Publicado el 2020-10-18 In Alianza de Amor Solidaria en tiempos de Coronavirus

“Con ese mismo ardor como si estuviéramos en Tupãrenda”

Paraguay, Alejandro y Eva Frías •

El mensaje llegó en la madrugada del 18 de octubre, a esa hora cuando normalmente miles y miles de peregrinos están en la ruta hacia el santuario de la Virgen de Schoenstatt, en Tupãrenda, para honrarla en su fiesta patronal. Compartimos este saludo de alianza desde Ayolas, en el sur de Paraguay, un lugar donde Schoenstatt recién esta comenzando. —

Tuparenda

Tuparenda 18.10.2020

 

Queridos hermanos en Alianza:

¡Muy feliz día!

Hoy no podemos ir hasta nuestro «lugar bello», al Santuario, pero nuestra Madre querida, nuestra reina viene a nosotros. Viene a cada hijo, en cada capilla, en cada parroquia, en cada casa, en cada santuario hogar, en cada corazón, hoy ella nos dice con voz tierna y maternal:

«Queridos y muy amados hijos, sé que ha sido un año muy difícil y duro para todos, no puedo esperarles este año en el santuario para regalarles mis gracias como desde hace 106 años vengo haciendo… pero quiero que sepan que iré al encuentro de ustedes, los cobijaré con mucho cariño y ternura y les regalaré las gracias para que puedan ser muy valientes, y junto conmigo, puedan defender la vida y la familia. ¡Ánimo! que vienen tiempos de gracias y redención. Les amo y espero que ustedes en este abrazo y encuentro, puedan traerme todas sus vivencias, felices, dolorosas, tristes o difíciles, yo las tomaré y se las daré a mi Hijo amado, quien le dará al Padre».

Nos sentimos muy cobijados por la Mater y estamos viviendo este día 18, acá en la parroquia, con ese mismo ardor como si estuviéramos en Tupãrenda.

 Sabemos que pronto estaremos ahí. Pero desde el sur de Paraguay, desde el «paraíso junto al río» Ayolas, les mandamos muchos saludos y bendiciones a todos los hermanos.

Alejandro y Eva Frías

Ayolas, Paraguay

 

Ayolas

Etiquetas: , , ,

3 Responses

  1. Nos acompañamos en esta gran misión!!!

  2. Me alegra mucho, P. Claudio, estar conectado con uds y experimentar que María, nuestra querida Mater, nos acompaña e ilumina. Schoenstatt necesita muuuucho de los contemplativos! Que sigan creciendo y regalando su cercanía espiritual. Cordial recuerdo y abrazo desde Tuparenda. Aquí vivimos cuatro: Mons. Claudio Giménez y yo como los mayorcitos. Otros dos más jóvenes forman parte de nuestra vida comunitaria. Tuparenda crece y nos llena de alegr{ia.
    P. Antonio Cosp

  3. Querida familia Schoenstattiana:
    Desde el Monasterio Benedictino Tupäsy María, de Santiago, Misiones, PY, los estamos recordando. En la Eucaristía de hoy hemos realizado una intención especial por todos ustedes.
    Que nuestra querida Mater los bendiga hoy y siempre.
    P. Claudio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *