Publicado el 30. enero 2019 In JMJ Panamá 2019

Un centro de espiritualidad de Schoenstatt a la sombra de una ermita de la Mater

JMJ2019 PANAMÁ, María Fischer •

Jueves, 24 de enero de 2019. Entre la catequesis y misa en alemán en el Centro de Espiritualidad de Schoenstatt en San Francisco de la Caleta, un gran grupo del Neocatecumenato de Nicaragua reza y canta bajo el gran árbol frente de la iglesia y pide poder cantar a la “Virgen de Schoenstatt” en la hermosa ermita, frente a la cual hay unos peregrinos alemanes, de la diócesis de Münster. Uno de los acompañantes adultos destaca que también en Münster hay Schoenstatt, en Münster mismo, en Borken… Insiste en que se publique en Schoenstatt.org que también los peregrinos de Münster estuvieron aquí, y que rezaron en este rincón convertido en un Centro de Espiritualidad al servicio de los peregrinos de todo el mundo.—

Grupo de Nicaragua

Durante toda la mañana y cada mañana, en el lugar de las catequesis, o sea, en la plaza al lado de la iglesia, los padres de Schoenstatt estuvieron disponibles para el sacramento de la reconciliación, así como también durante las tardes y especialmente durante la adoración del Santísimo en las noches. Esta Jornada Mundial de la Juventud es como un gran retiro entre cantos, bailes, encuentros con el Papa y con gente de tantos países unidos en la misma fe. Un retiro en el mejor sentido de la palabra, un tiempo que toca corazones y los abre para el encuentro personal con María, con Jesús, con Dios.

Este encuentro profundo, que para muchos jóvenes es el primero en la vida, necesita un espacio – un espacio de silencio, de presencia del Santísimo, de sacerdotes y personas espirituales, del testimonio como historia real de la vida, y sí, también de canciones que ofrezcan las palabras que uno no encuentra aún. Este fue el servicio ofrecido en San Francisco de la Caleta, primero por los universitarios de Austin con el P. Jesus Ferrás, pero también por muchos otros jóvenes de Schoenstatt, miembros de la parroquia del P. Rómulo Aguilar.

Grupo de Münster, Alemania

Momentos de encuentro

En una noche, después de una larga peregrinación desde el parque de la juventud hacia la parroquia, la Virgen Peregrina de Fátima (ahora ya sabemos, del país de la próxima JMJ), llegó a la parroquia – y cientos de personas saludaron a la Mater en la ermita, pasando por los grandes carteles que avisaban sobre el Centro Espiritual de Schoenstatt.

Los jóvenes de Ecuador le regalaron a la parroquia una gran imagen del interior del santuario que fue colocada al lado de la ermita, y se consagraron frente a ella para salir como instrumentos de María a la JMJ.

Como el colegio, donde los schoenstattianos están alojados, queda muy cerca, el Centro Espiritual de San Francisco de la Caleta se convirtió en lugar de encuentro de los jóvenes de Schoenstatt – también de los jóvenes que no estaban antes en Costa Rica. Se ven peregrinas, banderas de ramas o de Schoenstatt, cintas, bufandas, los famosos chalecos de los voluntarios schoenstattianos de la parroquia. Se habla, se reza, se canta… Un Schoenstatt vivo dentro de esta Iglesia viva que es la Jornada Mundial de la Juventud.

Momentos culminantes: Adoración del Santísimo

Durante todo el día, hay adoración del Santísimo en la capilla de adoración – y las peregrinas puestas en frente de la Custodia hablan de la presencia de los schoenstattianos y que ellos no confían solo en lo bien preparado, en su compromiso, sino que entregan su esfuerzo a todos los jóvenes que vienen al Señor y a la Mater.

En varias horas de la tarde y en la noche, se lleva el Santísimo al altar central y hay adoración abierta para todos – y justo como corresponde a jóvenes que durante todo el día corren de un evento al otro, cantando, bailando, que escuchan tantos mensajes importantes…  y que vienen ahora para descansar en la presencia del Señor, para hablarle, para estar simplemente sin hablar…

Estamos con mis anfitriones, en la última adoración, el viernes por la noche. Un clima de devoción, silencio, cantos en inglés y en español, acompañados por guitarra, un testimonio personal sobre lo que se lleva de este día, del Vía Crucis con el Papa, en el fondo de la iglesia, confesiones…

Entran jóvenes con una Virgen Peregrina en brazos, entra un argentino con una bandera sobre su espalda, dos jóvenes de Australia que se quedan un largo tiempo, fascinadas de escuchar canciones y oraciones en su lengua. Guillerme, de la JUMAS de Brasil, ofrece su resfrío y dolor de cabeza, así como la pérdida de su segundo celular en estos días… y la libertad de encontrar que se puede vivir (unos días al menos) sin celular.

Me asusto un poco al darme cuenta de que ya ha pasado una hora y acordamos con mis anfitriones quedarnos unos minutos nomás, pero ellos todavía no quieren irse….

 Fotos:

JMJ2019 Panama San Francisco de la Caleta

VIDEO HECHO POR LA PARROQUIA

Etiquetas: , , , , , ,

1 Responses

  1. Qué emoción sentir que a través del Santo Padre, se repita exactamente la parábola del hijo pródigo y del Padre Misericordioso! Y qué alegría también que Schönstatt, que anhela y se siente llamado a ser «corazón de la Iglesia», comience a hacer vida el anhelo de nuestro Fundador, el Padre José Kentenich. Felicitaciones y ánimo. la Mater está contenta con sus jóvenes y su apostolado. Ma. Piedad Medina M. LAF Ecuador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *