Publicado el 26. enero 2019 In JMJ Panamá 2019

Es este Pastor Bueno que viene a buscar la oveja perdida y sí, hoy la encontró

JMJ2019, María Fischer •

Qué cara de padre, de buen pastor, de solidaridad, la de nuestro Papa Francisco al escuchar el testimonio de este joven en el Centro de Cumplimiento de Menores Las Garzas, en Pacora. El Papa Francisco está con sus preferidos, con personas de una de las periferias existenciales hacia donde urge que los cristianos salgan. Una de esas periferias existenciales a donde salen schoenstattianos en varios países con proyectos de la pastoral carcelaria, como la pastoral carcelaria “Visitación de María”, como la Casa Madre de Tupãrenda, en Paraguay, que tengo el privilegio de conocer de cerca.—

“Causé un daño muy profundo a un ser querido y a mí”, le cuenta Luis al Papa. “Cuando me detuvieron en abril de 2016, creí que todo había acabado. Al principio fue duro convivir con otras personas privadas de la libertad, pero cuando me trasladaron al Centro de Cumplimiento de Pacora, meditando una noche, algo me dijo que no todo había terminado, porque mi propósito es grande. En ese momento comprendí que mi Padre Dios estaba conmigo, y que si estoy en este momento hablando con usted es por gracia y amor de parte de Dios, mi Cristo amado. Me siento agradecido, porque puso a aquellas personas en mi caminar para ayudarme a culminar mis estudios secundarios y lograr ese cambio en mi vida. Lo que espero, o cómo me veo en un futuro, es siendo un chef internacional y un técnico especializado en refrigeración. Espero darle esa alegría a mi madre y estar en comunión con aquella parte de mi familia que perdí”. Entre la alegría y el cariño en la cara del Santo Padre y las palabras de Luis, uno siente como si estuviera de nuevo en la cárcel de menores en Itauguá, escuchando sus historias y siendo testigo del escuchar paternal-maternal y misericordioso del P. Pedro Kühlcke y de Ismelda y todos los demás que le acompañan semana a semana. Más tarde, en la conferencia de prensa, la directora Emma Alba de Tejada contó que Luis y otros jóvenes fueron liberados después de la visita del Papa, y que un joven, que antes estaba lleno de deseos de venganza y tristeza, después de confesarse con el Santo Padre le dijo: “Estoy transformado y quiero cambiar mi vida, y lo puedo.”

Cristina Rodriguez/panama2019

El Centro de Cumplimiento de Menores Las Garzas fue inaugurado en 2012 y tiene una capacidad de 192 reclusos. Considerado ahora modelo, no solamente en Panamá, ofr internos deben participar de modo obligatorio en los seminarios organizados por el Instituto Nacional para la Formación Profesional y la Formación para el Desarrollo Humano (INADEH). Además, un equipo de asistentes sociales, psicólogos y profesores, cooperan con un sistema de rehabilitación bajo la supervisión de la UNICEF. Para desarrollar esta misión la institución también ha recibido el apoyo económico de la Unión Europea.

Superar la “cultura de rótulos”

Fue la primera vez en la historia que la liturgia penitencial, un momento central de cada Jornada Mundial de la Juventud, se llevó a cabo en una cárcel. El Papa quiso llevar la Jornada Mundial de la Juventud a jóvenes que no podrían asistir, que no podrían salir del lugar donde cumplen su condena, y por eso se trasladó casi 50 km hacia la cárcel de menores, donde le esperaban los jóvenes de varios centros de detención. Por tratarse de un centro de esta naturaleza, correspondió solo a los internos, sea la preparación, así como el desempeño de todos los ministerios de la liturgia, como el canto, los lectores y las invocaciones.

“Jesús no tuvo miedo de acercarse a aquellos que, por un sinfín de razones, cargaban sobre sus espaldas el odio social, como eran los publicanos ―recordemos que los publicanos se enriquecían con base en el saqueo de su mismo pueblo y provocaban mucha, pero mucha indignación― o con el peso de sus culpas, errores o equivocaciones, como los así llamados pecadores. Lo hace porque sabe que en el cielo hay más fiesta por un solo pecador convertido que por noventa y nueve justos que no necesitan conversión (cf. Lc 15,7). “, dice el Papa en su homilía. Él tampoco tiene miedo de acercarse a los llamados pecadores, inútiles, marginados y criminales… “Es este Pastor Bueno que viene a buscar la oveja perdida y sí, hoy la encontró”, dijo Emma Alba de Tejada. Posiblemente nunca en una JMJ un Papa hizo una prédica frente a tan solo alrededor de 100 jóvenes, pero sus palabras llegaron a ellos y ojalá que lleguen a muchos más, a los que se solidarizan con los que fallaron en un momento de su vida… y quien sabe, también a los que se llaman a sí mismos “justos”.

El Papa dio un mensaje fuerte contra lo que llama la “cultura de rótulos”, la manera de etiquetar a personas:

“Con la vida de la gente parece más fácil poner rótulos y etiquetas que congelan y estigmatizan, no solo el pasado sino también el presente y el futuro de las personas. Rótulos que, en definitiva, lo único que logran es dividir: acá están los buenos y allá están los malos; acá los justos y allá los pecadores.

Esta actitud contamina todo, porque levanta un muro invisible que hace creer que, marginando, separando o aislando se resolverán mágicamente todos los problemas. Y cuando una sociedad o comunidad se permite esto y lo único que hace es cuchichear y murmurar, entra en un círculo vicioso de divisiones, reproches y condenas; entra en una actitud social de marginación, exclusión y de una confrontación tal, que le hace decir irresponsablemente como Caifás: “Conviene que uno muera por el pueblo, y que no perezca la nación entera” (Jn 11,50). Y normalmente el hilo se corta por la parte más fina: la de los más débiles e indefensos”.

Cristina Rodriguez/panama2019

El agua más pura no sabe a nada

Agrega un ejemplo grafico que queda en la mente: ¿Cuál es el agua más pura? El agua destilada, claro. Pero en una ocasión le dijo un campesino: “Padre, el agua es tan pura que no sabe a nada”.

Así son los tan justos, los tan puros, dice el Papa, ¡que no tienen sabor a nada, ni pueden atraer a nadie! Jesús, al contrario, aceptó la complejidad de la vida, las historias personales de fracaso y éxito, de caer y levantarse, con “un amor que inaugura una dinámica capaz de ofrecer caminos y oportunidades de integración y transformación, de sanación y de perdón, caminos de salvación. Comiendo con publicanos y pecadores, Jesús rompe la lógica que separa, excluye, aísla y divide falsamente entre “buenos y malos”. Y no lo hace por decreto o con buenas intenciones, tampoco con voluntarismos o sentimentalismo, lo hace creando vínculos capaces de posibilitar nuevos procesos; apostando y celebrando cada paso posible”.

Cristina Rodriguez/panama2019

Se puede

Un mensaje de aliento: «Once de los doce apóstoles eran pecadores pesados, porque cometieron el peor de los pecados: abandonaron a su Maestro, otros renegaron de él, otros se escaparon lejos. Traicionaron, los apóstoles, y Jesús les fue buscando uno a uno, y son los que cambiaron el universo. A ninguno se le ocurrió decir: “No vas a poder”, porque habiendo visto el amor de Jesús después de esa traición, “voy a poder porque vos me vas a dar la fuerza”.

«Así rompe también con otra murmuración nada fácil de detectar y que “taladra los sueños”, porque repite como susurro continuo: “no vas a poder, no vas a poder”. Es el cuchicheo interior que aparece en quien, habiendo llorado su pecado y consciente de su error, no cree que pueda cambiar. Es cuando se cree interiormente que el que nació “publicano” tiene que morir “publicano”, y eso no es verdad.

Amigos: Cada uno de nosotros es mucho más que sus rótulos. Así Jesús nos lo enseña e invita a creer. Su mirada nos desafía a pedir y buscar ayuda para transitar los caminos de la superación. Hay veces que la murmuración parece ganar, pero no le crean, no la escuchen. Busquen y escuchen las voces que impulsan a mirar hacia delante y no las que los tiran abajo”.

Alianzas fraternas

“En breve continuaremos con la celebración penitencial, donde todos podremos experimentar la mirada del Señor, que no mira un rótulo ni una condena, sino que mira hijos. Mirada de Dios que desmiente las descalificaciones y nos da la fuerza para crear esas alianzas necesarias que nos ayudan a todos a desmentir las murmuraciones, alianzas fraternas que permiten que nuestras vidas sean siempre una invitación a la alegría de la salvación”, dijo el Santo Padre al final. En el momento de las confesiones no se permitieron las cámaras de transmisión.

La señal de TV transmitida en estos largos minutos es significativa: rejas y alambre de púas, pero atrás se celebra la fiesta del hijo que vuelve a casa… con el Padre que le espera con los brazos abiertos.

Finalmente, el Papa fue despedido por los 30 detenidos que construyeron los confesionarios para la Jornada Mundial de la Juventud. Recibió regalos hechos en los diferentes talleres, entre ellos canastas con panes, incluso de tipo argentino, un cuadro pintado por un joven, un báculo del taller de carpintería, una imagen de la Virgen…

Cristina Rodriguez/Panama2019

Otro viernes de la misericordia

La directora de “Las Garzas” explicó cómo fue evolucionando el ánimo de los jóvenes al saber que el Papa Francisco visitaría el centro de detención: “Al inicio fue difícil, porque creían que el Papa venía a hablar solo con los católicos, pero gracias a todo un equipo, y sobre todo gracias a Dios, logramos demostrar a los chicos que el Papa venía no solo por los católicos, sino a transmitir un mensaje de amor y de esperanza a todos los jóvenes de los cinco continentes”.

Emma Alba de Tejada anunció que una Juez de Cumplimiento otorgó 9 libertades condicionales , entre ellos Luis…

Paolo Rufino, prefecto del dicasterio de comunicaciones del Vaticano, en una rueda de prensa posterior, destacó lo singular de este evento, mientras que Alessando Gisotti, director ad interim de la Sala Stampa del Vaticano, quien inmediatamente después tuvo la suerte de entrevistar al Papa, destacó a felicidad de Francisco con este otro viernes de la misericordia. “Escuchamos estos días este grito ‘Esta es la juventud del Papa’. Estos jóvenes en la cárcel son también la juventud del Papa y en una manera muy profunda, desde su actitud de misericordia”.

Rueda de prensa. Foto: Maria Fischer @schoenstatt.org

Texto completo de la homilía del Papa Francisco en el Centro de Cumplimiento de Menores Las Garzas de Pacora, 25.01.2019

Etiquetas: , , ,

1 Responses

  1. Este nuestro papa, no nos deja de sorprender, a pesar de que creemos que conocemos su estilo, su inclinacion predilecta hacia los mas desprotejido, cada acto de amor nos deja renovada con lo sorprendente de su actuación. Que ganas tengo que algun dia pueda estar aca en Paraguay con los jovenes(menores) privados de su libertad, y de la forma que solo él lo sabe hacer, incurcionar en quienes más los necesita. La Pastoral Penitenciaria «Visitacion de Maria» de Paraguay esta agradecido con el Papa Francisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *