los que participaron en la jornada un párrafo para con partir con schoenstatt.org y la respuesta ha sido «increíble», todos quieren participar. Comparto algunos de los comentarios que me enviaron.

En el Santuario Familia de Esperanza se reunieron 32 matrimonios jóvenes (menos de 5 años de casados), de las Zonas Este y Oeste, para tener su jornada de medio año donde recibieron charlas y realizaron talleres de reflexión matrimonial sobre vínculos naturales y diálogo conyugal, terminando la mañana de trabajo con una hermosa misa y un almuerzo donde pudieron compartir alegremente.

El día de vinculación y autoformación inició con una interesante charla sobre los vínculos naturales, presentada por el Padre José Luis Correa Lira.

Los esposos Campos Rojas expusieron lo que ofrece Schoenstatt a los matrimonios y otros esposos compartieron su testimonio. La jornada finalizó con una charla sobre Diálogo Conyugal impartida por el matrimonio Vargas Morales.

Jornada de matrimonios jovenes

José y Valeria: Movidos por la fe de María

En el tiempo que tenemos de pertenecer al movimiento Schoenstatt nuestra experiencia ha sido iluminadora. La manera en la que nos han guiado y cómo nuestros monitores y todas las personas con las que hemos topado en el movimiento nos han escuchado, nos ha ayudado como matrimonio, pero más allá de eso, nos ha impulsado a poner en práctica cada una de las enseñanzas que hemos recibido. Hace unos días formamos parte de la Jornada de Medio Año que se llevó a cabo en nuestro Santuario y como matrimonio tomamos la decisión de fortalecer nuestra comunicación como pareja. Damos gracias a Dios y a la Mater por tenernos aquí, siempre movidos y guiados por ella.

Steve y María Fernanda: Apenas el inicio de un proceso

Al lado izquierdo de la estatua del P. Kentenich

Nuestra experiencia estos meses ha sido muy grata. En el poco tiempo que llevamos como pareja en el movimiento, hemos aprendido a ver la vida desde un punto más en armonía con Dios y en sintonía en pareja.

Esto es apenas el inicio de un proceso que esperamos sea muy positivo y sobretodo, rodeado de excelentes personas como lo son las demás parejas y los monitores.

La jornada estuvo muy bonita, entender todas las otras actividades que hace el movimiento, pero lo que deseamos llevar a la vida diaria es, el hecho que conocernos como pareja, interiorizar los conceptos, e intentar de ponerlos en práctica todos los días. Más puntualmente, entender cómo me siento amado, como lograr que la pareja se sienta amada; empatía y tranquilidad para la solución de conflictos.

Diego y Giannina: Un espacio para crecer como pareja

matrimonios jovenesNuestra experiencia en Schoenstatt ha sido muy bonita y ha excedido nuestras expectativas en muchos niveles.

Ha sido un espacio para crecer como pareja de la mano de Dios y compartir experiencias y puntos de vista con otras parejas nos ha parecido muy enriquecedor.

De la jornada, lo que nos gustaría llevar a la vida diaria es ser más conscientes de que nuestro primer vínculo humano es la pareja y que entender eso nos ayuda a tomar mejores decisiones en la vida cotidiana.

Erick y Tiffany: el amor se construye

Durante estos meses en Schoenstatt hemos encontrado un grupo de apoyo con quienes compartimos vivencias, emociones y alegrías en esta nueva experiencia. Hemos sentido confianza de compartir y sentirnos vulnerables para aprender a amar sanamente. Y las herramientas que nos han brindado nos han ayudado a conocernos mejor y a comunicarnos, fortalecernos y edificarnos continuamente. Hemos entendido, sobre todo, que el amor se construye y que es un trabajo continuo, que como familias jóvenes aún tenemos mucho que aprender, pero que no estamos solos.

En relación con la jornada, nos llevamos muchos aprendizajes sobre todo de la lección de las formas de comunicación, sobre cómo las cuatro deben estar alineadas y sanas para que fluyan sanamente.

Rafa y Maura: Dios todo lo hace perfecto

jornada de matrimonios jovenes(…) nuestra experiencia ha sido muy bonita, creemos y tenemos la convicción de que Dios todo lo hace perfecto. Quizás antes creíamos en Dios y la Virgen, pero realmente ser parte del movimiento nos ha acercado aún más y nos ha llevado a crear una conexión entre nosotros y con Dios que antes no era tan fuerte y presente. Ahora de verdad disfrutamos mucho nuestros momentos pequeños de oración y las reuniones, nos sentimos felices de haberlos conocido y que sean una gran ayuda y apoyo para nosotros como matrimonio nuevo o reciente. Además de escuchar y aprender de experiencias de otros y el compartir y poder vincularnos, hasta generar esa familia o amistad bonita, saludable y, por supuesto, principalmente de cercanía a Dios y la Virgen entre todos.

Minor y Joselin: La vinculación de los esposos

Jornada de matrimonios jovenesLa jornada fue un sábado muy bonito. Primero, por ver el montón de parejas con poco tiempo de casados querer estar cerca de Dios.

Además, entender el significado de vinculación y la importancia de la vinculación de los esposos.

Fue un sábado de mucho aprendizaje porque nos ayuda a no olvidarnos de que, con Dios, todo puede ser mejor.


Carlos y Valeria: Queríamos casarnos en el santuario

Queremos contarles que nuestra experiencia en Schoensttat ha sido maravillosa desde el primer día, recordamos que llegamos al santuario porque queríamos casarnos ahí pero el día que fuimos por primera vez tuvimos una experiencia maravillosa, fue como amor a primera vista, no solo por lo que vieron nuestros ojos si no porque en el momento que entramos en el santuario ambos dijimos este es nuestro lugar, aquí pertenecemos .

Y desde ese momento decidimos incorporarnos más realizamos el CIS y entramos al grupo de matrimonios jóvenes, aún sin casarnos porque faltaba solo una semana pero ha sido un caminar personal de pareja y grupal maravilloso, nos damos cuenta de que sin la ayuda de Dios pues el matrimonio no es lo mismo que solo El nos puede guiar para formar la familia que queremos tener y sabemos que en Schoensttat queremos formar nuestra familia, que cuando tengamos a nuestro bebé el también sienta el cobijamiento de Dios y su madre como nosotros, lo sentimos desde el momento uno que entramos a el santuario.

Diego y Tatiana: Ven y verás

Para describir lo que hemos encontrado en Schoenstatt, se nos viene a la mente aquel pasaje del Evangelio según San Juan en el capítulo 1, cuando Felipe invita a Nataniel a conocer a ese Mesías tan esperado y para convencerlo le dice: “Ven y verás”, pues bien, es así como nosotros también les decimos “ven y veras” a los matrimonios como nosotros, a jóvenes hombres y mujeres, sea cual sea su estilo de vida, a unirse a este movimiento que, consagrado a la Mater, nos refleja a Cristo, ese Mesías que tanto necesitamos en estos tiempos difíciles.

Pueden encontrar acá herramientas y espacios para fortalecer su vínculo con Dios, su vínculo con su familia y su vínculo no sólo con la comunidad de Schoenstatt, sino con la comunidad fuera de Schoenstatt. El amor cada día es más grande en nuestro hogar y esperamos que nunca falte, que todos estemos siempre a los pies del Señor.

 

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.