Publicado el 25. febrero 2020 In Vida en alianza

Alianzas de Sevilla en Madrid

ESPAÑA, Paz Leiva y Miguel Ángel Rubio •

Silvia Olivella y Emilio Puñet son catalanes y ahora trabajan en Sevilla. Nada más llegar a Sevilla empezaron a trabajar en la parroquia. La semana pasada avisaron de que el sábado 22 y el domingo 23 estarían en el santuario de Pozuelo con un grupo. —

 

 

Nosotros, en un principio íbamos a estar de viaje, pero cambiamos los planes. Dedicamos el sábado a festejar el cumpleaños de Lucas, uno de nuestros nietos y acudimos el domingo a las 11.15, la hora señalada, a nuestro santuario Cenáculo.

Celebración de la incorporación de la Alianza de Amor de seis personas, entre ellas dos matrimonios y renovación de un tercer matrimonio, también de Sevilla.

Fue muy fuerte la primera impresión de escuchar hablar el español de España  con tantos acentos diferentes: el catalán, el sevillano, otro tono de andaluz, que resultó ser de Cádiz y otra voz que se expresaba con la musicalidad de Venezuela. Impresiona ver que,  en una España dividida por multitud de diversidades, la Santísima Virgen, desde el santuario une a un grupo diverso, que se cobija en el Ella, para convertirlos y enviarlos como apóstoles al mundo.

Tras el rito de consagración, cada uno que así lo deseaba, leyó su oración personal. Oraciones todas salidas del corazón de quienes las rezaban, demostrando, además que lo central de Schoenstatt es más que una idea para ellos. Fue tan emocionante que nos incorporamos conmovidos a lo que allí se vivió y renovamos juntos nuestra Alianza de Amor, sellada hace varias décadas, cuando éramos jóvenes.

Dos catalanes buscan aliados de María allí donde van

Si cada schoenstattiano tiene que ser capaz de fundar Schoenstatt allí donde esté, Silvia y Emilio son un ejemplo claro de ello. Lo mismo da que estén en su Cataluña de origen, que vayan por trabajo a Quito, en Ecuador o que tengan destino en la ciudad de Sevilla.  Allí donde ellos estén surgirán Aliados de María.

Debemos completar la información sobre este matrimonio: son los padres de la hermana Raquel Puñet, que ahora se encuentra en Chile.

Les estamos muy agradecidos al matrimonio Puñet  por habernos invitado a acompañar a este grupo de andaluces que ya son miembros de la Familia de Schoenstatt y a los que vamos a recordar muy especialmente los días 18 de cada mes, sabiendo que estarán  “en un santuario, y si no pueden, en una capilla, o en una misa o en casa con la imagen de la Virgen peregrina”, como ellos mismos dijeron.

 

Fotos: Ana María Gordaliza, Emilio Puñet

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *