Publicado el 17. febrero 2020 In Dilexit ecclesiam, Iglesia - Francisco - Movimientos

Primeras impresiones del Congreso nacional de Laicos “Pueblo de Dios en salida”

ESPAÑA, María Paz Leiva •

En la cola para acceder al registro le pregunté a un participante: “¿Y tú por qué te has apuntado al congreso?” – Me respondió: “porque soy cristiano comprometido, soy Iglesia”. —

Desde el principio el congreso quiso ser un Pentecostés renovado. Se representó muy bien: un grupo de personas de todas las edades subieron al escenario vestidos como lo hacían los judíos en el cenáculo. Una vez arriba, se quitaron las vestiduras y adquirieron su aspecto del siglo XXI. Todos distintos, diferentes, diversos…imploraron el Espíritu para este congreso, para nuestro tiempo.

Al fondo del gran espacio de encuentro unas mamparas hacían de capilla. El santísimo expuesto a todas horas y siempre acompañado de participantes y no participantes que oraban “unánimes”.

Desde las pantallas se nos invita “Sal a ser luz”.

El lema del congreso se tomó de “la alegría del evangelio”, donde el Santo Padre dice que somos “pueblo de Dios en salida”.

El nuncio apostólico leyó el mensaje del papa Francisco para el congreso.  “Vivir en coherencia con el don recibido…no somos una agrupación más, sino la familia de Dios”. El pueblo de Dios “está llamado a dejar atrás sus comodidades y dar el paso hacia el otro intentando dar razón de la esperanza…” ¿Nos suena? Yo creo que sí: “¡despertad y despertaos mutuamente!”

Y continúa el Papa Francisco: “Es la hora de ustedes, hombres y mujeres comprometidos en el mundo de la cultura, la política y la industria…” ¿Nos suena? Yo creo que sí: “en todos los ámbitos posibles”.

El Papa Francisco nos pide que evitemos las tentaciones del laico en la Iglesia: el clericalismo, que describe como una plaga, la competitividad y el “carrerismo” eclesial, la rigidez y la negatividad. ¿Nos suena? Yo creo que sí: perdemos energía por pertenecer a un club privado, en el que aspiramos a ser jefes de algo.

Continúa el Papa: “ No tengan miedo de patear las calles, de entrar en cada rincón de la sociedad, de llegar hasta los límites de la ciudad, de tocar las heridas de nuestra gente…esta es la Iglesia de Dios, que se arremanga para salir al encuentro del otro”. ¿Nos suena? Yo creo que sí: con lo calentitos que estamos en nuestro corralito, peinando ovejas, con gente como nosotros.

Así empezó el congreso y así son mis recuerdos “en caliente”.

Se nos presenta una oportunidad para salir de nuestra zona de confort, conocer lo que hacen los demás en la Iglesia y compartir proyectos sin buscar protagonismo. Es la hora de poner en marcha el tercer fin de Schoenstatt: la CAU.

Porque somos cristianos comprometidos, somos Iglesia.

Paz Leiva, en salida

Unos de los schoenstattianos presentes, entre ellos cuatro miembros del equipo de schoenstatt.org: Juan Zaforas, Paz Leiva, Miguel Ángel Rubio, P. José María García

Página oficial del Congreso nacional de Laicos, España

Mensaje del Papa Francisco para el Congreso de Laicos

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *