Publicado el 26. diciembre 2019 In Obras de la misericordia

Porque estuve hambriento y me dieron de comer …

BOLIVIA, Roberto Henestrosa •

El domingo 22 de diciembre, estuve en Tarija, un departamento al sur de Bolivia, por un campeonato de fútbol de Federico (nuestro hijo de 10 años). Fuimos a la catedral y me sorprendió ver en misa a tres indigentes con «aroma» a alcohol, entre otros.—

Luego fuimos al patio central y allí mi sorpresa al ver unos 15 a 20 indigentes más. Todos los domingos les hacen un lunch ahí. Una obra de misericordia linda de compartir.

 

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *