Publicado el 14. diciembre 2018 In Proyectos

Just breathe – Retiro espiritual de silencio para ejecutivos

ALEMANIA/SUIZA, Helmut Kirschner •

„¿Qué me quiere decir Dios?” A menudo nos pasa que no nos queda tiempo suficiente en nuestro vivir diario para contestar esta pregunta. Por este motivo, la Academia Internacional Kentenich para directivos de empresas (IKAF) invitó por primera vez a un retiro espiritual de silencio para ejecutivos bajo el título “Just breathe – simplemente respira” en el Centro de Schoenstatt auf’m Berg en Memhölz, en la región de Allgäu, Alemania.—

Comenzó el primer domingo de Adviento y terminó el día 6 de diciembre, fiesta de San Nicolás – un comienzo especialmente intenso en el Adviento. Un total de 11 personas se tomaron cuatro días para darse la libertad de escudriñar sus propias raíces y su relación con su propia alma.

El maestro de retiros, el padre de Schoenstatt Michael Hagan les reveló a los participantes la manera valiosa y fascinante de contemplación del padre Kentenich, la que ayuda a descubrir los procesos de vida y los pensamientos en el alma. En cada jornada, compuesta con un ritmo especial y con espacios para detenerse, los participantes pudieron plantearse la pregunta: ¿qué es lo que me ha conmovido? Cada uno fue invitado a retirarse con su propio corazón y a estructurar en forma libre su tiempo de silencio, para poder escucharse a sí mismo, dejar surgir y encontrarse con aquello que estaba en su corazón y que quería ser contemplado. Gracias a lo escrito y al tiempo dedicado a ocuparse en esos pensamientos, cada uno se pudo concentrar en los puntos importantes.

La aceptación de los propios procesos de vida y el entregarle a Dios los pensamientos que pesan en el alma pidiendo la gracia de la transformación, acercaron a los participantes a Dios y así se puso en marcha un proceso de crecimiento en las almas. Todos quedaron muy impresionados por la intensidad y el ambiente. También disfrutaron del tiempo libre y de la deliciosa comida.

“Experimenté el efecto sanador de la contemplación y me voy ahora a casa más tranquilo y fortalecido y con mucha más claridad en el corazón”, así lo resumió un participante en la ronda final. Con esta frase, todos los demás se sintieron interpretados.

 

Original: Alemán 9/12/2018. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *