Publicado el 2016-09-14 In Vida en alianza

Schoenstatt, 33 años en Luque: Haciendo nuevo el fervor de los primeros

PARAGUAY, Aníbal Lezcano •

En los viajes entre Asunción y Tupãrendá, suele haber un «tráfico loco», pero hay un lugar que siempre ayuda a ubicarse: el gran edificio de la Conmebol (Confederación Sudamericana de Futbol) en Luque, ciudad de la región metropolitana de Asunción. En verdad, Luque tiene mucho más: el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi, el Parque Ñu Guasú, dónde tiene su sede el Comité Olímpico Paraguayo… ¡y también tiene a Schoenstatt!, pues hay una ermita hermosa de la Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt.

Luque, celebró los 33 años desde aquel 14 de julio de 1983, día en que el Movimiento Apostólico de Schoenstatt llegó a la ciudad para dar inicio a las actividades y formar una gran familia.

La ermita de la MTA, que se encuentra en el predio del Santuario Virgen del Rosario de Luque, es el lugar predilecto de los luqueños para congregarse y sentir el cobijamiento de la Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt. Allí, durante nueve días, ofrecieron el rezo del santo Rosario en agradecimiento por los 33 años de Schoenstatt en Luque.

Durante el novenario, se hicieron presentes todos los niveles de la Rama familiar, la Rama de Madres, la Juventud femenina, los Hombres Valientes del Rosario, la Campaña del Rosario y los Misioneritos, quienes participaron con mucha alegría y entusiasmo. Ni la lluvia ni el frío de esas noches fueron impedimentos para poder llegar a la Ermita y ofrecerle rosas a nuestra querida MTA.

luque-3-2¿Y cómo celebramos estos 33 años de nuestro Movimiento en Luque?

Haciendo nuevo cada día ese fervor de los primeros. Las personas que estamos hoy no somos distintas. Por eso, la Mater quiere aprovechar este aniversario para reavivar en cada schoenstattiano de hoy, sobre todo en los que tienen el corazón y la mente despierta, la voluntad heroica, como respuesta a lo que Ella nos regaló, a manos llenas, en aquel 1983 histórico para nuestra comunidad.

El 14 de julio estuvo marcado por la presencia de esta gran Familia en la misa de las 19.00 hs, en el Santuario Virgen del Rosario de Luque, que fue presidida por el Padre Antonio Cosp. Un momento emotivo fue la procesión solemne, donde los misioneritos de la Campaña recibieron a la Mater, mientras el Coro Alianza ofrecía las mejores canciones a nuestra Madre. Posteriormente, se congregaron en torno a la Ermita para ofrecer una serenata con bailes del Ballet Luque Saraki y deleitar con las canciones que ofreció el Coro Luque, bajo la dirección de Don Julio Chansin. Los coordinadores Robín y Anibal Ruiz invitaron a que más familias se sigan sumando a la gran obra de Schoenstatt. Para finalizar, el Padre Antonio dejó un mensaje a todos los luqueños al decir: “Cada uno debemos dar un paso más para ser una fuerza de cambio en la sociedad”.

luque-3-3Los inicios, con el P. Nicolás

El testimonio de Don Osvaldo Martínez y su esposa Gilda Garcete nos remontan en aquel 14 de julio de 1983. Un día, Don Osvaldo dijo «Qué hermoso sería que en Luque se conforme un Grupo de Matrimonios», y a Doña Gilda le fascinó la idea. Lo conversaron con el Padre Nicolás Schwizer, que entonces era el Director de la Rama Familiar, quien acompañó la idea, la propuso a los Padres de Schoenstatt y éstos dieron su consentimiento. Así, un día el Padre Nicolás llamó y sugirió concretar una entrevista con el Cura Párroco, para solicitar el permiso.
Se dialogó con el Padre Cabral y este concedió día y hora para una reunión. El P. Nicolás, como todo suizo fue puntual, viajó en ómnibus, (porque no contaban con los medios para buscarlo), lo esperaron en la esquina de la Municipalidad y llegaron a la casa parroquial.

En la reunión, se resolvió y autorizó la conformación del primer grupo de matrimonios, bajo la denominación de Movimiento Schoenstatt Parroquial de Luque, que dependía del matrimonio Martínez–Garcete. Desde ese momento, se iniciaron las visitas a algunos amigos, para invitarlos a formar parte del Movimiento de Schoenstatt.
Una vez confirmados los matrimonios que conformarían el grupo inicial, el P. Nicolás se ocupó de elegir a los encargados de grupo, y solicitó al matrimonio de Morocha y Carlos Etchegaray que asumieran este compromiso.

luque-3-8Fuente: Revista Tuparenda, agosto 2016

Etiquetas: , , , , ,

1 Responses

  1. CON MUCHO RESPECTO LES PIDO UNA VIRGENCITA PEREGRINA MI HIJA MANDO SU TESTIMONIO ELLA LA SALVO POR FAVOR LA NECESITO EN MI HOGAR PROMETO LLEVARLA ADONDE LA NECESITEN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *