Publicado el 7. febrero 2016 In Misiones

Francisco Carrera, el “abuelo joven” de las Misiones Familiares en Magdalena

ARGENTINA, por Lilita y Carlos Ricciardi •

El sábado 30 de enero, último día de las Misiones Familiares de Schoenstatt de La Plata en Magdalena, Francisco Carrera, joven abuelo de 76 años, nos contó su primera experiencia como misionero. Es ingeniero, viudo, con hijas y nietos, perteneciente a la Obra Familiar de La Plata desde aproximadamente 40 años. Es ministro de la Eucaristía y fiel custodio del Santuario de la Liberación del Padre.

Durante el año asistió a los rodajes y fue sintiendo que los jóvenes lo incorporaban espontáneamente al grupo, con la naturalidad propia de la edad. Con ellos trabajó en la espiritualidad de la Misión. Así, llegó el día de la partida; reunidos en torno al Santuario sintió la calidez del abrazo comunitario saludando a la Mater y entregando a Ella esta Misión.

Le preguntamos:

¿Qué expectativas tienes sobre esta Misión?

“Sentía curiosidad por experimentar la iglesia en salida, no encerrada en sí misma. Esa nueva iglesia, proyectada hacia afuera, en busca del hermano, que el Papa Francisco nos pide que ayudemos a realizar”.

P1030523

Familia de Misión… con perro misionero

¿Qué te llevas de esta Misión?

“Fue una experiencia de Schoenstatt y de Iglesia muy fuerte.

Si bien había tenido otras experiencias de comunidad eclesial anteriores, siempre fueron entre pares. Cuando fui joven, entre jóvenes y como matrimonio, con otros matrimonios. Es la primera vez que tengo una experiencia de iglesia con adultos y jóvenes compenetrados en una misión.

Es una atmósfera fuertemente tocada por lo sobrenatural. Un vislumbre de cielo. Una vivencia del terruño, de mi tierra de Schoenstatt.

Percibí una iglesia desestructurada. Un “bochinche” en la línea del “lío” que el Papa Francisco les pidió a los jóvenes. Encontré una familia de Vida y de Misión.

Me llevo: fe, alegría y esperanza.

Mi fe fortalecida. Alegría por mucho tiempo y esperanza en la continuidad de la familia, que son estos jóvenes tan comprometidos con la iglesia”.

¿Qué le recomendarías a los que nunca misionaron?

“Que se animen a vivir esta experiencia comunitaria y misionera que les permitirá reafirmar en la práctica, los principios católicos. El Padre Kentenich hubiera misionado en familia, si estuviera en este momento con nosotros”.

P1030524
Los dos más “jóvenes” de la misión: en edad Regina Carelli casi 2 años (en brazos de su padre Enrique) y en años de joven, Francisco Carrera

Etiquetas: , , , , , ,