Dequeni

Publicado el 2022-05-16 In Dequeni, Obras de la misericordia

Dequeni: «ponerme al día» después de cinco años

PARAGUAY, Maria Fischer •

Es en medio de este encuentro lleno de preguntas, presentaciones, conversaciones, respuestas y risas, entiendo más claramente que nunca lo que estos mas de dos años de pandemia han hecho con todos nosotros. No es lo mismo comunicarse a distancia, leer mensajes y ver videos, que sentarse en el mismo lugar, mirarse, escucharse, «sentirse». Es la mañana del 21 de abril, en la sede de la Fundación Dequeni en Fernando de la Mora, es el primer encuentro presencial después de cinco años – y la oportunidad de finalmente preguntar por qué no hay mas las famosas becas y porqué Dequeni no está más en Arroyos y Esteros. Y a entender que Dequeni ahora trabaja menos como el santuario y más como la Virgen Peregrina. —

Dequeni

Andreza Ortigoza, Maria Fischer

Nos vemos con unas dos horas de demora, ya que los raudales causados por la lluvia fuerte de la madrugada impidieron el transporte. Pero no se suspendió, solo se postergó por la lluvia. No visitamos, como las veces anteriores, primero la capilla con la imagen de la Madre tres veces Admirabile de Schoenstatt, sino vamos directamente a la sala de reuniones – donde me espera una Virgen Peregrina en brazos de una de las colaboradoras de Dequeni. Ella ya era misionera al iniciar su labor y ahora hace peregrinar a la Virgen entre los empleados y voluntarios de Dequeni. Todo Dequeni en estado misionero…

En la sala, aún está todo el material que se había expuesto el día anterior para los maestros de las escuelas públicas que reciben apoyo por parte de Dequeni. Y así, entre explicaciones, presentaciones, videos y fotos estamos inmediatamente en el tema: Que hace Dequeni ahora después de la pandemia, que es lo de la pandemia que sigue, que es lo nuevo en el actuar, en la estrategia, ¿hoy y para el futuro? Hablamos de las fases y tránsitos en el modo de trabajar según el cambio de exigencias, de esta flexibilidad con la mano en el pulso del tiempo, para entender que algo que estaba genial hace 30 años, debe dar lugar a algo mas adecuado 10, 20, o 30 años después… sin jamás abandonar lo que fue el motivo de nacer: apoyar a los niños más vulnerables del país.

Un poco como más la Virgen Peregrina …

Así me presentan el proyecto «Alfrombita viajera». «Con este proyecto llegamos hasta los hogares de los niños de primera infancia. Nos reciben familias que viven en zonas vulnerables que no pueden acceder a servicios de estimulación oportuna. Las educadoras recorren las casas con una gran mochila en la que llevan los materiales que les permiten llamar la atención de los niños; a pie, en motocicleta o en auto, para jugar con ellos y prepararlos de la mejor manera para que estén listos para la vida escolar.» Una de las educadoras es presente y cuenta de esta experiencia de recorrer los pueblos y asentamientos, con mochila y mucho entusiasmo, bajo sol inclemente… y la sonrisa en su cara muestra que no es sufrimiento, sino placer.

Antes se hicieron muchas cosas en lugares centrales en las comunidades… pero ahora, entendieron, ha llegado el momento de ir al encuentro de las familias y sus niños donde ellos están… de no esperar que lleguen, sino buscarlos…

Un poco más como la Virgen Peregrina lo hace, un poco menos «sedentario»… Iglesia peregrina, Dequeni en salida solidaria.

Un poco más como las misiones …

DequeniNoelia y Andreza, junto a otras colaboradoras, después explican como ahora trabajan en las comunidades – con las escuelas, con los profesores, con los padres, con personas comprometidas en las comunidades, para lograr que los niños puedan aprender bien, que los jóvenes encuentren una buena preparación al primer empleo, que los padres sepan apoyar a sus niños y los profesores cuentan con todo el material didáctico para hacer su trabajo educativo.

Al final del material impreso se ve un dibujo de un señor que se despide de un lugar. ¿Qué? ¿Se va? Sí, se va. Pero no porque abandone, sino porque después de un trabajo intenso de tres o cuatro años, la meta está cumplida, la comunidad puede vivir de lo recibido y sabe mantener y desarrollar todo… y Dequeni sale para comenzar este mismo trabajo en otro lugar.

Como se hace en las misiones universitarias, en las misiones familiares… después de tres años no vuelven más al mismo lugar, porque llegaron al momento del envío.

Sí. Trabajan con lo que dentro de Schoenstatt se conoce como las gracias originales del santuario, como proceso pedagógico en las comunidades: Después de una fase de acogida, de conocer y familiarizarse, viene la transformación y después, desde la capacitación de los agentes del proceso pedagógico y su compromiso, el envío, «para caminar solos». Así, explica Andreza, «miramos atrás a las comunidades que hemos dejado por haber cumplido la misión con nuestro mejor esfuerzo en la pedagogía de la acogida, la transformación y el envío».

¿Y lo de las becas? Fruto de un éxito profesional

En este clima de confianza e intercambio libre y abierto, pregunto algo que hace años quedaba como inquietud… Durante muchos años – siendo Dequeni el primer proyecto social que difundimos y para el cual buscamos donaciones en schoenstatt.org –  trabajamos tan bien las becas para los niños de familias de escasos recursos… para que ellos, al inicio del año escolar, pudieran recibir uniforme, zapatos, útiles escolares…

¿Porque no se hace más? «¡Porque ya no hace falta!», me explican… Y me cuentan que uno de los colaboradores de Dequeni se lanzó, hace unos años, a la política… y logró que desde entonces el estado de a todos estos niños esta «mochila» que necesitan para poder ir a la escuela.

¡Qué éxito!

Y que alegría saberlo y poder comunicarlo.

Y poder también comunicar que, sin embargo, Dequeni sigue necesitando de oraciones y de donaciones solidarias, de todos nosotros. Porque desde 37 años les guía la misma pasión: Lo hacemos por los niños.

¡Gracias, Dequeni!

Dequeni

Preparando una entrevista


Página institucional: www.dequeni.org.py

Para donar – Dequeni
Vía la página de Dequeni con tarjeta de crédito

Via transferencia bancaria (gratis en la zona SEPA):

Nombre: Schönstatt-Patres International e. V.
IBAN: DE91 4006 0265 0003 1616 26
BIC/SWIFT: GENODEM1DKM
Uso previsto: Dequeni

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.