Publicado el 2. diciembre 2019 In Vida en alianza

Schoenstatt Los Olmos tendrá su santuario

ARGENTINA, Claudia Echenique y Schoenstatt.org.ar

En aquella mañana de mayo de 2016, cuando dos integrantes de Schoenstatt.org llegamos hasta el centro Schoenstatt Los Olmos, nos recibió Federico Dumas con varios planos y diseños en sus manos y muchos proyectos para contarnos. Nos habló del origen de esa comunidad en los años ‘90, nos contó la historia de la búsqueda y compra de ese terreno y los pasos que se iban dando para crecer y llegar a ser un gran centro schoenstattiano en Pilar. —

Era un sábado otoñal y no había gente pues, por entonces, solo había misa los domingos a la mañana y algunos momentos de adoración durante la semana. Recorrimos el interior de la casa, con los diversos espacios para las actividades que ya se realizaban, y luego visitamos el parque, hasta llegar a la ermita. Mientras caminábamos, Federico nos compartía sus sueños y los proyectos que empezaban a concretarse.

Este centro ubicado en Pilar, a 55 km al noroeste de la ciudad de Buenos Aires, hoy tiene mucha vida schoenstattiana con grupos de matrimonios, Campaña del Rosario, Madrugadores, jóvenes y Adoradores. El pasado 2 de noviembre de 2019, la Presidencia de Schoenstatt Argentina aprobó la solicitud para la construcción del Santuario en Los Olmos, que será el segundo santuario (junto con el de Belén de Escobar) en la Diócesis de Zárate – Campana.

Federico Dumas con los planes

Schoenstatt en Pilar tiene su origen en el corazón de Dios

Con gran alegría celebramos que el pasado 2 de noviembre la Presidencia de Schoenstatt Argentina aprobó la solicitud para la construcción de un Santuario en la sede del Movimiento de los Olmos, Pilar, Diócesis de Zárate – Campana.

Schoenstatt en Pilar tiene su origen en el corazón de Dios, que a través de María – su fiel y eficaz instrumento- quiere llevar a muchos a la experiencia cercana de Cristo, para mostrarnos en el Espíritu Santo su rostro misericordioso de Padre.

María, nuestra querida Mater, se valió de fieles instrumentos, para establecer su morada en Pilar. Ellos fueron buscando un lugar para María y Jesús, tal como podrán observar en la lectura de los testimonios que se exponen más adelante.

Fue un trabajo orante, paciente y tenaz, realizado durante muchos años, a fin de captar el querer de Dios, mediante las puertas que Él abría y cerraba. Se trataba de ver los signos mediante los cuales, María señalaba donde quería establecer su Tabor, para manifestar su gloria, que no es otra que la gloria de Cristo.

Hoy, después de veinte años, como joven Familia de Schoenstatt en Pilar, damos el paso audaz y creyente de pedirle a María que establezca su Santuario, en nuestro Centro de “Los Olmos” y acepte nuestra Alianza vivida y rezada para que por su iniciativa y nuestras contribuciones al capital de gracias, Ella pueda erigir en Pilar su trono de gracias, su taller del hombre nuevo y de la familia nueva.

P. Marcelo Gallardo

La capilla

Historia de Los Olmos

El Padre Kentenich decía que él no podía hacer nada sin Santuario. En 1997 un grupo de laicos shoenstattianos residentes en Pilar constituimos una Asociación Civil para iniciar la búsqueda de un lugar donde un día pudiera erigirse un Santuario de Schoenstatt. Le pusimos el nombre de Servus Mariae que está en el recuadro de la Mater en los Santuarios y porque en el “Nunquam Peribit” poníamos la confianza de que Ella iba a cuidar de nosotros.

Con Claudio Aguirre durante 4 años recorrimos Pilar con un plano de catastro donde estaban todas las parcelas con sus nombres, en busca de un terreno apropiado. No teníamos ninguna donación pero sí mucha fe en que si la Mater quería instalarse nos iba a mostrar el camino.

Tuvimos varias oportunidades. La primera fue el triángulo de 3 hectáreas que está frente a Pilará tenis,. Uno de los donantes, negoció con los propietarios y acordó de palabra, pero al poco tiempo otro grupo realizó una oferta mayor y se cayó la operación.  La segunda fue otra propiedad ubicada justo frente a Los Olmos. Se llegó a un acuerdo y se entregó una seña. Era el día del cumpleaños del Padre Kentenich y pensamos “ya está, el P. Kentenich eligió donde quería que estuviera el Santuario”. Al poco tiempo esta operación también se cayó y nos devolvieron la seña.

También estaba Los Olmos, lugar maravilloso, con mucha más superficie pero con un costo fuera de nuestro alcance. Sin desanimarnos ubicamos a la dueña, vendía para confirmar que contábamos apenas con el 10% del valor de la propiedad. Parecía un imposible, solo la Mater podría zanjar tremenda diferencia. Apareció en escena otro donante y se comprometió a poner lo que hacía falta para comprar las 3.4 hectáreas de los Olmos para donar a Schoenstatt.  Por esos días, visitando Los Olmos antes de concretar la operación… ¡se nos apareció un arco iris doble!

Los Olmos es un lugar maravilloso, cercano al centro de Pilar, en un barrio de quintas grandes que da la sensación de estar en el medio del campo. Mucha paz y tranquilidad y un buen vecindario.

Se hizo la inauguración de los Olmos con una Misa presidida por el P. Juan Pablo Catoggio, la participación de P. Ángel Strada y el Párroco de Pilar y con la presencia de unas 600 personas.

El esfuerzo era muy grande y se hacía difícil

Un domingo vino el P. Francisco Pistilli, entonces Superior de los Padres, para celebrar la Misa y recorrimos el predio. La idea era comenzar con un SUM, pero sugirió que en la solicitud a la Municipalidad para la construcción agregáramos el pedido por el Santuario en frente a la araucaria. Así lo hicimos porque el deseo era que se diera en algún momento. Se presentaron los planos para su aprobación que salió en diciembre de 2015.

Se realizó un diseño del parque, ubicando 18 fresnos delante de lo que iba a ser la ubicación del Santuario. Se pidió a los fieles que iban a misa que hicieran contribución económica para solventar los gastos y luego toda la comunidad plantó los árboles. También se pusieron unos liquidambar en el abra del otro lado de Los Olmos.

Un grupo de matrimonios miembros de Servus Mariae formamos una comisión denominada Pro Santuario Los Olmos para hacer capital de gracias para conquistar el Santuario. Así surgió rezar 1.000 Ave Marías todos los 18 de mes, adoración todos los jueves y los Madrugadores.

La tarea era cuesta arriba porque los Padres Benjamín Pereira  y Pablo Pol venían sólo para celebrar la Misa los sábados a las 19:30 pero luego volvían a sus respectivas diócesis y eran relativamente pocos los fieles que asistían a la Misa. Todos los meses hacíamos un esfuerzo muy grande para mantener los Olmos, principalmente por los sueldos y cargas sociales del matrimonio de caseros. Al principio lo pudimos solventarlo en base a donaciones, lo que fue posible gracias a la generosidad de mucha gente. Pero el esfuerzo era muy grande y se hacía difícil sostenerlo.

Ermita

La semilla que habíamos plantado y cuidado los laicos durante 4 años con mucho esfuerzo empezó a germinar con nueva vida

Al poco tiempo los Padres destinaron a Buenos Aires al P. Marcelo Gallardo para trabajar en la Nunciatura y tenia disponibles viernes, sábado y domingo para Los Olmos. Ese era el inicio del compromiso de los Padres que estábamos esperando. La semilla que habíamos plantado y cuidado los laicos durante 4 años con mucho esfuerzo empezó a germinar con nueva vida. Con el correr de los años se fue incrementando la participación de fieles en las distintas actividades que se desarrollaron.  Habíamos iniciado la construcción de la Familia de Schoenstatt de Pilar de los Olmos.

Los laicos pedimos por escrito al Superior de los Padres que se pudiera avanzar con la conquista del Santuario, confiando en que la Mater se ocuparía del resto. Se conversó y se tomó la decisión en el Consejo de la Familia de Schoenstatt de Pilar de avanzar con la conquista espiritual y la construcción del Santuario en Los Olmos. Se propuso como capital de gracias, rezar 18 millones de Ave Marías por esta intención.

La autorización de la Municipalidad para la construcción del Santuario se dio el 11/12/2015. Se nos había dicho que tenía validez de 12 meses para iniciar la construcción. Visitamos al Subsecretario de Planificación y Desarrollo Urbano. Las respuestas fueron que la aprobación sigue teniendo validez y que se está haciendo un nuevo catastro pero que esta zona sigue con la misma categoría por lo que no hay ninguna dificultad en la construcción del Santuario, un SUM, una Iglesia, una casa para los Padres y una casa de retiro.

Pensando en el futuro los Padres de Schoenstatt adquirieron 2 terrenos que en total suman 1 hectárea, que se añade a las 3,4 hectáreas de la donación original, lo que hace un total de 4,4 hectáreas para ir desarrollando el proyecto de un Centro de Espiritualidad para Pilar, cuyo corazón es el Santuario.

Una intensa y rica vida pastoral

En la actualidad Los Olmos concentra una intensa y rica vida pastoral. Además de la Eucaristía que se celebra a las 11:30 de cada domingo entre febrero y diciembre, se realizan confesiones y bautismos y se predican retiros abiertos, para matrimonios y para sacerdotes. La familia de Pilar organiza periódicamente ruedas de Alianza invitando a la comunidad a ser parte de Schoenstatt. Los Olmos ya cuenta con numerosos grupos de matrimonios que integran la Liga Apostólica de Familias, además de acciones como la Campaña del Rosario, los grupos de Adoradores  y la corriente de Madrugadores.

Federico Dumas

Federico Dumas con Maria Fischer, 21. 05. 2016, en Los Olmos

Etiquetas: , , , , ,

1 Responses

  1. Los Madrugadores no son parte de la Familia de Schoenstatt ni tampoco una corriente de vida de la familia..
    Se fundaron desde Schoenstatt, pero con la clara intención que fuera un primer intento de la CAU (la Confederación Apostólica Universal que es el segundo fin de Schoenstatt que nos viene de San Vicente Pallotti). En los Madrugadores participan personas de todo tipo de comunidades de Iglesia. Si ,nos apropiamos de los Madrugadores como si fueran una corriente de vida estaríamos haciéndole un flaco favor al segundo fin de Schoenstatt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *