Catedral de La Plata

Publicado el 6. octubre 2019 In Dilexit ecclesiam, Iglesia - Francisco - Movimientos

El regalo del papa Francisco para la catedral de La Plata

ARGENTINA, redacción •

Recordamos la gran entrevista con el nuevo párroco de la catedral de La Plata, el schoenstattiano P. Jorge González, mostrando su inquietud de “santuarizar” la catedral, haciendo suyo lo que un cardenal Bergoglio exigió de las parroquias en los cruces de camino de Buenos Aires: manteniendo las puertas abiertas todo el día, presencia de un sacerdote dispuesto a ofrecer los sacramentos, atención personal al peregrino, creación de un ambiente sagrado para facilitar el encuentro con Dios. Ahora, el papa Francisco, hizo un regalo a la catedral que la “santuariza” mucho. El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, presidió el jueves 3 de octubre una misa en la catedral platense, donde mostró y entregó un obsequió que el papa Francisco le otorgó para el templo mayor.  —

Se trata de un báculo que le obsequiaron en su visita pastoral a Myanmar (Birmania). Fue realizado en madera por una etnia muy pobre de Myanmar y la figura del Cristo tiene sus rasgos.

El arzobispo precisó que durante la visita apostólica del papa a aquel país, los miembros de esa comunidad no podían asistir a misa o salir del lugar de donde vivían, “entonces para estar presentes tomaron este trozo de madera y le hicieron el báculo”.

Respecto a esa comunidad, Mons. Fernández comentó que “son cristianos perseguidos de Birmania y muy empobrecidos porque no les dan ninguna posibilidad de avanzar” y entonces al enterarse de esto “el papa dijo ‘voy a usar este báculo como un signo frente a la sociedad de que estoy con ellos y que ellos están aquí conmigo aunque no los hayan dejado venir’”.

Además, el arzobispo detalló que “la figura de Cristo tiene esos mismos rasgos que esos indígenas, la forma del cuerpo, los rasgos de la cara, como expresando que Cristo está crucificado con ellos en su dolor” y que también tiene “una serie de detalles simbólicos propios de la cultura del lugar”. “’Ponelo (el báculo) en la Catedral dijo el papa Francisco, para que la gente lo pueda ver’ y hoy lo traemos para dejarlo permanente”, finalizó Mons. Fernández.

El báculo permanecerá expuesto para los peregrinos entre el altar de la Virgen de Luján y la imagen de San José.

En esta celebración eucarística también se recordó a la beata Sor María Ludovica, cuyos restos están en la catedral platense, al cumplirse 15 años de su beatificación.

Dirigiéndose a todos los presentes en la celebración, el arzobispo les alentó a que “pasen a pedirle una ayudita a Sor Ludovica para también imitar esa vida tan generosa y tan feliz”.

En esa línea, Mons. Fernández aseguró que “las fatigas de Sor Ludovica y sus gestos, son también gestos que se ven en el papa Francisco, de acercarse al último, de estar al lado del que está peor, de mirar al que nadie mira, esos gestos de cariño de Francisco que queremos recoger hoy”.

La Eucaristía estaba acompañada por “La Misa Mestiza”, dedicada al papa Francisco, una obra musical realizada por los compositores platenses Bernardo Latini, Hugo Figueras y Oscar Allorio, que se ejecutó por primera vez en una celebración litúrgica.

Misa Mestiza dedicada a Francisco

La elección del primer papa latinoamericano motivó a tres músicos argentinos ligados al movimiento de orquestas sociales, a componer una misa en su honor. La “Misa Mestiza” que expresa la síntesis original cultural del continente.

Se trata de una obra que sintetiza la identidad de los músicos latinoamericanos del siglo XXI. Esto es, una expresión artística en la que confluyen los ancestros europeos, su lenguaje musical, la tradición de la Iglesia, con la cultura afroamericana, pre y post colombina.

La Misa Mestiza propone emprender un viaje lleno de colores y paisajes, transitando el canto gregoriano, el himno de Europa occidental del siglo XIX, la habanera, el festejo peruano, la saya boliviana, el candombe uruguayo, la tonada llanera de Venezuela, el vals criollo, la bosa nova de Brasil y el son caribeño.

La Misa Mestiza, desde América, y en esta ocasión desde la catedral de La Plata, invita al mundo a “cantar para la paz de los pueblos, como propone Francisco”, se expresa en la convocatoria.

Informes: www.arzolap.org.ar

Con material de www.aica.org

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *