Publicado el 28. agosto 2016 In Misiones

Más de mil trescientas casas recibieron la visita de los misioneros

BRASIL, via Jumasbrasil.com.br

“Schoenstatt en salida, puertas de la misericordia”. Ese fue el lema que impulso a noventa y tres misioneros de la Juventud de Schoenstatt a renunciar a una semana de vacaciones, al trabajo y a las preocupaciones del mundo, para dedicarse enteramente a llevar la Palabra de Dios, su amor y su misericordia a las personas de Bragança Paulista, San Pablo.

La misión Joven Taberna 2016 se realizó del 16 al 23 de julio en los barrios Aguas Claras, Vem Viver y Enedina Cortez. Los jóvenes se dividieron en tres comunidades misioneras y se vincularon a dos capillas pertenecientes a la parroquia San Benedicto, de Bragança Paulista: la capilla Santa Clara y a la capilla Nuestra Señora de las Gracias. El trabajo misionero contribuyó a aumentar la participación en esas comunidades y en la formación de un grupo de jóvenes.

Cada uno está invitado a ser esa puerta de entrada para experimentar el infinito amor de Dios

Más de mil trescientas casas recibieron la visita de los misioneros, cuyos habitantes conversaban, rezaban e intercambiaban sus experiencias de amor y de misericordia de Dios. Todos los días hubo también momentos para niños, jóvenes y adultos, rezo del rosario y Sta. Misa. Todas esas actividades generaron grandes experiencias del amor y de la misericordia de Dios en la vida de la gente, lo que expresaron con bonitos testimonios de fe y conversión.

Este Año Santo de la Misericordia es una invitación a sumergirnos en el amor de Dios de manera más profunda y también a llevarlo a los demás. Por eso, el lema tiene las palabras “puertas de misericordia”, en plural, porque cada uno es invitado a ser esa puerta de entrada para experimentar el infinito amor de Dios, pero también es llamado a ser puerta abierta, de donde pueda fluir la misericordia que va al encuentro del prójimo. ¡Es necesario estar en salida!

“Vi y viví de manera muy concreta la misericordia de Dios en estos días de misiones”

Y fue exactamente esa puerta abierta al amor de Dios que llega y que va al encuentro del prójimo lo que señaló Maiara Oliveira, de la Juventud Femenina de Schoenstatt de Mairiporã, San Pablo, que participó por segunda vez en las Misiones: “¡Misericordia! ¡Esa es la más pura definición de las Misiones Jóvenes Tabor de 2016! Con la certeza de que cada misión es única, esta vez fui sorprendida con una misión tan especial como lo fue la primera en la que participé, en 2015. Cuando la mayoría estaba muy cansada, solamente las gracias de la MTA podían hacer que sucedieran grandes cosas, sacrificio sobre sacrificio, renuncias, entregas, para ser la “puerta de misericordia” para los demás, pero lo que más me marcó fue recibirla. Vi y viví de manera muy concreta la misericordia de Dios en esos días de misiones”.

Y las Misiones generan vida por donde pasan. Thércio Menezes, de la Juventud Masculina de Schoenstatt de Brasilia, Distrito Federal, nos cuenta un poco sobre cómo fue vivir esto en su primera misión: “Viví las Misiones primeramente en lo personal. Fui a aprender a donarme apostólicamente, así como Jesús lo enseñó. Como parte de Jumas, fue sentirme ahora mucho más parte de la Generación Misionera. Tener la oportunidad de viajar desde Brasilia para participar en las Misiones fue una gracia enorme, porque además de hacerlo lo principal ha sido llevar a casa más fuego aún, fuego que debemos compartir con la Familia de Schoenstatt ‘Tabor de Esperanza’, que tendrá la gracia de misionar en la llanura central en octubre de este año”.

Después de esa intensa semana de misión, espiritualidad elevada y bellas experiencias con Cristo, el ideal misionero vuelve a casa con un ardor aún mayor por Schoenstatt en salida en la vida diaria, actuando como Puertas de Misericordia con todas las personas con quienes viven.

FUENTE

Original: Portugués. Traducción: P. Esteban Casquero, Coronel Dorrego, Argentina/ aat

Etiquetas: , , , , , , , ,