Publicado el 2. junio 2018 In Vida en alianza

Una gran alegría para el futuro santuario del sur de Paraguay

PARAGUAY, Johnny y Sonia Zaracho •

Fue una noticia que en minutos recorrió las redes de comunicación del Movimiento de Schoenstatt de Encarnación, del sur, de todo Paraguay y más allá: “Con el corazón rebosante que no cabe en nuestro pecho, les comunicamos oficialmente que la junta municipal acaba de aprobar por unanimidad la concesión del comodato del terreno para el santuario del sur con los Padres de Schoenstatt.

El anhelo e ilusión de toda la feligresía del Movimiento Apostólico de Schoenstatt en el sur de Paraguay de contar con un santuario filial en la ciudad de Encarnación, se encendió este 30 de mayo de 2018, víspera del hito del 31 de mayo, cuando nuestra querida Mater tres veces admirable nos regaló nuevamente su “sí” generoso al indicarnos que quiere instalarse en esta ciudad, en el terreno elegido por ella. Esta resolución definitiva llega después de casi 20 años de que el Movimiento se instaló en la ciudad, de la mano de nuestros asesores laicos Alfredo y Nelly Ramírez, a pedido del entonces obispo de la ciudad.

Muchos pasos administrativos

El proyecto del convenio a suscribirse con el municipio de Encarnación fue acompañado de una voluminosa carpeta con el anteproyecto de plano geográfico y diferentes obras de construcción y paisajismo, con información de la forma en que quedarían instalados en el terreno tanto la ermita como la cruz de la unidad, el estacionamiento vehicular, camineros, un gran salón dividido para diferentes reuniones y la peculiar estructura que servirá de base al santuario del sur, con su pequeña sacristía.

La presentación del anteproyecto ante la Junta Municipal fue realizada por el Arquitecto Jorge Hrisuk, primer jefe de la Rama Familiar del Sur, que explicó amenamente las mejoras que serían introducidas y el tiempo que llevaría su terminación.

En retrospectiva, los primeros trámites los realizó el P. Antonio Cosp con el acompañamiento de Blanca y Ricardo Franco y el nuestro propio ante la municipalidad. La audiencia llevada con el intendente en esa época no concluyó en nada positivo por el cambio de autoridades.

Luego de una espera prudencial y con acompañamiento del P. Tommy Nin Nitchell, acudimos ante el nuevo intendente municipal. Esta vez tampoco se pudo lograr convenio alguno por estatutos reglamentarios que impedían la utilización de un predio en forma gratuita, por lo que se tuvo nuevamente un resultado negativo.

Un terreno conquistado por toda la familia

Mientras transcurría este proceso, se acumulaban los rezos de innumerables rosarios, misas y mucho capital de gracias de toda la Familia de la diócesis.

Después de repetidas solicitudes para obtener un predio para el futuro santuario, un concejal, aliado fiel de la Mater, solicitó prudentemente un terreno situado sobre la Avenida Roa Bastos, costanera lado este, con una superficie de 12.600 m2. Su petición fue aprobada por una mayoría calificada de concejales, en octubre del año pasado, con la condición de que se otorgara al obispado de la diócesis de Encarnación. Esa situación llevó al obispo, Mons. Francisco Javier Pistilli, a presentar una nota sugiriendo que el convenio fuera firmado directamente con los Padres de Schoenstatt y que ellos mismos velaran por el santuario y por las mejoras proyectadas en el predio.

Mons. Francisco Pistilli, Obispo de Encarnación, Padre de Schoenstatt

La mirada del Padre Kentenich

Toda la información necesaria fue presentada en la reunión del concejo: El pre-convenio y la carpeta con la presentación de los Padres de Schoenstatt, firmada por los padres Pedro Miraballes y nuestro padre asesor Santiago Cacavelos, acompañados de planos proyectados, elaborados por los Arq. Celina e Iván Schulz, aliados de la Mater, y demás documentos, construcciones y montos de la ejecución por etapas del proyecto. Además, la magnífica exposición de los padres y el dictamen de los asesores jurídicos de la municipalidad dieron como resultado una aprobación por unanimidad de todos los concejales municipales, sobre el tan esperado futuro santuario filial del sur.  Esa aprobación ha constituido un gran regalo para toda la comunidad de la Obra del sur, con la ayuda de abundantes oraciones y capital de gracia.

Llenos de emoción y en el contexto de este 31 de mayo, fiesta de la Visitación y aniversario del 31 de mayo de 1949, cuando el P. Kentenich ofreció audazmente  todo Schoenstatt a la Iglesia, y con el compromiso asumido de llevar adelante la misión de nuestro Padre Fundador, nos queda una ardua labor: la conquista espiritual del santuario, que se hará a paso firme y sin desfallecer, con el lema “Hagamos de este lugar, un hogar para nuestra querida Mater”, teniendo muy presente la mirada del P. Kentenich, que desde la ciudad de Posadas, en Argentina, miró al Paraguay, justamente a la ciudad de Encarnación.

Encarnación

31 de mayo en el terreno del futuro santuario del Sur de Paraguay

 

Foto de primera plana: 18 de cotubre de 2017 en la catedral de Encarnación

Etiquetas: , , , , ,

3 Responses

  1. Felicidades a la Familia de Encarnación!! Y de todo el sur del país!! ELLA OBRARÁ MILAGROS!!

  2. Lo ordinario de la tarea lo hicieron extraordinariamente excelente los hnos y hnas de Encarnacion y las colonias unidas para el logro del anhelado sueño de contar con su propio Santuario. SCHOENSTATT PARA LA IGLESIA Y EL MUNDO. .Felicitaciones !!!!!!. Muchas gracias MTA, unida con tus hijos de ITAPUA para la gloria deJESUCRISTO nuestro Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *