Publicado el 15. mayo 2016 In Taller de comunicación kentenijiana, Vida en alianza

Plantando el mandarino de la comunicación

PARAGUAY, por Gisse Peralta •

Un fin de semana, muchos aprendizajes. El viernes 30 de abril, nos encontrábamos en Tupãrenda, un poco más de 20 comunicadores paraguayos, un brasilero y un chileno, con María Fischer, comunicadora schoenstattiana, encargada de la web Schoenstatt.org.

El objetivo era hablar sobre la Comunicación Kentenijiana, basado en la investigación de María sobre la Revista MTA, boletín que enviaba el Padre Kentenich a los congregantes, durante la guerra. Y así lo hicimos, hasta el domingo 1 de mayo.

El viernes nos mostró los dos primeros momentos de la comunicación kentenijiana: el entusiasmo y la experiencia. A partir de éstos, se desarrolla el servicio desinteresado, que representa comunicar bajo este estilo de comunicación.

«Evidentemente cada vez que veamos una mandarina, recordaremos el taller»

Voy a plantar un mandarino

Durante el taller, tuvimos una marcada comparación con la mandarina. “Si a mí me gusta la mandarina, voy a plantar un mandarino y querer que todos planten un mandarino también; mi comunicación tiene que invitar a los otros a plantar su mandarino con libertad”, nos dijo María.

La forma en que se invita a los otros a “plantar su mandarino”, en la comunicación kentenijiana, se da a través del testimonio, narrando historias reales, y de esta forma, seguir escribiendo el Evangelio. Así también, la comunicación kentenijiana, está enmarcada en la cultura del encuentro (cultura de alianza), y la motivación es siempre el amor a los demás.

Todos los asistentes nos quedamos con la tarea de encontrar estas vivencias en nuestro día a día y compartirlas, sin prédica, simplemente dando testimonio de nuestra vida, con una actitud renovada de servicio desinteresado.

index

Rafael Vera: Una camionada de comunicación que sera exparcida en muchos puntos

 

Fuente: Revista Tuparenda, mayo 2016

Etiquetas: , , , ,