Parallele-Heiligtum

Publicado el 2021-05-05 In Vida en alianza

Gracias por los 50 años – La Familia de Schoenstatt de Eichstätt celebra el jubileo

ALEMANIA, Hna. M. Elinor Grimm •

Una boda real al principio del día – un joven de la Juventud Masculina de Schoenstatt (JM) se casó con su Kathi – y al final, justo a tiempo después de la celebración de la coronación el 1 de mayo: ¡gotas de lluvia! Así se enmarcó la celebración de la coronación en el santuario paralelo de Kösching, cerca de Ingolstadt. —

Otros años, siempre había unos 2.000 peregrinos el 1 de mayo, pero la pandemia quitó un cero. Sólo se permitieron 200 en los alrededores del Santuario. Los números y los textos no fueron suficientes. Los «invitados de la valla» se dispersaron por el bosque y la pradera. Así que al menos los niños pequeños tuvieron una buena oportunidad para jugar.

Sin cantos, pero con mucha música

Siete sacerdotes celebraron con el preboste de la catedral, Alfred Rottler, y el director del Movimiento de Schoenstatt en Alemania, el P. Ludwig Güthlein, que no perdió la oportunidad de venir a su diócesis natal para esta celebración.

Aunque no se les permitió cantar, la banda KoLan de Kösching acompañó la misa solemne con canciones rítmicas para su propia alegría y la nuestra. La misa de coronación no era de Mozart, pero fue acompañada por un hermoso concierto de aves. Al fin y al cabo, estábamos en medio del bosque, bajo las hayas. Para la celebración de la coronación que siguió, tuvimos nuestro propio conjunto formado por dos Hermanas de María y un antiguo miembro de la Juventud Masculina, ahora padre de tres hijos. Tocó la música en el piano eléctrico con gran entusiasmo, acompañado por la Hna. M. Bernadette con su flauta traversa.

Durante el ofertorio, los representantes de las ramas trajeron sus regalos. ¿Cómo se habrá alegrado la Reina? Y los niños fueron aún más felices cuando las familias trajeron su regalo: un pequeño arenero. Está previsto instalar el nuevo parque infantil cerca de la casa de reuniones.

Una vez más se presentaron la corona y el cetro, símbolos que solían exhibirse en la zona de entrada del centro de educación juvenil Haus Sonnenau. Tras un «sueño de la Bella Durmiente», pronto volverán a encontrar un lugar digno en la casa de los jóvenes. Así lo prometió Elisabeth de la Juventud Femenina. Una «corona de fuego» fue traída por Lucas, de la Juventud Masculina; este regalo ardiente de la Juventud Masculina de México está peregrinando entre los jóvenes. Con ella vinculan su petición de una relación ardiente con María.

Además, durante el tiempo de preparación se creó una breve y atractiva oración de coronación y una canción contemporánea de coronación.

La «Corona de las Contribuciones”

El broche de oro fue la «corona de contribuciones» que se había llenado y decorado durante semanas en el Santuario con regalos preciosos – piedras brillantes (capital de gracia). En una «hoja en forma de corona» se podía escribir el regalo para la Reina y también las peticiones. Todo ello terminó en la vasija del capital de gracias.

Hay que mencionar otro regalo poco llamativo, pero importante: el sello con los símbolos de cada sub-comunidad de la diócesis, que tiene su lugar en la pared del Santuario. El orador expresó lo que es la preocupación de todos: «¡Fortalecer nuestra unión! Toma nuestra entrega y compromiso. Elige buenos colaboradores de todas las generaciones».

Parallele-Heiligtum

Gratitud, confianza, entrega

Durante la celebración de la coronación, que estuvo marcada por las palabras clave de gratitud, confianza y entrega, los representantes de otras diócesis bávaras también pudieron expresarse, al igual que hace 50 años. En aquel momento, ellos intervinieron por primera vez en la coronación.

El canónigo Padre Martin Emge, presidente de la Familia de Schoenstatt en Bamberg, confesó que había aprendido del pueblo de Eichstätt a elegir a la Madre Tres Veces Admirable como patrona y soberana.

El director del Movimiento, el padre Ludwig Güthlein, se inspiró en las tres coronas para tres impulsos espirituales en su homilía. Nos propuso reflexionar sobre lo que el Espíritu Santo quiere hacer hoy entre nosotros. Está en medio de nosotros, podemos estar seguros de ello. Es necesario atreverse a comenzar de nuevo, poniendo nuestra confianza en la Reina. Nos ponemos a su disposición tal como somos, incluso en nuestra impotencia. A través de la pandemia hemos tenido nuevas experiencias de Iglesia, hemos formado una Iglesia doméstica. Es necesario profundizar en ello.

A través de las posibilidades digitales pudimos encontrarnos desde todo el mundo. Pero ¿hemos aprendido también a encontrarnos en la vida real? Lo planteó como una pregunta. La Virgen podría ayudarnos a apreciar más los encuentros reales. También podría revivir en nosotros la visión del origen, el entusiasmo de los primeros días en la fase de construcción.

Veamos también lo que ha quedado sin cumplir

En la Alianza de Amor con la Virgen, podemos mirar la tradición, pero también podemos atrevernos a hacer algo nuevo con la sensibilidad de los jóvenes: «Ser coronas vivas» dice la Juventud Femenina. En la Juventud Masculina hay una ronda de coronación, se nos explicó en la reunión de los responsables. Nuestro fundador llamó a las familias «fundamento y corona» de la Obra de Schoenstatt, una gran exigencia, pero también una gran confianza. Es importante que en este día de coronación nos dejemos inspirar personalmente para un nuevo comienzo en el Espíritu Santo.

El P. Güthlein trajo como regalo la «bandera de la novena de Pentecostés», cuyo motivo es la escena de Pentecostés del interior del tabernáculo en los Santuarios de Schoenstatt.

Al final de la celebración, se pudieron admirar más coronas. En el concurso de pintura, algunos de los niños de tres o cuatro años crearon verdaderas obras de arte. Se crearon magníficas coronas, algunas decoradas con piedras de colores. Todavía se pueden admirar en el Santuario.

Patrona de Baviera

«La comunidad de peregrinos terminó la celebración, bellamente enmarcada por la banda de KoLan, con una oración de consagración a la Patrona de Baviera, y el himno bávaro tocado instrumentalmente puso el broche de oro a la celebración, como cada año. Lamentablemente, debido a la pandemia, no pudimos reunirnos», dijo alguien del equipo de preparación. «Pero todos se alegraron de que el Jubileo fuera posible, al menos en esta forma, y todos están deseando volver a reunirse después del coronavirus, sin mantener la distancia, para comer y charlar en el Centro de Schoenstatt».

No sin la tradicional lluvia

Ya al final de la ceremonia de coronación comenzó a llover. Como no podía ser de otra manera -dijo el director del Movimiento-, porque tanto hace 50 años como en otros eventos importantes en el santuario paralelo, siempre había llovido hasta ahora. Pero la lluvia nunca ha impedido que la gente se acerque a María, especialmente en la fiesta de la Patrona de Baviera. Y con una sonrisa, añadió: «De lo contrario, la celebración no habría sido válida en la tradición del santuario paralelo».

Un hermoso y regio ramo de flores para la Reina fue la guinda del pastel del día de la coronación. El ramo fue entregado en la casa de las Hermanas por un caballero de Kösching. Todo esto son testimonios de amor a la Virgen, Reina de Mayo.

Parallele-Heiligtum

Una preparación intensiva

Desde el Adviento, la Familia de Schoenstatt en torno al santuario paralelo se ha estado preparando para este día. El 6 de abril de 2021 se inició la fase intensiva con una peregrinación a la catedral de Nuestra Señora de Ingolstadt al cuadro de gracias de la Madre Tres Veces Admirable, no por el coronavirus, sino por las dos coronas que se colocaron en el cuadro de gracias de Ingolstadt desde el Año Mariano de 1954. Después de que los artistas no las encontraran adecuadas para la imagen icónica, acabaron en la caja fuerte del tesoro de la catedral.

Monseñor Maurer lo recibió hace 50 años como préstamo permanente. De este modo, queda bellamente expresada la relación entre la capilla de Schoenstatt y la imagen de gracias en Ingolstadt.

En la nueva imagen de la coronación se explica el contexto histórico:

Las dos coronas «son … símbolo de un patrimonio histórico. En el siglo XVII, un gran movimiento de renovación emanó de Ingolstadt a través del padre Rem. El P. Kentenich se enteró de esto en 1915 y estaba convencido de que un movimiento de renovación religiosa similar podría emanar de los santuarios de Schoenstatt en la actualidad. En el marco luminoso que rodea la imagen de María, «Ingolstadt» nos recuerda este paralelismo. También se adoptó el título ‘Mater ter admirabilis’ (Madre tres veces admirable) para la imagen de gracias en Schoenstatt».

Seguramente todos estarán agradecidos y de acuerdo con el estribillo del nuevo himno de coronación: «María, el cielo y la tierra se tocan en el Santuario. María, nos das en el santuario bendiciones abundantes. Envíanos, estamos listos. Pídele tú al Espíritu Santo».

Parallele-Heiligtum

Original: alemán, 2.5.2021. Traducción: Paz Leiva, Madrid, España

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.