CMT - Confirmación

Publicado el 2022-06-24 In Casa Madre de Tuparenda, Obras de la misericordia, Schoenstatt en salida

Resucitar en la dignidad y construir mejores horizontes

PARAGUAY, Ricardo Acosta •

Los martes es habitual que los participantes del programa de Casa Madre de Tupãrenda se preparen temprano, antes del almuerzo, para luego asistir en la catequesis y finalizar con la misa en el santuario de Tupãrenda. Este 7 de junio no fue la excepción, pero era el gran día para recibir los sacramentos de bautismo, primera comunión y confirmación para los que fueron formados – tal como ya se pudo leer en el relato del P. Pedro Kühlcke, publicado el 22 de junio. — 

Monseñor Joaquín Robledo fue invitado para presidir esta memorable celebración y de paso a compartir el almuerzo con los participantes. El padre Pedro Kühlcke y la directora Ani Soüberlich recibieron a monseñor, que llegó puntualmente a la hora prevista. Así se compartió un agradable momento en el almuerzo que se le proporciona a diario a cada participante del programa, un alimento más que esencial para todos ellos, ya que muchos no tienen un plato de comida en su casa.

sacramentos

Gracias al voluntariado

Luego del almuerzo, los participantes del programa fueron a dialogar con monseñor y el padre Pedro en la sala de costura, donde cada uno se presentó y compartió sus experiencias en el programa. Algunos incluso hicieron una demostración de sus habilidades con la guitarra, ya que los participantes reciben una vez a la semana clases de guitarra de parte del profesor Marcelo, voluntario, para distenderse y desarrollar sus habilidades.

De Casa Madre de Tupãrenda hacia la iglesia

Cuando se aproximaba el horario estipulado, a las 13:30 horas, casi como el horario normal de la misa semanal en que participan, en fila nos disponíamos a peregrinar rumbo a la capilla de la iglesia Santa María de la Trinidad, donde se llevaría a cabo el gran acto. El camino no era largo, unos 700 metros de caminata desde el predio de Casa Madre hasta el santuario de Tupãrenda.

Al llegar a la capilla nos esperaba un coro prometedor con dos guitarras y una melódica, entre otros instrumentos. Los familiares de los participantes ya estaban sentados esperando el gran momento. La algarabía de la Casa Madre se trasladó a la capilla de la iglesia María de la Santísima Trinidad. Se proporcionaron hojas con los cánticos de la misa y todo lo necesario para dar inicio a la ceremonia.

sacramentos

La fe que se contagia y hace renacer

Con los participantes distribuidos en dos sectores, en uno los tres que recibían el bautismo y los seis de la primera comunión y en el otro los cinco que recibían la confirmación, todos ellos vestidos de camisa blanca y pantalón negro, se dio inicio a tan memorable fiesta de la fe. Las sonrisas de cada uno de ellos contagiaban a una concurrencia casi repleta de la capilla. Monseñor Joaquín orientaba y recapitulaba la importancia de los sacramentos y el significado de la fe en la vida cristiana.

El P. Pedro, quien acompañaba todo este proceso, daba las indicaciones para recibir los sacramentos. En fila, por cada grupo distribuido, se iban acercando al altar con el agua bendita. Monseñor pronunciaba el nombre a cada uno y les ungía su frente con el santo crisma con la señal de la cruz. Algunos, acompañados de sus padres y padrinos, asumían el compromiso de guiar en la fe a los nuevos cristianos. Algunos familiares no se podían contener las lágrimas, pero esta vez no de miedo o desesperanza, sino de confianza, sosiego y, por sobre todo, esperanza. La esperanza que se trata de hacer brotar en cada chico que ingresa al programa, porque para muchos Casa Madre se ha vuelto la luz de esperanza al final del túnel y su única oportunidad.

sacramentos

Merienda comunitaria

Este gran encuentro de fe concluyó en la Casa Madre con una deliciosa merienda con todos los familiares, se ofrecieron tortas elaboradas en la panadería del programa y chocolatadas. Así se daba cierre a la gran fiesta de sentirse parte de la vida cristiana.

Jorge, quien recibió el bautismo, dijo:

“Mi mamá es de otra religión y no me permitía ir a otra iglesia, pero yo siempre quise ser bautizado; en el Centro Educativo se van también para enseñarnos los sábados. Y hoy tuve la oportunidad y estoy muy contento”.

Para no cerrar oportunidades

La Casa Madre de Tupãrenda está pasando un momento de mucha necesidad. La burocracia estatal hace que no lleguen los fondos. El consejo de Fundaprova incluso ha planteado la posibilidad de cerrarla. Es una decisión difícil, porque las necesidades que se requieren cubrir son muchas. Si existen personas que han aportado su grano de arena a este noble propósito o no lo han hecho aún, NO DUDEN en apostar por la vida de estos 20 jóvenes que quieren aprovechar su única oportunidad, la última para la mayoría, de transformar sus vidas y las de sus familias. No dejemos que esa esperanza se opaque y se apague la luz que cada uno lleva dentro.

sacramentos

Donaciones
Cuenta bancaria en Paraguay
Banco Familiar
SWIFT FAMIPYPAXXX
Cuenta corriente: 50 00408672
Destinatario: FUNDAPROVA RUC 80079669-1

Cuenta bancaria en Alemania
Nombre: Schönstatt-Patres International e. V.
IBAN: DE91 4006 0265 0003 1616 26
BIC/SWIFT: GENODEM1DKM
Finalidad de uso: Pater Pedro Kühlcke, Casa Madre de Tupãrenda



 

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.