Publicado el 3. febrero 2020 In Misiones, Obras de la misericordia

Chaco Sopla Fuerte – una misión barrial

ARGENTINA, Eduardo Somma •

“Chaco Sopla Fuerte” es un apostolado que surgió en 2019 como un proyecto pequeño pero importante, que ha permitido a la familia de Resistencia concentrar sus fuerzas en este apostolado que surgió a raíz de la inundación de grandes partes del interior de Chaco en Semana Santa de 2019. —

Inundación en La Tigra, Semana Santa 2019

Chaco Sopla Fuerte nació como apostolado porque unas amigas de La Plata se enteraron de que el interior de Chaco se había inundado en Semana Santa. Se pusieron en contacto conmigo para enviar donaciones al interior de la provincia, por lo que me puse a mi vez en contacto con algunas fundaciones que se encargan de este tipo de actividades. De esta forma, como schoenstattiano, me surgió la idea de este apostolado mariano y de ayudar a quienes más lo necesitan. Con el concepto de una Iglesia en salida, como lo propuso el Papa Francisco, llevé mi propuesta al Consejo Diocesano del Movimiento, para integrar a los representantes de cada rama. Tuvimos reuniones también con nuestro asesor, el P.  Martín Gómez. Luego, cuando la familia de Schoenstatt Chaco nos dio el visto bueno, formamos el equipo de Chaco Sopla Fuerte, integrado por chicos de la juventud masculina, rama de hombres, juventud femenina, mujeres profesionales, representantes de ramas de madres y obra de familia.

Alimento de cuerpo y mente

Una de las actividades que realizamos en Chaco Sopla Fuerte consiste en ayudar en la cena solidaria que organiza la catedral todos los viernes, en la que algunas madres de Schoenstatt se reúnen a organizar y cocinar la cena. A partir de las 8:30 de la noche, un grupo de chicos de Chaco Sopla Fuerte ayuda a servir la cena a entre 100 y 300 personas que se reúnen en la iglesia.

También, todos los sábados, ayudamos en los merenderos. Uno es el Rinconcito de Luz, ubicado en Avenida Lavalle y calle 6 de la ciudad de Resistencia, donde, además de dar la merienda, chocolatada, a los niños, se dictan talleres recreativos, apoyo escolar y talleres ESI (Educación Sexual Integrada), que apoyan al crecimiento y aprendizaje de los chicos. El otro es el merendero Natividad, ubicado en calle Fray Bertaca y avenida Soberanía, en el que se brinda a chicos la merienda, juegos y actividades de recreación, como pintar, dibujar y jugar. Desde hace poco tiempo, los miércoles por la tarde, durante una hora, se da apoyo escolar, con la participación de las distintas ramas de la familia en beneficio del aprendizaje de los chicos.

Una labor de toda la familia

Es importante mencionar que este apostolado se nutre con el aporte material y espiritual de cada integrante del equipo, que con su participación hacen posible que esta misión crezca cada día más.

El 14 de diciembre hubo una convocatoria para participar en la primera misión organizada por Chaco Sopla Fuerte: “Corazones unidos, surge familia”, que se realizó en el barrio del merendero Natividad. En los días previos se recibieron donaciones de alimentos no perecederos, que fueron entregados al merendero.

Como testimonio de la misión barrial que ocurrió el mes pasado, puedo destacar, en primer lugar, mi sorpresa por la capacidad de organización de los chicos de Chaco Sopla Fuerte y la convocatoria que lograron tener. Con respecto a las personas que misionamos, fue muy positivo porque pudimos comentarles que se hacía todos los sábados, y decirles cómo podían ayudar, además de conocer a gente muy comprometida con la parroquia que ya habían misionado por el barrio.

Sentí que fue como un regalo de la Mater: no esperaba un cierre de año saliendo a misionar y además tener la oportunidad de conocer personas de otras ramas y tener esa sensación de familia.

La Tigra, Chaco

Un testimonio familiar

Comentan Luli Pérez y familia: “Queremos compartirles un poquito de lo que se vivió en la misión barrial que realizamos el grupo Chaco Sopla Fuerte, en el barrio del merendero Natividad del Señor, que forma parte de la parroquia Santo Cura Brochero, el sábado 14 de diciembre de 2019.

Comenzamos con la misa que ofició el P. Daniel, junto con los misioneros y algunas personas de la comunidad. Luego, realizamos el envío misionero con todos los presentes y salimos a misionar por el barrio con nuestro grupito de misión, mapita y kits misioneros para las familias visitadas.

Después de nuestra mañana de misión, nos volvimos a encontrar todos en la capillita, para almorzar y compartir lo que cada uno vivió al salir a misionar y ser los pies de nuestra mamá María. Para muchas de las personas que se sumaron era su primera vez misionando, y fue muy lindo ver los rostros llenos de felicidad y tan llenos de amor cuando compartían cómo fueron recibidos por las familias.

El clima de la misión se vivió así, con mucha entrega por parte de todos los misioneros, llenos del amor de Dios y sobre todo siendo familia”.

¡Corazones unidos, surge familia!

@chacosoplafuerte

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *