Publicado el 2012-05-11 In Schoenstatt en salida

La “I” en AKIE crece de tamaño

ALEMANIA, fma. La “I” en AKIE crece de tamaño. “Caras de asombro y risas – algo retrasadas por el tiempo que tomaba la traducción fueron las reacciones de todos los participantes en el encuentro de la Academia Kentenijiana Internacional para Ejecutivos (AKIE, o IKAF según las siglas en alemán) en Schoenstatt en el Monte, Memhölz. Con Fabrizio Usai de Roma, miembro de la generación fundadora de la Familia de Schoenstatt en Italia, programador de schoenstatt.org y profesionalmente responsable como ejecutivo de una docena de empleados, el encuentro del 20 al 22 de abril fue realmente internacional – los idiomas oscilaron entre alemán e inglés. Varios participantes nuevos- algunos llegados a través de contactos personales, otros a través de los “Días Fijos” – y un tema que surgió del último encuentro como lo es el proyecto “Día Fijo para Empresarios y Ejecutivos”, le dieron a las conversaciones una fuerte dinámica: “El centro personal”.

El centro personal: Un tema que desde la pedagogía de vinculaciones quedó a la vista bajo el aspecto de la fuerza especial de la vinculación personal; un tema que también juega un papel central en el concepto de comunicación, concepto de corriente y concepto social del Padre Kentenich. Después de un pequeño impulso sobre el tema, enriquecido por ejemplos de la vida del Padre Kentenich como centro personal (como lo fue en la generación fundadora o para los padres que trabajaban con el movimiento en el llamado Círculo del Rey Arturo), los participantes se dejaron incentivar por mensajes originales del Padre Kentenich y esto determinó el transcurso del encuentro. Este es el método de trabajo probado por AKIE: el tema se desarrolla basado en las experiencias concretas y en las preguntas de los participantes, y es complementado por los textos del Padre Kentenich para que. “Sus corazones prendieron fuego” y experiencias personales como fuente de conocimiento: esto es Kentenich puro.

Capacidades interiores

Interés personal – también por las pequeñeces en la vida de un empleado, la empatía, calidez humana, emoción interior con la que uno se enfrenta al empleado, el permitir una cercanía cariñosa en lugar de una distancia respetuosa: palabras claves que una y otra vez surgieron de la lectura de los textos del Padre Kentenich.

“A fin de cuentas la Cultura de Alianza es un estilo de conducción”, así lo dijo uno de los participantes. “Como ejecutivo yo entiendo mi trato con los empleados caracterizado y plasmado por una Alianza”.

Tu experiencia se convierte en mi experiencia

El paso del contar al entender e interpretar las experiencias comunes es perfecto y con las “tarjetas de experiencias” en el tablero de la moderación, se solucionan algunas “tarjetas de preguntas” casi por sí mismas. Hay una persona que cuenta sobre el lema que usa para conducir a sus empleados: “tu experiencia se convierte en mi experiencia”. Lo que significa: Me intereso no sólo por tu trabajo, sino también por ti, tu vida y tu persona. Esto significa concretamente que el plan de trabajo se adapta a especiales desafíos familiares como por ejemplo una cirugía mayor del padre de familia o el riesgoso nacimiento del primer hijo…”. Así hago presente al Padre Kentenich en mi empresa: en la medida que yo transmita: tú eres para mí muy importante como persona”

Otro lleva una lista con la fecha de los cumpleaños y se toma el tiempo para conversaciones: “Y así podemos confiar el uno en el otro en situaciones difíciles”.

Y la unión interesada con los empleados tiene un beneficio adicional absolutamente medible, la mayor plenitud de vida: “Yo tengo que crear vida, la vida se crea sólo de la vida. No me puedo quedar sólo en las ideas y transmitir solamente el flujo de ideas. Allí me encuentro con la vida y esa vida la acojo en mí” dice el Padre Kentenich.

¿Comportamiento infantil, alta tensión, trabajo o persona humana?

Los momentos en la vida práctica son siempre interesantes: Cuando tengo que despedir a un empleado, ¿es compatible eso con los intereses personales? ¿Cómo actúo frente al comportamiento infantil (“¡¡¡yo quiero eso, pero ahora y así!!!!!!”)? ¿Y frente a los empleados que siempre están produciendo alta tensión? “A veces es más fácil que con aquellos que se tragan todo y a través de su mal humor paralizan a toda la empresa…”. Y el tema que siempre mueve a todos: ¿Cómo funciona eso en el stress del trabajo que tiene que ser hecho y personas que necesitan hablar ahora, que necesitan mi atención y mi tiempo? Si espero siempre a que todo el trabajo esté realizado y recién ahí me tomo el tiempo para conversar, puede resultar que la puerta ya esté cerrada…

Y a más tardar en la noche, junto a vino, papas fritas y mucho tiempo, se crean planes e ideas… incluso una “sección” italiana de AKIE…

Sensación de obra en construcción, santuario y centro personalizado Kentenich

El encuentro AKIE este fin de semana tiene algunas características: se realiza en medio de las obras de construcción, ya que la construcción de la cafetería, incluyendo los efectos secundarios, está en pleno apogeo; el lugar dónde se colocará la estatua del Padre el 20 de mayo está libre de rocas (“¡Vista despejada al Santuario!”) y el tener los zapatos sucios son los rasgos distintivos de este fin de semana. Configurar el mundo trae consigo sentimientos de obra de construcción. Quien no se ensucia las manos (y los zapatos) en la valiente intervención en la historia del mundo, no la va a cambiar.

El encuentro comenzó en el Santuario y finalizó con un coro de cosecha muy personal en la “habitación del Fundador”, ahí dónde – aún – se encuentra la estatua del Padre Kentenich que espera hasta la fiesta el 20 de mayo y con la bendición para todas las medidas concretas. No podía haber sido otro lugar. Y probablemente el 20 de mayo será una especie de Encuentro de AKIE adicional porque todos vendrán. No puede ser de otra manera. Se trata del centro personal del AKIE.

Más información: www.ikaf.de

1 Responses

  1. I would like to knock how to joint to this life flow with An english or spanish attendants. I belongs to Schonstatt since 30 years ago. I am a ejecutivebin in an enterprise and i would like to build the culture of the father Kentenich in the word place
    Thanks to help

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *