Publicado el 2. febrero 2020 In Vida en alianza

Alianza de Amor de dos diáconos y cinco seminaristas en Perú

PERU, P. Alberto Celis / Maria Fischer •

El 30 de enero de 2020, acompañados por el P. Alberto Celis, de la Federación de Sacerdotes Diocesanos de Schoenstatt, dos diáconos y cinco seminaristas de la diócesis de Chiclayo sellaron su Alianza de Amor. Mons. Reinaldo Nann, Obispo de Caravelí y miembro del Instituto de Sacerdotes Diocesanos, presidió el rito de la Alianza de Amor.—

“Nos une la Alianza de Amor con María, nos une en Cristo”, dice un diácono de la diócesis de Chiclayo, que ya selló su Alianza de Amor el año pasado. “Siempre es una alegría participar de estas convivencias de Schoenstatt. Ya estuve en cinco de ellas, tres en Trujillo y dos en Lima, y siempre es una alegría conocer mas de la espiritualidad de Schoenstatt. Hemos rezado por todos los que forman parte de este Movimiento Apostólico, pues nos une la Alianza de Amor”. Espera poder peregrinar al Santuario Original, con otros seminaristas y diáconos que forman parte del Movimiento en Perú, el año que viene…

Encuentro con Mons. Reinaldo Nann

La Alianza nos une como hermanos

“Soy el diácono Jimmy Perez de la Prelatura de Chota, fui ordenado el 21 de septiembre de 2019, y llevo algo de 5 años en Schoenstatt”, nos cuenta un miembro del grupo de diáconos y seminaristas de la diócesis. “La espiritualidad de Schoenstatt me ha dado mucho en mi vida personal, en mi vida espiritual, también en mi trabajo misionero que hago en la parroquia donde actualmente estoy sirviendo. Estoy muy contento de conocer esta espiritualidad, de vivir según el evangelio sirviendo a la iglesia, creando vínculos fraternos, con toda la familia de Schoenstatt. Quiero pedirles que recen por cada uno de nosotros, por nuestra fidelidad, por nuestra perseverancia, y también cada uno de nosotros nos comprometemos a rezar cada día por todos los miembros de Schoenstatt”.

La entrevista

Unidos en la Alianza para la misión

En el camino por el tránsito de Lima, los seminaristas que estaban en el carro del P. Beto Celis, grabaron sus testimonios en el WhatsApp del chofer…

Aarón Meca Puse, de Chiclayo, está cursando el 6° año del seminario, y es uno de los que el día 30 de enero sellaron la Alianza de Amor: “Ayer he hecho mi Alianza de Amor, estoy muy feliz porque la Virgen María desde ahora estará siempre conmigo, y desde ahí me comprometo a rezar mucho y ser cada día mas fiel a esta vocación que el Señor me ha entregado”.

El seminarista que en la foto aparece con la Mater en mano, dice: “Estoy contento de haber sellado la Alianza de Amor ayer en el Santuario de Lima, sí, muy feliz. Me comprometo a rezar por cada uno de ustedes, los schoenstattianos. La jornada fue muy buena, aprendí mucho sobre el padre Kentenich, la Mater y la espiritualidad de Schoenstatt”.

Emberly Mego Díaz, tiene 20 años, está en el primer año de teología, y está “muy contento de haber hecho mi Alianza de Amor con Maria. Los días de retiro, los días de encuentro has sido muy buenos, porque hemos crecido en la espiritualidad, hemos conocido más acerca del movimiento, ha crecido también el amor a nuestra Madre, y hemos crecidos en la fe. Este retiro también nos ha servido para unirnos en fraternidad, en amistad, y en la confianza a nuestra Madre Santísima. Nuestro lema que hemos elegido para este año es: Unidos en alianza para la misión. Con mi consagración a Maria también tengo un compromiso con ella de amarle y de seguir conociéndola más”.

El aporte de los laicos en la preparación

Nos cuentan en otro mensaje: “Los días de la convivencia han sido muy intensos, muy bonitos, hemos recibidos en estos días charlas de nuestros hermanos laicos que pertenecen al movimiento, y fue muy hermosa la vivencia, pues cada uno, desde su punto de vista, nos ha dado diferentes panoramas de Schoenstatt. Hemos conocido cantidad de aspectos sobre el padre Kentenich y también sobre el movimiento y su espiritualidad, y me parece que todos hemos vivido días muy intensos. Hemos concluido reuniéndonos con Mons. Reinaldo Nann, y allí cada uno compartió sus experiencias y mutuamente nos animábamos a seguir y a poner en obra todo lo que aprendimos en estos cuatro días de formación. Esta convivencia, estoy seguro, tendrá muchos frutos. La frase que nos ha unido y nos guía es: Unidos en la Alianza para la misión.”

Recibieron varios saludos por video, entre ellos del P. Eduardo Auza, del P. Mariano Irureta, y de familias del Movimiento de Schoenstatt de Perú que les acompañaron en oración.

Terminaron su encuentro con una salida a la playa y una visita de la catedral de Lima.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *