Publicado el 2015-04-18 In Vida en alianza

Un nuevo asesor para Costa Rica: P. José Luis Correa

COSTA RICA, Rosa y Eduardo Aymerich Lobo/mda •

El tradicional paseo anual de la Familia estuvo marcado este año por el cambio de asesores. El P. Guillermo Múzquiz, después de casi diez años de dedicación incansable al Movimiento en este país, da paso el P. José Luis Correa como asesor nacional.

El pasado 15 de marzo la Familia de Schoenstatt de Costa Rica celebró su tradicional paseo anual en una preciosa finca a las afueras de San José. Fue un día para celebrar la alegría de pertenecer a esta gran Familia. Una jornada festiva donde participaron miembros de todas las ramas: obra familiar, señoras, juventud, peregrinos… un encuentro de hermanos donde grandes y pequeños pudieron disfrutar del campo, la piscina, ricos platos tradicionales y muchas actividades para gozar juntos.

150418-02-costa-rica-asesores

Despedida del P. Guillermo Múzquiz

Con especial intensidad y cariño entrañable se vivió la despedida P. Guillermo Múzquiz que por casi diez años se ha dedicado a apoyar la fundación y desarrollo del Movimiento costarricense. Su presencia llenó de emotividad a todos los presentes, al igual que sucedió con la bienvenida al P. José Luis Correa, nombrado nuevo asesor nacional por la comunidad de los Padres de Schoenstatt, que fue recibido con gran regocijo por todos.

Antes de la celebración de la Eucaristía tuvo lugar una animada rifa entre todos los participantes del paseo, en la que la mano del P. Guillermo y del P. José Luis, trajo suerte a algunos de los presentes con los premios de la rifa. Una vez más quedó patente la alegría y buen ambiente que reina en la Familia tica.

Los coordinadores diocesanos, Nella y Manuel Emilio, agradecieron al P. Guillermo por su labor incansable durante tantos años, y por haberse dado totalmente a la familia tica, «has dado hasta la última gota de tu sangre, tal y como le dijiste al Padre Cardenal Errázuriz al solicitar el ingreso a la comunidad de Padres de Schoenstatt”. Sin duda deja un legado muy grande y su esfuerzo se ve reflejado en tantos y tantos frutos que la Mater ha regalado a la familia de Costa Rica. El sentido homenaje culminó con unas rancheras cantadas por un divertidísimo grupo de mariachis que hicieron recordar el origen mexicano del Padre Guillermo.

Metas: un Santuario en Costa Rica y apoyo a las nacientes Familias de Schoenstatt en otros países de Centro América

La celebración de la Santa Misa al aire libre y enmarcada por los colores del atardecer, fue la ocasión para que el P. José Luis Correa, chileno, se presentara ante la Familia. Sus palabras nos llegaron a todos al corazón y nos señaló la misión para los próximos años. «La Mater nos pide más que nunca que trabajemos por construirle un Santuario en tierras ticas y debemos llevar Schoenstatt a otros países de Centro América«, dijo.

Además de Puerto Rico y la República Dominicana, donde hace años que existe Schoenstatt y hay Santuarios, el Movimiento – con grupos y con la Campaña – está surgiendo en varios países de Centro América, de lo cual dan fe los artículos de Schoenstatt.org: en Panamá, donde sigue vivo lo que el P. Esteban Uriburu hace tantos años ha sembrado, en Nicaragua, donde recientemente algunos jóvenes comenzaron con la Virgen Peregrina, en Guatemala, donde en Esquípulas hay varios santuarios del hogar y mucha vida, en El Salvador, en Honduras… «La actitud de salida más allá de nuestras fronteras, en responsabilidad misionera para toda Centroamérica», es lo que el P. José Luis propone como meta, cumpliendo con el pedido del Santo Padre Francisco de salir. «El mismo concepto de tener a Costa Rica como base para potenciar Schoenstatt en Centro América es el que tenemos nosotros y lo conversamos con el P. José Luis», comentan Nella y Manuel Montero.

Pioneros de Schoenstatt

150418-04-costa-rica-asesores

Al término la celebración eucarística los pioneros entregaron la espada a aquellos que tenían el honor de recibirla. En algunos países de habla hispana, a los varones preadolescentes en el Movimiento se los llama pioneros. Uno de los símbolos más importantes del pionero es la espada: la tienen que conquistar, normalmente en los campamentos. A los que conquistan tal símbolo se les entrega una espada de madera. La espada se entiende en el sentido cristiano obviamente y evoca al espíritu apostólico, tal como lo muestra en el Santuario la imagen de San Pablo, que porta una espada. La espada para el pionero también es símbolo de la cruz de Cristo pues tiene la misma forma.

La jornada finalizó con la misma alegría con la que comenzó y con el inmenso regalo de la presencia de dos Padres de Schoenstatt que sin duda marcarán el rumbo de la historia de Schoenstatt en Costa Rica.

150418-03-costa-rica-asesores

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.