Publicado el 7. febrero 2020 In Vida en alianza

Día de Encuentro 2020 de la Familia de Schoenstatt de Fulda con Mons. Michael Gerber

ALEMANIA, Hna. M. Louise Schulz vía schoenstatt.de •

En enero de 1967, el fundador, el P. José Kentenich (1885-1968), visitó a la Familia de Schoenstatt de Fulda y les dio importantes impulsos. Por este motivo, los schoenstattianos de la diócesis de Fulda se reúnen cada enero para el intercambio mutuo y la orientación común, esta vez lo hicieron con Mons.  Michael Gerber. Las comunidades del Movimiento de Schoenstatt se presentaron a sí mismas y a sus proyectos actuales – esto no sólo fue algo informativo para Mons. Gerber, sino también para los muchos schoenstattianos presentes en la sala. —

„¡Dietershausen – un centro de Schoenstatt con vitalidad!“

„¡Dietershausen – un centro de Schoenstatt con vitalidad!“, así resumió el obispo sus impresiones. Él llamó la atención sobre el símbolo del Espíritu Santo del Santuario de Schoenstatt, que ahora está en peregrinación. El símbolo ya lo había visitado esta semana en la casa del obispo, cuando estaba a punto de elaborar una importante declaración para el camino sinodal.

«Tu actúas”, Mons. Gerber está convencido de ésto – como en Pentecostés, cuando María se encontraba con los confusos apóstoles en el “Cenáculo”. El símbolo del Espíritu Santo en el Santuario no sólo nos recuerda ésto, sino que también tiene validez aquí y ahora. „ ¿Creemos que el Espíritu Santo nos regala una irrupción pentecostal, que EL es capaz de cambiar nuestros corazones, nuestra mentalidad del alma?”, desafió el obispo a sus oyentes.

Monseñor Gerber invitó a la Familia de Schoenstatt a participar en sus observaciones y reflexiones sobre la pastoral con la mano en el pulso del tiempo. ¿Cómo será la pastoral y la vida de la iglesia en el 2060? ¿Quién soy yo en ese tiempo de cambio? Es necesario redescubrir la propia “vocación en la vocación», el ideal personal.

 

Sentirse en casa en la misión

Mons. Gerber interpretó la despedida de la Iglesia de Dios Padre en este contexto, como un proceso profético. (Nota de la redacción: la desacralización de esta iglesia se realizó en diciembre de 2019; la iglesia pertenecía a la abandonada casa provincial de las Hermanas de María de Schoenstatt en Dietershausen, que desde 2019 es propiedad de una comunidad de menonitas). Tuvimos que dejar el lugar, que fue rico en experiencias religiosas. En la diócesis de Fulda, muchos edificios pertenecientes a la iglesia se enfrentarán a este proceso en el futuro.

La Iglesia de Dios Padre era expresión de una misión. Esta misión, la de proclamar a Dios como el buen Padre de todas las personas, se profundiza ahora como nuestra tarea. Eso significa que la fe se concretiza en la propia vida. En una misión puedo sentirme en casa en cualquier lugar y en cualquier momento, incluso en momentos de cambios externos. Cuando se cantó la canción “Sé que eres mi padre. . . “ durante la misa que se realizó para la desacralización de la Iglesia de Dios Padre, ésto se expresó con exactitud.

El Espíritu de Dios llama…

La misa festiva se celebró en la iglesia parroquial de San Bartolomé en Dietershausen y fue acompañada con entusiasmo por el grupo musical “Himmelwärts» de Jossgrund. En su homilía, Mons. Gerber abordó el evangelio del llamado de los discípulos: Cristo llamó a sus discípulos de dos en dos, es decir, en una comunidad concreta. Así, incluso hoy, la llamada a la vida consagrada, al igual que la llamada al matrimonio y a la familia, es siempre una llamada a la dedicación y a la responsabilidad por personas concretas. En María, la Madre de Dios, esta vocación se realiza de manera ejemplar. La alianza con ella se abre para cada individuo que es llamado por el Espíritu Santo.

Espíritu Santo en gira

Al final de la misa, el Mons.  Gerber envió el símbolo del Espíritu Santo en su gira hasta agosto de 2020. Ellen Büdel y Steffen Büdel, del equipo de preparación, dieron una breve explicación del significado de esta peregrinación: el símbolo quiere invitar a captar más profundamente lo que el Espíritu Santo nos da como dones especiales en el Santuario de Schoenstatt: hogar en la fe, crecimiento espiritual y espíritu apostólico.

Lo primero que hará el símbolo es visitar a los sacerdotes schoenstattianos en sus casas, en su campo de actividad. Luego seguirá su peregrinación durante la celebración de alianza de cada día 18 del mes. El P. Vonderau, sacerdote diocesano, lo recibió en nombre de sus hermanos en la fe.

Trasfondo: la gira del símbolo del Espíritu Santo en la diócesis de Fulda: ¿por qué?

La preocupación central de Mons. Gerber es que la reestructuración de la diócesis sea un proceso espiritual, donde se mire con atención la acción del Espíritu Santo. ¿Podría ser una coincidencia que el símbolo del Espíritu Santo en el santuario de Dietershausen tenía que ser restaurado urgentemente desde hace mucho tiempo? Los estragos del tiempo y el hollín de las velas afectaron bastante a la paloma de plata en la aureola dorada. En 1970, los sacerdotes schoenstattianos de esa época, junto con Mons. Adolf Bolte, regalaron el símbolo al santuario pidiendo por una rica acción del Espíritu Santo en la diócesis de Fulda.

Redescubrir el Espíritu de Dios y su actuar

Los sacerdotes schoenstattianos de Fulda, junto con Mons.  Gerber, encargaron la restauración del símbolo a los Orfebrería de los Hermanos de María de Schoenstatt. El 18 de enero de 2020, el símbolo fue recogido en Schoenstatt con nuevo esplendor. Pero el “Espíritu Santo» del santuario no sólo debe ser pulido externamente. El signo visible quiere ser más bien un impulso para descubrir de nuevo el Espíritu de Dios mismo – en la vida propia, en la iglesia, en el tiempo.

Por esta razón, el renovado símbolo no se reinstalará inmediatamente en el santuario en su lugar original en el techo sobre el altar, sino que peregrinará por las comunidades – para que un mayor número posible se anime a dirigirse al Espíritu Santo. Un libro de acompañamiento apoya esto.

Durante cada celebración de alianza, el símbolo del Espíritu Santo será entregado a otra comunidad.

Envío del símbolo del Espíritu Santo: P. Dr. Vonderau es el primero que lo recibe

Fuente: cortesía de www.schoenstatt.de.

Original: Alemán 3/2/2020. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria/Alexandra Kempff

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *